¿Por qué necesitamos una ANT?

en La Hoja Socialista 17/LHSMundoObrero/Novedades

La burocracia sindical se plegó completamente al Pacto Social de los Fernández. No piensa hacer paros ni movilizar. Por eso, es responsabilidad de quienes sostenemos una política de independencia de clase encabezar esta lucha. Es necesario debatir un programa completo de salida a la crisis, que ponga sobre la mesa todas nuestras necesidades, que exceden el salario y el subsidio a la desocupación. Por eso, es urgente convocar a una Asamblea Nacional de Trabajadores ocupados y desocupados que discuta un plan de lucha y un programa de salida de la crisis.

Pero, ¿por qué una ANT? Al calor de la crisis del 2001, la clase obrera organizó sus propias herramientas para pelear contra el gobierno y las patronales, y con el objetivo de defender sus condiciones de vida. El estallido fue el punto de llegada de varias experiencias (puebladas, cortes de ruta, etc.) que fueron gestando el movimiento piquetero a lo largo y ancho del país. La Asamblea Nacional Piquetera armó un piquetazo en 2001: tres semanas de cortes en todo el país entre julio y agosto. Fue el antecedente directo del Argentinazo.

Luego se llegó a formar una gran Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados (ANT) en 2002, que tuvo funcionamiento real hasta 2004. Allí se reunían delegados de obreros ocupados y desocupados de todo el país, y existía una verdadera deliberación sobre el conjunto de los problemas que enfrentamos, no solo en el terreno económico. Como se ve, la clase obrera fue capaz de poner en pie herramientas avanzadísimas para luchar ante la crisis. Por eso, tenemos que retomar estos ejemplos.

La crisis requiere que nos organicemos a la altura del golpe que nos dan los capitalistas. Y eso solo lo vamos a conseguir integrando a todos los trabajadores, no solo a los ocupados en blanco y sindicalizados que son una minoría de la clase, como quiere la izquierda trotskista. Todos somos parte de la clase obrera, aunque la burguesía intente dividirnos: el que trabaja en blanco en una fábrica, como el que sale a reclamar a la calle porque está hundido en la pobreza. Somos dos fracciones diferentes pero la clase es la misma, sencillamente porque solo tenemos nuestra capacidad para trabajar para poder vivir. Ninguno de nosotros vive de explotar otros trabajadores.

Es por eso que tenemos un montón de reclamos comunes: desde el salario hasta nuestras condiciones de vida en nuestros barrios, nuestras condiciones sanitarias, los hospitales en donde nos atendemos, nuestras escuelas, nuestras jubilaciones. Por eso, necesitamos más que nunca una herramienta que nos unifique. Al día de hoy, hay herramientas que reagrupan activistas y organizaciones obreras. Por un lado, el Plenario del Sindicalismo Combativo y por otro, los frentes piqueteros. Pero actúan separados. Tenemos que confluir hacia una integración mayor que sea nacional. La coordinación no se puede limitar a acuerdos regionales para ocuparse de conflictos locales. Tienen que aspirar a ser nacionales, porque la que está en juego es la clase obrera de todo el país.

Una ANT es una herramienta deliberativa real: es un espacio donde discutimos y resolvemos democráticamente el plan de lucha nacional que necesitamos. Con este planteo, llamamos a poner en pie ese plan de acción en todo el país, por los siguientes reclamos:

– Abajo el Pacto Social de los Fernández.
– Reapertura de paritarias, libres y con cláusulas gatillo. Recomposición salarial histórica. Salario mínimo igual a dos canastas básicas.
– Pase a planta permanente y blanqueo. Basta de precarización, tercerización y trabajo en negro.
– Plan de empleo público al servicio de las necesidades sociales en todo el país.
– Anulación de todos los subsidios a los capitalistas. Estatización bajo control obrero de toda fábrica que cierre. Reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario.
– Aumento de presupuesto en salud y educación.
– Fuera la burocracia patotera de nuestros sindicatos. Abajo la tregua.
– Que se vayan todos: los Fernández, Macri y todos los políticos patronales. -Que la crisis la paguen los capitalistas. Por una salida obrera y socialista a la crisis.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de La Hoja Socialista 17

Golpe de Estado

La renuncia de Evo o el impeachment a Dilma en Brasil, colocan
Ir a Arriba