Violencia y fútbol en Argentina Es un paro cardíaco e insisten en tratarlo con enemas

en El Aromo n° 119/Novedades

Ricardo Maldonado – GCP (Grupo de Cultura Proletaria)

Con su particular capacidad para encontrar una arista positiva a cualquier acontecimiento ocurrido bajo la gestión peronista Página Dócil podría haber agrupado la secuencia que vamos a comentar bajo el título “Comenzó la reactivación”. El giro tomado por el Gobierno luego de la derrota en las PASO aceleró la vuelta del público a las canchas, y se pasó del supuesto 30% al 50% de espectadores (que a juzgar por las imágenes lo contabiliza el INDEC de Guillermo Moreno). Esto generó movimientos inmediatos en el mundo de los barrabravas y los dirigentes, que se superpusieron en el tiempo con los coletazos de situaciones cuyo origen es muy anterior.

Tiros en Avellaneda, semana pasada

Aunque se trata de noticias distintas sobre hechos ocurridos en los últimos 15 días, lo que las une no es solo el estar ligadas de una u otra manera al mundo del fútbol sino la cantidad de elementos recurrentes que nos permite encontrar, detrás de la disparidad, una estructura. Esa estructura es la que une a los clubes que compiten torneos profesionales de fútbol (sobre todo de las principales categorías, pero no solo en ellas) a burgueses, políticos y burócratas sindicales que ocupan cargos directivos en esos clubes. Y a estos con las mafias que se organizan en “las tribunas”.

El martes 28 de septiembre, ante la apurada la convocatoria a renovar los carnets por la vuelta del público a las canchas, los socios de Independiente se acercaron a la sede. Era posible que los socios expresaran el enojo por el hecho de haber estado pagando cuotas a clubes cuyas instalaciones y espectáculos no podían usufructuar. Algo así expresaban algunos comentarios en las redes sociales cuando comenzó en agosto la depuración del padrón:

“$250 pesos la renovación del carnet! ¡¿mas $400 el envío?! Hace más de un año que se paga la cuota sin pisar el club, manga de lacras.” 1

Sin embargo no fue así. Lo que atrapó las noticias policiales fue un enfrentamiento entre 2 facciones de la barra, la del Loquillo y la de Barracas. Con piedrazos y disparos de armas de fuego se enfrentaron en pleno centro de la ciudad de Avellaneda.

«Estas son bandas delictivas que se disputan territorio en la tribuna», expresó Gustavo Gómez, titular del Aprevide, en la semana previa a que regrese el público a las canchas, con un 50 por ciento de aforo”

mientras que “Yoyo” Maldonado, secretario general del club, lo contradecía:

«Acá no hay ninguna barra oficial. Independiente es el único club de la Argentina sin barras. Los echamos a todos del club»

Algo extraño de parte de un directivo que compartió la lista con Noray Nakis, actualmente en prisión domiciliaria por negocios comunes con el exjefe de la barra, Bebote Álvarez. Nakis, antes de ser directivo de Independiente, estuvo a la cabeza de Deportivo Armenio, en la única incursión del club en la primera A.

Me llevaron preso por comprar un hotel viejo. La causa mía es una barbaridad, viejo”, dijo Nakis, quien fue detenido en 2017 ya que los investigadores entendieron que el dinero recaudado por la barra se lavaba en algunos de los negocios que son propiedad del empresario armenio. La justicia analizó compras de joyerías y hasta un hotel alojamiento que tendría en partes iguales con Bebote Álvarez.” 2

Bebote Álvarez puso un restó temático en Bochini 733 ubicado al lado del estadio de Independiente, con tres pisos y una proliferación de objetos rituales de los diablos rojos que incluyen más de 500 camisetas firmadas por jugadores. Muchos hinchas apasionados desearían tener una camiseta de algún jugador destacado de su club como recuerdo Si se ganan la vida honestamente solo podrán conseguir algunas sin firma en una casa de deportes. Es el mismo sitio, entonces en construcción, desde dónde Bebote pasó el mando de la barra en el 2015, antes de pasarse una temporada en prisión.

