Viaje de mi hermano Alexis al país de la utopía campesina – Aleksander Chaianov

en Colección Biblioteca Militante/Colección Literatura del Futuro

Título: Viaje de mi hermano Alexis al país de la utopía campesina
Autor: Aleksander Chaianov
Colección: Biblioteca Militante – Literatura del futuro
183 pág.| 12 x 17 cm
ISBN: 978-987-4412-12-6
Año de edición: 2018

La literatura utópica rusa es, como toda la literatura utópica, una literatura política. Chaiánov es un revolucionario anti-capitalista, solo que no socialista sino campesinista. No cree en el milenarismo campesino sin norte (“nos repartiremos la tierra y la felicidad bajará del cielo”), puesto que entiende que una sociedad campesina necesita ser viable económicamente hablando y, por lo tanto, debe respetar ciertos criterios de eficiencia. Nuestro personaje se inscribe, entonces, en un cruce extraño entre la reivindicación del modo de vida “tradicional” y el avance técnico que debe hacerlo posible: un aggiornamiento del viejo populismo ruso. Viaje de mi hermano Alekséi al país de la utopía campesina expresa un programa alternativo al bolchevismo, que puede disputar la dirección de la revolución. No es simplemente “literatura” (si hay algo que simplemente lo es).

Sobre el autor

Aleksandr Chaiánov nació en 1888, en Moscú. Provenía del tronco “naródnik”, es decir, populista. Conocido por sus trabajos sobre economía agraria, no se privó de escribir piezas teatrales y novelas, agregando a tales intereses, la investigación histórica y la pintura. Era un digno representante de la intelligentsia rusa, multifacético y prolífico. Llegará a viceministro de Agricultura con Kerensky, interviniendo en el Comité Central de Tierras y en la Liga para la Reforma Agraria. Con el ascenso bolchevique, organizará el Instituto de Estudios de Economía y Política Agraria, colaborando en forma directa con el Comisariado de Agricultura. Como muchos otros intelectuales no bolcheviques, va a encontrar su momento de gloria durante la NEP. Su ocaso vendrá de la mano del giro colectivista de Stalin, quien ordena su ejecución en 1937.

Leé el prólogo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*