Editorial: el 2021 que se viene

en La Hoja Socialista 21/Novedades


Por estos días todos hablan de un tema: el del retorno (o no) de las clases presenciales. A un lado, docentes, alumnos y familiares defienden lo más elemental, la vida. Del otro, los políticos nos mandan al muere, sean kirchneristas o macristas. En el fondo, lo que se está jugando es quién capitaliza políticamente la pandemia en un año electoral. Quien gane, va a decidir toda la política argentina. Si gana la oposición, habrá una catástrofe dentro del Frente de Todos, y viceversa. Existen dos puntos clave que definirán al ganador en octubre: la pandemia y la economía.

El primer problema nos muestra a un verdadero gobierno de inútiles. La “respuesta” a la pandemia consistió en una falsa cuarentena, que se liberó desde la hora cero. Declaración de “esencial” a producciones completamente accesorias, poco y nada de testeos, políticas de cercamiento de barrios pobres como Villa Azul.

Luego, el desastre de las vacunas. Sin ningún tipo de vergüenza, nos dicen todos los días una cifra diferente de vacunas que entrarían en los próximos meses. En diciembre se anunciaron 10 millones de vacunados a marzo, tras firmar un contrato por la Sputnik V por 20 millones de dosis. Al día de hoy se aplicaron poco más de 500 mil vacunas. Menos del 1% de la población. Mientras tanto, vamos 2 millones de infectados oficiales (porque se calcula que realmente hay 8 infectados por cada infectado oficial. Sí, tenemos infectados “blue”) y casi 50 mil muertos.

Es cierto que hay problemas de vacunación en todo el mundo. Pero aquellos que se ordenaron y lo hicieron rápido (caso Israel), han conseguido avanzar en la vacunación de hasta un tercio de su población. Más cerca, Chile vacunó en 11 días a casi dos millones de personas. Argentina no va a llegar a ese número siquiera en marzo. En los hechos, muchos le han perdido el “miedo” al virus, los casos aumentan, y la estrategia real del gobierno es dejar que el virus pase.


Ahora bien, frente al inútil y charlatán de Alberto, la oposición no tiene interés en que este problema se resuelva. Todo lo contrario: la inoperancia del gobierno es su camino de llegada a octubre. Lo muestra el problema de la apertura de escuelas. Larreta quisiera evitar esa apertura, pero sin perder el apoyo de su electorado, que demanda lo contrario. Entonces, el mejor escenario para Larreta, sería no abrir las escuelas por imposición del kirchnerismo (ya sea del gobierno, o de sus gremios). En esa lógica se basa la campaña del Jefe de Gobierno porteño: todo lo “hizo” a pulmón -con la quita de recursos por parte de Nación- y lo que no hizo, fue porque los kirchneristas no quisieron. Es la fórmula ganadora de Macri en 2015. En el medio, se juega nuestra vida.


De esta forma, la oposición camina, por la inoperancia del gobierno, hacia un triunfo bastante claro en octubre. Incluso, si el gobierno llega a agosto sin el problema de la vacunación resuelto (tal como parece que sucederá), puede perder las PASO, principal motivo por el que ya se habla de suspenderlas.


El otro elemento clave que está sobre la mesa es la economía. Ya lo explicamos: Argentina está quebrada. Desde el 2011 atraviesa una recesión industrial, y desde el 2017 una recesión formal. Al problema histórico del dólar, se le han sumado los efectos de la paralización de la actividad económica por la pandemia. El resultado: una masa enorme de desocupados, déficit estatal, industria paralizada, inflación extraordinaria.

El plan del gobierno es “aguantar” hasta agosto u octubre. Esto implicará enfrentarse con el campo cuando llegue la hora de captar los dólares que entren. A esta situación conflictiva con el resto de la burguesía, se suma una situación social grave con la masa creciente de desocupados. Ya se están observando situaciones provinciales complicadas.


Tanto por el lado de la economía, como por el de la pandemia, el gobierno hace agua y la oposición va camino a ganar las elecciones, siempre y cuando sepa resolver su interna y no se divida. Para nosotros, el escenario es el mismo, porque uno y otro nos mandan al muere y nos hunden en la miseria.


Y sin embargo, tenemos una alternativa. Sacarnos de encima a esta lacra de inútiles y gobernar nosotros. Para eso necesitamos actuar de manera unificada y de acuerdo a nuestros intereses. La herramienta existe y hay que desarrollarla. Es la Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados, que tendrá su primera instancia de deliberación el próximo 13 de marzo en 100 ciudades. Allí tenemos que discutir un programa y un plan de lucha para lograr una salida de fondo: el Socialismo.

Suscribite al WhatsApp de La Hoja Socialista y recibí todas las notas en tu celular

Etiquetas:

1 Comentario

  1. el socialismo hace 70 años que el ,NO ,lo tiene, historicamente ronda el 4/5%… por eso debe tener un programa claro y ofrecer al pueblo una solucion socialista, hacer saber que esta solucion no esta de un dia para otro, y tratar de ganar algun municipio, para dar el ejemplo , rondar un porcentaje cercano a dos cifras …. crear una ilusion , trato de entender lo cientifico, pero los pueblos americanos, por influencias religiosas, son propensos a esas visiones alucinantes de bienenestar futuro y bue si el mercado lo pide…. los mercados bienen de lejos del oriente de aladino y las alfombras voladoras…. es un pueblo que quiere esa fantasia corre por mi cuenta soy en culpable de lo que digo

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de La Hoja Socialista 21

¡Vacunas YA!

La vacunación VIP generó un escándalo político enorme. No es para menos,

La ANT en marcha

Hace ya casi dos décadas, la clase obrera argentina construyó una herramienta
Ir a Arriba