Inspecciones con barretas y armas largas, la misma semana

La segunda notica de estos días ha sido la “inspección” realizada en el estadio de Newell´s Old Boys de Rosario abriendo una sala-bunker a la que los directivos del club (asumidos dos semanas atrás) no tenían acceso. Las llaves y la clave electrónica se encontraban en poder de un miembro (Brian “Pescadito” Sprío) de una de las tres facciones de la barra, ligado a Cantero, el jefe de la banda de Los Monos. El nuevo presidente Ignacio Astore, que estuvo a cargo del departamento médico del club por más de 10 años, obtuvo el triunfo con 5700 votos de los casi 20 mil habilitados a votar, en una campaña electoral en la que

el nuevo presidente fue amenazado vía llamada telefónica y le rompieron el auto cerca del Hospital Privado Rosario, donde trabaja” 3

La inspección-allanamiento se relaciona con que

En el Ministerio de Seguridad de Santa Fe pretenden marcar la cancha a la barra de Newell’s, que tras la asunción de las nuevas autoridades la semana pasada y el regreso del público a partir del 1º de octubre a los estadios, espera un reverdecer de su actividad. Durante la pandemia, la barra brava perdió ingresos importantes no sólo con el manejo de la venta de entradas sino también con los negocios paralelos, como el estacionamiento y los puestos de venta ambulante y el expendio de droga, entre otros.” 4

La relación de la barra de NOB con la banda de Los Monos aparece señalada en varios de los procesos judiciales en curso. Pero más importante es la relación entre NOB-Los monos y el capo de la barra de Rosario Central, el rival histórico de la ciudad. De las escuchas telefónicas se concluye una “colaboración entre los jefes barras (de RC y NOB), y supone un acuerdo, al menos tácito, de no meterse en los negocios o asuntos de cada barra.” 5 El acercamiento de Cantero, de Los Monos, con las barras comenzó cuado entendió que para su organización:

la capacidad de movilización de los barras y su dominio territorial era un lugar de despegue.” 6

Un ganador en el Cilindro, fines de julio

Dos meses atrás, sin público en las tribunas pero asomando la cuestión en el horizonte, el otro club grande de Avellaneda presenció el final de otra pelea dinástica

después de una cruenta batalla de más de cinco años que dejó innumerables heridos de bala y armas blancas, finalmente la facción disidente de La Guardia Imperial ganó y hubo cambio de mando en el Cilindro. ¿Por qué recién ahora y no antes? Son las primeras banderas las que explican todo, las que vuelven a demostrar la connivencia entre los violentos del fútbol y la política con ramificaciones en los sindicatos y venia policial.”

Las razones de la disputa, y los motivos de su resolución no tienen ninguna cercanía con la pasión y el “folclore” del fútbol. Claramente si la tienen con dinero y los políticos:

la facción de Corina no lograba ganar una interna que tiene mucho dinero en juego por dos motivos: el negocio que se genera con la venta de la indumentaria de Racing más, en un año político, ser los que negocian las pintadas de las campañas de los partidos y hacen la seguridad para los candidatos. Y a eso hay que sumarle la posibilidad de que en septiembre si continuan las bajas de los contagios de COVID-19, el fútbol vuelva a tener público con un aforo del 30 por ciento, lo que va a poner a la reventa y al alquiler de carnets al rojo vivo. Un banquete demasiado sabroso que nadie se quiere perder.”

Entonces se armaron los frentes “electorales”

se sumaron los grupos del Oeste, cuyo referente histórico fue Darío Cariatti, quién en su momento patentó el logo de La Guardia Imperial” “Desde hace un par de meses quienes transitan por esa zona del Sur del Conurbano pueden ver las paredes pintadas con la leyenda Los Pibes de Racing y un logo colorado con el número 13. Hace referencia a la Corriente Peronista 13 de Abril, cuyo referente es el diputado nacional del Frente de Todos y secretario general de la Federación del Cuero y del gremio de obreros curtidores, Walter Correa, y que en la Tercera Sección electoral tiene como hombre fuerte al concejal y dirigente del gremio de la televisión, Federico García.”

