Del Socialismo a la Democracia: el PTS en caída libre

PTS sliderEn el comunicado anterior (Ver Sin estrategia de poder), señalábamos que todo lo que podía proponer el PTS, en las actuales circunstancias, era un afiche para el 24 de marzo. Nos equivocamos, tenía algo más: el lanzamiento de sus candidatos para las PASO de agosto. El llamado se hizo de forma unilateral. No se consensuó con el resto de los partidos, ni las candidaturas ni la voluntad de ir a las PASO.
En medio del comienzo de una crisis política, los partidos del régimen todavía no se animaron a sacar a sus candidatos. Claramente, no es momento. Pero eso no amedrenta al PTS, que se larga solo a buscar canalizar el descontento en las urnas, como Podemos o Syriza, en lugar de ofrecer una alternativa de lucha, como correspondería a cualquier partido revolucionario. Para colmo, quiere arrastrar ese descontento no a la lucha política general, es decir, contra el sistema político, sino a la disputa en el interior del frente. Una disputa que quieren resolver por la vía burguesa: las PASO.
El PTS abre una disputa en el FIT no por un planteo estratégico, sino simplemente para pelear una candidatura electoral. Lógicamente, una política abiertamente electoralista redunda en las mezquindades propias de la opción elegida.
Mientras se abre una oportunidad para la izquierda, el PTS no solamente emprende una campaña para desviar la conciencia de los trabajadores de la acción directa hacia las instituciones burguesas, sino que además se lanza a destruir al FIT. Lo sepan o no, se trata de una intervención irresponsable y que ayuda al enemigo.
Un Congreso de mentiritas…
El PO (otra vez) volvió a amenazar con el Congreso “del movimiento obrero y la izquierda”. Por tercera vez, lo ponen sobre la mesa. Ahora dicen que lo llevaron a una reunión de eso que le dicen “Mesa Nacional del FIT”. Hasta ahora, venía proponiendo un congreso, pero sin especificar para qué. Finalmente lo hicieron. Se trata de que la mesa del FIT defina una lista única y, luego, se llame a un congreso “para consagrar a esos candidatos y votar una campaña política”. No se va a deliberar nada: ni programa, ni dirección del FIT. Simplemente, se van a “consagrar” candidatos electorales. Eso no es un congreso, es un acto electoral. El PO propone algo similar al PTS ante la crisis: elegir candidatos y lanzar la campaña. La única diferencia, es que el primero quiere una lista más amplia y el segundo se quiere cortar solo.
Si Izquierda Socialista recibió la convocatoria para ese congreso, debería pronunciarse públicamente. Esperamos también a que los compañeros se dignen abrir la boca.

Fuera de los tres partidos, hay muchas organizaciones que militan por el FIT y que deberían pronunciarse también. A todos ellos, los invitamos a poner una fecha y organizar un verdadero congreso de militantes, donde se discuta y se vote un programa, un plan de lucha y una dirección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *