Un colapso anunciado

en Novedades

Referentes del sistema de salud de Junín vienen anunciando que el sistema sanitario local está al borde del colapso. La ocupación de camas es mayor a la declarada por el municipio, el personal de salud está altamente expuesto, el número de casos es alto, y los recursos escasos.

En siete meses de cuarentena y supuestos preparativos, no se logró nada. Lo que se tenía que impedir, sucedió igual. Nación, provincia y municipio se miran endilgándose culpas. Nadie toma cartas en el asunto. Lo que sigue siendo una constante es la exposición de los trabajadores al virus. Se necesita un plan de acción serio, con un programa económico y con acciones concretas. De otra forma esta situación solo puede volverse catastrófica.

Las cifras hablan por sí mismas en nuestra ciudad. Hoy la letalidad está en el 2,7, un número de los más altos para el COVID-19. A esto se suma el porcentaje de infectados que es de 680 en 100 mil habitantes, también un número alarmante. Como si fuera poco en algunos centros de salud cuatro de cada seis camas están ocupadas, aunque el municipio lo niegue. Esto habla claramente de la política de Alberto, Kicillof y Petrecca: sálvese quien pueda. El intendente festejó una carpa sanitaria falsa cuando tenía que estar instrumentando medidas reales de prevención.

Ni peronistas, ni kirchneristas, ni macristas hicieron nada bien. El desempleo crece a la par de los contagios y muertos. Mintieron descaradamente en cada medida. Y hoy los hospitales y las filas de desocupados están llenas. No podemos permitir que esto siga así, nuestra vida está en juego.

Necesitamos un sistema de salud centralizado bajo control obrero.

Medidas de seguridad y protocolo en salud y el resto de las ramas en actividad.

Dos salarios básicos para que todo el mundo se quede en su casa.

Razón y Revolución Junín

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de Novedades

Los represores

Para el velorio masivo de Maradona, el Gobierno Nacional priorizó el rédito
Ir a Arriba