La larga disputa tuvo fin cuando quienes los apañan dieron finalmente la bendición al ganador:

ambos grupos quisieron ganar la calle organizando sendos banderazos en las últimas horas y presionando a la dirigencia. Pero ocurrió algo muy llamativo: cuando la oficial hizo el suyo, la Policía actuó y les labró un acta por contravenir las reglas de prevenciones contra el COVID-19, les sacó las banderas y demoró a la cúpula en la Comisaría Primera de Avellaneda. Dos días después, el banderazo de la disidente, previo al partido con San Pablo se desarrolló como si no hubiera pandemia. La batalla estaba decidida, algo que aceptó la propia dirigencia y el organismo de seguridad deportivo, que hizo la vista gorda.” 7

Los ocupas de D´Onofrio, mitad de agosto

En River estos movimientos sedan con un ingrediente particular. Ante ciertas diferencias entre la directiva y la barra, ésta última cierra acuerdos políticos sindicales y realiza demostraciones de fuerza. La diferencia no es por la presencia o no de barras, sino por el grado de autonomía que éstos últimos pueden tener dentro de las instalaciones del club. D´Onofrio y compañía tratan de evitar que se les libanice el Monumental como había sucedido con el estadio de Parque Independencia y su bunker allanado.

el combo de año electoral y fútbol es tierra fértil para los barras que se ofrecen al mejor postor. Y quienes están picando en punta son Los Borrachos del Tablón, la barra de River en su versión oficial dirigida por Guillermo Caverna Godoy, que tras haber cerrado acuerdos con un sector de los ferroviarios, tras haber tenido influencia en Camioneros a través de Alejandro Medina, el famoso Ale de Budge que terminó custodiando a Hugo Moyano, tras mostrarse como parte activa de la campaña de Guillermo Moreno en el partido Principios y Valores, ahora va por más: hizo tratos con el Sindicato de Comercio, con el Sindicato de los trabajadores Municipales de la Ciudad de Buenos Aires y con el Sindicato de Maestranza de la República Argentina, para ser mano de obra para lo que gusten mandar a cambio de apoyo político para ganarle la pulseada a la disidente y coronar en la tribuna Sívori con el regreso del público.” 8

Un descubrimiento obvio, mitad de julio.

A mitad de julio fue detenido Walter Coronel (Tintín), considerado uno de los barrabravas más peligrosos.

elevado a juicio por un doble homicidio en el marco de la interna de la barra de Boca, es el jefe de la barra de Los Andes, (…) encabeza la violentísima facción de Lomas de Zamora de La Doce y también conduce el grupo disidente que quiere tomar por asalto la tribuna de Excursionistas. (…) en varias investigaciones judiciales se lo asocia a protección política en el municipio de Lomas, su vehículo fue visto en diferentes actividades proselitistas del PJ. (…) en sus inicios tomó por asalto la barra de Los Andes (en) una sangrienta interna con la familia Paz, que terminó ganando en la década pasada. Y desde esa tribuna empezó a construir su poder. Primero se alió a Marcelo el Manco Aravena, dueño indiscutido de la facción de Lomas de La Doce. Coronel era su brazo armado y el que traía gente de toda laya acostumbrada primero a apretar el gatillo y después a preguntar. (En 2013) se llevaron adelante las elecciones legislativas en la provincia de Buenos Aires (…) Tintín jugó para el oficialismo, ya que según la investigación policial (…) arriaron gente para el Frente de Todos. (…) Hasta la llegada del coronavirus sus acciones estaban bien remuneradas tanto en Los Andes como en La Doce. Y cada vez que alguien osaba discutirle algo, su fuerza de choque terminaba imponiéndose. Pero la pandemia hizo estragos en los negocios de cancha y la cúpula de la barra de Boca decidió que lo de ellos, que proviene de fuentes diversas, no se tocaba. Y que, si no se podían redistribuir más los alquileres de carnets, la reventa de abonos, los puestos de bebidas y comidas, la venta de la ropa falsificada y la recaudación de los trapitos, que el resto se arreglara como pudiera. A Tintín no le gustó (y comenzó) a tratar de desbancarlos. Claro que no contaba con que sus enemigos tenían mejores contactos que él en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que cada acción que intentaba era neutralizada antes con rápidos llamados a la Policía. En el medio, le ofrecieron entrar a quedarse con parte de la barra de Excursionistas, una tribuna que genera muchísimo dinero por los negocios vinculados a las drogas en todo el corredor norte de la Ciudad y el Conurbano. 9

