La lucha abolicionista dentro del ENM

en La Hoja Socialista 16/LHSTreceRosas

El Encuentro Nacional de Mujeres debería ser el órgano político más importante que tenemos las mujeres en nuestro país. Por ese mismo motivo, debería fijar una estrategia y un plan de lucha de todo el movimiento feminista. Dentro de este, un punto central tendría que ser la lucha por la abolición de la prostitución, una de las principales formas de opresión de las mujeres y, sobre todo, de mercantilización de nuestros cuerpos.  

Las compañeras de Trece Rosas promovemos en el ENM actividades cuyos objetivos coinciden con muchas de las participantes. Propusimos dos talleres: el Taller de Estrategias Abolicionistas en el Aula, que motorizan nuestras compañeras docentes de la Corriente Nacional Docente Conti-Santoro, enfocado en los aspectos pedagógicos y las problemáticas institucionales, y el Taller de Estrategias Abolicionistas contra la Trata y la Prostitución, propuesta que se realizara en el ENM de Trelew del año pasado: la “creación de un taller de mujeres y estrategias para la abolición del sistema prostituyente y la inclusión del tema ‘pornografía’ y nuevas modalidades prostituyentes”. Dada la necesidad de generar acciones políticas concretas y frente a avance político, mediático y académico en defensa del “trabajo sexual”, este taller permitirá unificar a todas las abolicionistas para discutir diferentes estrategias, en base a las conclusiones y caracterizaciones que construyeron los anteriores talleres de encuentros pasados.

Creemos que este taller debe correrse del eje que únicamente centra el debate en las personas prostituidas y abarcar la problemática en su dimensión general, porque esa mercantilización no sólo afecta a las personas prostituidas, sino también al conjunto de las mujeres y las “identidades feminizadas”. Apuntamos especialmente a visibilizar la responsabilidad de los varones prostituyentes, quienes son cómplices del crimen transnacional de la trata con fines de explotación sexual. La prostitución es la institución por la cual los varones disputan, acuerdan, entregan, adquieren, roban, regalan el uso del cuerpo de las mujeres, travestis y trans en tanto mercancías o piezas de intercambio.

Los ejes que proponemos para el taller incluyen: Política sexual: la ideología prostituyente. La pornografía como cultura prostituyente. El gran silencio: los daños psicofísicos de las personas en prostitución. Políticas públicas destinadas a personas que fueron o pueden ser víctimas del sistema prostituyente. Tratantes, proxenetas y complicidades estatales: los prostíbulos, su vinculación con las rutas de la trata y los flujos económicos del dinero de la explotación sexual. Legislación, diferentes modelos de políticas públicas frente a la prostitución: los sistemas prohibicionistas, reglamentaristas y abolicionistas. Estrategias comunicacionales para la prevención y cuestionamiento de la cultura prostituyente. Entendemos que estas temáticas no están incluidas en otros talleres y le dan más amplitud a una discusión imprescindible. No es extraño que el kirchnerismo (a través de la CTA y AMMAR) y su feminismo queer, se opongan a nuestras propuestas de talleres. Porque, si algo le faltara ese seudo feminismo nefasto es su defensa del reglamentarismo prostituyente, que cuenta implícitamente con el apoyo de gran parte de la izquierda. Es por eso que invitamos a todas las compañeras y organizaciones abolicionistas a participar de las asambleas y de los talleres, sabiendo que nuestro enemigo está organizado y tiene las de ganar. Dada la importancia de la batalla, es necesario plantar bandera en estos espacios, porque nuestro deseo tiene valor pero no precio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de La Hoja Socialista 16

Ir a Arriba