En CONICET, los candidatos del ajuste se lavan la cara

en La Hoja Socialista 16

En los últimos días se difundió el pronunciamiento de centenares de científicos del CONICET que apoyaron a las principales fórmulas que disputan la elección presidencial: Macri-Pichetto y Fernández-Fernández. Esta es la culminación de una serie de maniobras y golpes de efecto de los partidos patronales que tuvieron como campo el CONICET. Primero, la renuncia de Dora Barrancos al Directorio intentó ser presentada como un cuestionamiento al ajuste en CyT, cuando Barrancos, que no hizo nada para enfrentar el ajuste en los años en que integró el Directorio, solo renunció porque tenía su mandato vencido y para que asuman otros directores K. Como el resto de los kirchneristas, que no movilizaron contra el ajuste en estos cuatro años, solo se acordó del CONICET en campaña.

Luego, una ignota científica, Marina Simian, que se presentó a un programa de preguntas y respuestas visibilizando la falta de presupuesto del CONICET, fue recibida por el presidente quien anunció que destrababa los fondos para financiar proyectos. Más tarde nos enteramos que la pareja de Simian es funcionario macrista, y todo no fue más que una puesta en escena. Hoy Barrancos es candidata a senadora por la Capital por la lista kirchnerista. Simian es una de las que firma la solicitada de intelectuales y científicos en apoyo a Macri.

Los argumentos que justifican los alineamientos a uno u otro lado giran en torno a la política científica bajo las gestiones kirchnerista y macrista. En ambos casos los pronunciamientos contienen medias verdades, que esconden detrás grandes mentiras. Los científicos kirchneristas denuncian el ajuste en curso en el sector de Ciencia y Técnica, y asocian la “década ganada” a un modelo basado en “la ciencia, la tecnología y el conocimiento generados en nuestro país”. Los científicos macristas (por ejemplo Sandra Pitta, que ha sido “escrachada” por Alberto Fernández) no niegan el ajuste en curso, pero señalan que el mismo comenzó con el kirchnerismo. Ambos tienen razón: el ajuste en Ciencia y Técnica comenzó con el kirchnerismo, y ha sido profundizado por la gestión de Cambiemos.

En la última década, los salarios de los científicos han perdido el 50% de su poder adquisitivo. La mitad de ese 50% se perdió durante el kirchnerismo, la otra mitad de la mano de Macri. Los despidos que se visibilizaron en los últimos años son producto de la precarización en la que se encuentra el primer escalafón de la investigación científica: los becarios. Sin derechos laborales ni estabilidad, se quedan en la calle al finalizar su beca, luego de haber trabajado de 5 a 8 años en el CONICET de manera precaria. El kirchnerismo no hizo nada por el pase a planta de estos trabajadores, lo que le facilitó a Macri dejarlos en la calle cuando el ajuste se profundizó.

Esos mismos despidos que hoy denunciamos, se produjeron también bajo el kirchnerismo. Desde hace más de una década se otorgan más becas que ingresos a Carrera de Investigador, el concurso por el cual los becarios pueden pasar a integrar la planta permanente del organismo. Esto ha ocasionado año a año “cuellos de botella”, que comenzaron en 2011, por los que cientos de becarios se van quedando afuera del organismo. Peor aún, los criterios de evaluación con los que el organismo decide quién se queda afuera y quién no, no son públicos, lo que se presta a las más terribles arbitrariedades. Con la restricción presupuestaria de Macri la cosa se agravó. Los despidos aumentan año a año, pero no son nuevos. Los científicos no están bien, sus salarios no alcanzan, los recursos no aparecen y las condiciones de trabajo son absolutamente precarias. Pero esta situación no comenzó hace 4 años, sino hace al menos 10. Por eso, llamamos a los científicos a no votar ni a Macri ni a los Fernández. No votar a quienes se acuerdan del CONICET solo para la campaña electoral.

2 Comentarios

  1. A un político se lo evalúa de acuerdo a los proyectos presentados, su asistencia a trabajar, etc….
    Como se evalúa la «eficacia / eficiencia» de un científico ?
    Como se distingue a aquel científico que descubre algo revolucionario de aquel que pasa sus años trabajando en proyectos de colegas ?

    En pocas palabras, como se diferencia al científico que concurre a trabajar, de aquel que realmente trabaja ?

  2. CREO QUE NO ES UN TRABAJO INDIVIDUAL, AL SER EL ADELANTO TECNOLOGICO INTERDISCIPLINARIO LOS PAISES QUE MAS AVANZAN SON AQUELLOS QUE SUS EQUIPOS TRABAJAN CON OBJETIVOS O PLANES ESTABLECIDOS POR EL ESTADO….. TANTO EU COMO RUSIA Y CHINA NO BUSCAN , A ESE NIVEL EL EXITO DE UN CIENTIFICO SINO DEL PAIS ., DEL IMPERIO…. CUBA ES OTRO EJEMPLO DEL ADELANTO CIENTIFICO , EN MEDICINA POR AHORA, SIN BUSCAR ESA EFICACIA O EFICIENCIA INDIVIDUAL DEL CIENTIFICO, SINO DEL PAIS….POR LO MENOS ES MI OBSERVACION SOBRE EL TEMA…. AQUI HAY SI LA MEMORIA NO ME JUEGA UNA MALA PASADA, 4 PREMIOS NOBEL Y EL PAIS ESTA PEOR QUE BURKINA FASO

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de La Hoja Socialista 16

Ir a Arriba