Su detención estuvo precedida por

un proceso inédito porque nunca antes se había considerado como asociación ilícita a un grupo de barras de distintos colores, todos unidos por el fútbol y el delito. En los allanamientos se llevaron armas, drogas, y un montón de elementos de importancia para la causa. (…) y está en la mira Martín Pérez, alias Dientón, un hombre que supo integrar el círculo íntimo de los hermanos Di Zeo y aterrorizar a los plateístas de La Bombonera durante la gestión de Daniel Angelici, haciéndolos callar bajo amenaza cada vez que se intentaba cantar contra la Comisión Directiva. ” 10

Conclusiones obvias

Comencemos por el final porque puede explicar la gravedad de la perspectiva con la que se toma el tema. Que nunca se haya tomado como asociación ilícita un grupo de barras de distintos colores quiere decir que la justicia y la política burguesa ha tratado un tema con centenares de muertes, miles de heridos y decenas de miles de perjudicados, de una manera caprichosa y banal. En lugar de tomar como elemento primordial la acción delictiva, se toma como elemento determinante los colores de la camiseta.

Hemos intentado mostrar, interviniendo lo menos posible sobre la crónica periodística, una serie de elementos innegables de eso que se llama “violencia en el fútbol”. En primer lugar, la ausencia absoluta de cualquier cosa que se llame pasión, amor por los colores, o la divisa. En todos los casos estamos hablando de negocios ilegales, plata sucia, y violencia disponible (para acallar a los propios socios descontentos entre otras cosas). En segundo lugar, esta ausencia absoluta de cualquier relación con la adhesión del hincha con su club se comprueba, por un lado, en que las disputas violentas y crecientes se dan al interior de quienes suponen compartir una misma bandera, pero, a la vez, todos los profesionales de la violencia y el delito pueden brindar sus servicios en varios clubes. En tercer lugar, una y otra vez, se cuelan los nexos de esta mano de obra violenta y disponible con los dirigentes políticos y sindicales, y los burgueses, que está en el frente de los clubes. Y, una y otra vez, las causas judiciales que arrancan desde una perspectiva limitada, como hemos señalado, mueren antes de llegar a los verdaderos responsables. Sin la complicidad y la asociación de los dirigentes con los barras es imposible tener el dominio que tienen de sectores completos de los clubes. Sin la complicidad y la asociación de los dirigentes no funcionarían la mayor parte de los negocios que hemos expuesto en todas las crónicas y que cualquiera conoce, negocios ligados a los espectáculos deportivos. Esos mismos negocios que quedaron suspendidas por la pandemia y que generaron el reverdecer de la violencia en estos últimos meses ante la perspectiva cierta de su retorno.

El manejo de la tribuna es importante porque brinda una organización jerárquica para el dominio del territorio. Lejos de una violencia anómica, se trata de una violencia paraestatal, orgánica y disponible. Los cimbronazos de las peleas internas de las que surgen la mayor parte de las víctimas de la violencia en el fútbol -como se las llama- conviven con largos periodos de paz impuesta desde arriba por la cúpula de la barra. La cuestión es que en la medida que el país degrada su situación, y nos degradamos nosotros mismos, esta estabilidad paraestatal se vuelve más precaria y los estallidos y las disputas más frecuentes.

Visto de manera panorámica no hay manera de resolver esto en un club, de manera particular, justamente porque no se trata de algo asociado a clubes. Los clubes son solamente una plataforma organizativa, en sus tribunas se reúnen violentos que pueden ser reclutados y organizan una jerarquía con la que se puede contar para acciones de envergadura. Pero esa plasticidad de los barras hace que si se los echa de un lugar se amolden rápidamente a otros, en los que, probablemente, ya incursionaron. Y, a la vez, la mencionada degradación social lleva a que cada detención particular solo provoque una vacante que rápidamente es llenada por un subalterno, cómo describe una de las crónicas citadas sobre Coronel y el uruguayo Richard:

en 2015 y Coronel vino a reemplazar a otro peso pesado de La Doce: el Uruguayo Richard William Laluz Fernández, quien era considerado el más peligroso de todos hasta que fue baleado por la espalda y quedó primero paralítico, luego con prisión domiciliaria y finalmente falleció en 2019. Entonces, ese mote lo heredó Coronel11

Nos debemos una solución

Estamos tratando sobre la catástrofe asociada a unas unidades económicas burguesas en competencia y decadencia (el fútbol profesional de los clubes no es otra cosa que eso) que apelan y apañan a violentos disponibles para cualquier servicio. La única alternativa posible es proponer una solución global: que los clubes mantengan su actividad social y deportiva, pero se estatice el deporte profesional y sus negocios anexos Y todo lo que tiene que ver con él: la actividad publicitaria, de sponsors y compraventa de jugadores. Si es necesario subsidiar a los clubes por su actividad social y deportiva que esos subsidios vayan a la actividad social y deportiva. Y no el negocio del espectáculo deportivo. El fútbol como espectáculo no perdería nada de la misma manera que el teatro no pierde nada y gana mucho gracias a la existencia de una red de los mejores teatros de gestipon pública, como el Colón, el Cervantes, el San Martín de Buenos Aires, el Argentino de La Plata, La Comedia de Rosario, El Libertador San Martín de Cordoba.

Desgraciadamente, el progresismo, y la izquierda tomada por el discurso de la identidad, le prestan más atención al aguante, al folklore y a la pasión, todas entidades abstractas y caprichosas, que a la destrucción sistemática de la vida social y comunitaria que vemos desarrollarse ante nuestros ojos. Lejos de denunciar la incapacidad de los dirigentes burgueses y los burócratas sindicales para gestionar los clubes y la necesidad de una gestión común democrática y desprovista de la competencia destructiva del capitalismo. No es necesario superponer competencia deportiva con competencia económica. Cualquiera que participó de un campeonato el interior de estos clubes que tanto se ensalzan sabe que ambas cosas pueden marchar por carriles separados, salvo para el capital.

De manera que desde hace décadas la izquierda y el progresismo están librando una batalla que no existe. La defensa de un formato jurídico, el de la asociación civil, contra los intentos “neoliberales” de introducir el formato de las SAD (sociedades anónimas deportivas). Ya hemos mostrado a lo largo de eso una cantidad de crónicas que en primer lugar los clubes no están en manos de los hinchas sino de los socios, que son una fracción minoritaria de los que disfrutan de ese espectáculo. Y, además, que esos socios tampoco son dueños de los clubes ya que por distintos mecanismos (uno de ellos las propias barras bravas) sus directivas son ajenas a los intereses del conjunto de los asociados.

Pero lo más importante de todo es que esta pelea es falsa, a la burguesía les sirve mucho más estas plataformas con el formato actual, permiten entrar y salir sin arriesgar el patrimonio, hacer buenos negocios, publicitarse y hacerse conocidos para ingresar en la política (como Macri o Lammens) y tener contactos con grupos de choque sin quedar expuestos por eso.

Y es una pelea falsa porque no se sabe quién va a llevar adelante la transformación de los clubes en sociedades anónimas deportivas. Se acusa a Macri de querer llevar adelante esa acción. Pero Macri fue presidente, logró que el peronismo sancionara en el Congreso el blanqueo de capitales, la modificación de la Corte Suprema, la reforma jubilatoria. Tomó deuda y aumentó tarifas. Pero no pudo siquiera intentar algo que está en sus ambiciones y que se trata de un tema menor frente a las disposiciones mencionadas. No es serio pensarlo de esa manera.

Faltan pocos días para que se cumplan 11 años del asesinato de Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero, en el marco de una lucha de tercerizados. El burócrata peronista que lo mandó asesinar, Pedraza de la Unión Ferroviaria, fue condenado al igual que Favale, el barrabrava de Defensa y Justicia que disparó. Los peronistas entregan la memoria de sus compañeros a cambio de participación en el poder, así han barrido bajo la alfombra los asesinatos de miles de peronistas por la Triple A. Nosotros no olvidamos. Por eso no aceptamos que sean sólo Pedraza y Favale los responsables, sino la clase social que dirige el país, y las escorias que utiliza para eso; los burócratas sindicales traidores y los desclasados de las barrasbravas.

Por la memoria de Mariano Ferreyra y todos los compañeros , por un futuro en que las familias trabajadores puedan disfrutar de espectáculos deportivos y artísticos, accesibles y tranquilos, tenemos que plantearnos soluciones de fondo. No mantener formatos jurídicos que nadie amenaza, sino encaminar todos los aspectos de la vida hacia el socialismo.

Notas

  1. https://twitter.com/independiente/status/1425521384449581058
  2. https://soydelrojo.com/noray-nakis-holan-y-su-representante-falsificaban-firmas-para-traer-jugadores/
  3. https://www.ole.com.ar/newells-old-boys/newells-barra-brava-bunker-estadio_0_YeqV0ZBiF.html
  4. https://www.lanacion.com.ar/deportes/futbol/escandalo-en-newells-encontraron-un-bunker-blindado-de-la-barra-brava-dentro-del-estadio-nid28092021/
  5. https://www.rosario3.com/policiales/Los-nexos-de-Pillin-Bracamonte-con-Los-Monos-y-con-la-barra-de-Newells-20200627-0003.html
  6. https://www.infobae.com/deportes/2021/08/24/los-increibles-lazos-entre-los-los-monos-y-el-futbol-como-se-aduenaron-de-las-barras-de-central-y-newells-y-su-sombra-en-los-pases-de-futbolistas/
  7. https://www.infobae.com/deportes/2021/07/26/estallo-la-interna-en-la-barra-de-racing-asi-gano-la-faccion-disidente-con-connivencia-politica-y-policial/
  8. https://www.infobae.com/deportes/2021/08/11/picado-y-exhibicion-de-banderas-robadas-el-detras-de-escena-del-extrano-pacto-de-la-barra-de-river-plate-con-tres-sindicatos/
  9. https://www.infobae.com/deportes/2021/07/16/asi-cayo-tintin-coronel-el-barra-mas-peligroso-de-la-actualidad-la-sangrienta-interna-con-la-que-gano-la-tribuna-de-los-andes-y-como-intento-asaltar-la-doce/
  10. https://www.infobae.com/deportes/2021/07/12/golpe-a-la-banda-multibarra-integrada-por-violentos-de-boca-river-san-lorenzo-y-excursionistas-que-asola-la-zona-norte-de-buenos-aires/
  11. https://www.infobae.com/deportes/2021/07/16/asi-cayo-tintin-coronel-el-barra-mas-peligroso-de-la-actualidad-la-sangrienta-interna-con-la-que-gano-la-tribuna-de-los-andes-y-como-intento-asaltar-la-doce/

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de El Aromo n° 119

Ir a Arriba