Manual de zonceras peronistas. La mordaza del general

en La Hoja Socialista 24/LHS/Novedades

El kirchnerismo construyó, en sus años mozos, la idea de que los grandes medios, en particular Clarín, le hicieron la vida imposible. Lo cierto es que esto olvida las buenas migas que hicieron en su momento Néstor y Magnetto, pero, por sobre todo, el férreo control de la prensa que instauró el propio Perón en, también, sus años mozos. Viajemos a esa época para entender un poco más el asunto.

En 1947 un solo diario habla de la masacre de los Pilagá. En 1949 unos pocos medios mencionan las torturas a las obreras telefónicas. El asesinato bajo tortura del obrero Aguirre en Tucumán, primero negado, tiene cierta repercusión en la prensa local cuando el cadáver aparece. No hay duda que los principales medios, que ya sufrían la censura desde el gobierno militar de 1943, están controlados por el peronismo. Todas las emisoras de radio están bajo control oficial. La oposición no puede hablar por ese medio.

Sin embargo, el cerco del silencio no se ha cerrado aún por completo. Los periódicos más chicos del interior gozan todavía de cierta libertad, mientras que los grandes diarios se permiten alguna licencia de vez en cuando. Esto pronto cambiaría. En 1949, las quejas por torturas salpican al gobierno y lo colocan en una situación difícil. El gobierno niega cualquier responsabilidad. Para salir del paso, crea una comisión parlamentaria especial que estudie el caso, prometiendo llegar al fondo del asunto.

La comisión se crea, pero hace lo contrario de lo que se esperaba de ella: en vez de investigar las torturas, indaga y persigue a quienes las denunciaron. La comisión Visca (llamada así por su director, el diputado peronista José Emilio Visca) clausura periódicos y organismos de derechos humanos. Se cierra la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. En Tucumán se clausura el colegio de abogados, que había promovido la investigación del caso Aguirre. El diario El Intransigente de Salta, que había denunciado la masacre de los Pilagá, también es clausurado. No es el único, otros 70 periódicos sufren la misma suerte. En la volteada, también caen organizaciones civiles como bibliotecas populares. Para completar, también se secuestran libros considerados inconvenientes. La expropiación de La Prensa es solo el corolario de una campaña contra los medios muchísimo más amplia.

Mientras la prensa opositora es silenciada, crecen los recursos para la Subsecretaría de Informaciones y Prensa. Este organismo oficial llega a tener 1.100 empleados y dos imprentas propias. Es dirigido por Raúl Apold y se encarga de la edición de los afiches y volantes de propaganda, la fabricación del merchandising peronista, el financiamiento y adjudicación de insumos para el cine, y el control de la cadena de radios. Si es necesario inventa las noticias: por ejemplo, organiza campañas de difamación contra personajes políticos y culturales o una curiosa campaña contra Uruguay como destino turístico (para evitar que la gente cruzara el río y escuchara las noticias en el país vecino). Avisa qué hechos deben ser censurados: después de la comisión Visca ningún medio comunica nada opuesto al gobierno, pero todavía quedan las cuestiones internas.

La subsecretaría se ocupa de avisar qué gobernador o ministro cae en desgracia y cómo debe manejarse la prensa. La subsecretaría de prensa también arma listas negras de artistas (Yupanqui, Pugliese, por ejemplo). La Subsecretaría de Prensa organiza un servicio de inteligencia propio: la “oficina de asuntos especiales”, con delegaciones en todas las provincias. Esta se ocupa especialmente de informar sobre las actuaciones de figuras del mundo artístico y cultural, aunque también realiza un relevamiento sobre los sindicatos y cumple otras misiones.

Como se ve, el peronismo no puede hacer de la libertad de prensa ninguna causa. Todo lo contrario, en su naturaleza antiobrera y represiva se encuentra el germen de lo contrario: la censura a toda expresión disidente.

1 Comentario

  1. Todo lo comentado es verdad, sin embargo, lo destacado del momento es que hay una «guerra» de acusaciones mutuas, cruzadas de diversa manera (legal/mediática/política, etc.) entre las cúpulas y cópulas de la derecha neoliberal/conservadora/filo fascista y el peronismo variopinto conservador/socialdemócrata/bonapartista.
    En ese sentido, destacar especialmente los defectos de uno de los bandos es como mínimo una omisión imperdonable y como máximo, hacer de furgón de cola de la derecha neoliberal… pues no se hace un análisis materialista del problema planteado….
    La libertad, según el marxismo, no es independiente de la igualdad ni estas de la fraternidad. Es más, cada una solo se puede dar por intermedio de las otras.
    como dice el poemas:

    TRES AMORES TENGO

    Libertad, Igualdad y Fraternidad.
    ¡Ah! ¿Con cuál me quedo?

    Las tres son hermanas
    Y esbeltos cuerpos tienen…
    Sus bellos senos alimentan la esperanza
    De los que todavía soñamos con el mañana.

    Blanca es la Libertad se recusa a ser esclava,
    Defiende la autonomía,
    La satisfacción espontánea del deseo,
    el Jazz y la danza contemporánea.
    ¡Como la quiero!

    Negra es la Igualdad se niega a ser injusta
    Defiende la solidaridad de todos,
    La distribución equilibrada,
    La Ciranda redonda…
    Y la música orquestada.
    ¡La amo, como la amo!

    Roja es la Fraternidad
    se niega a ser egoísta,
    Defiende la equidad,
    El tierno amor para todos,
    La pintura de Delacroix
    Y la música cubana.
    ¡Estoy apasionado!

    ¡ Ah !, con cual me quedo,
    ¿Cuál viene primero?

    Las tres son hermanas
    Y esbeltos cuerpos tienen…
    Sus bellos senos alimentan la esperanza
    De los que todavía soñamos con el mañana.

    Algo me dice que la libertad
    es lo primero…
    Pero no, no, dudo
    Por un minuto entero.
    Algo me indica que
    La igualdad es lo primordial…
    Pero dudo y dudo de nuevo.
    Algo me apunta que no,
    que la fraternidad es lo primigenio…

    Ante tamaña indecisión,
    En mi ayuda vienen
    Tres miradas cálidas y profundas.
    Ellas me regañan que no elija una,
    ¡ Que no existe primero!.

    Pienso, pienso, recelo, siento…
    Y mi corazón suspira aliviado:

    Si no quiero ser esclavo,
    La libertad de todos
    Me iguala a mis hermanos.
    Si no quiero ser injusto,
    La igualdad de todos,
    Ilumina la singularidad de cada uno.
    Si no quiero ser egoísta,
    La fraternidad de todos,
    Iguala la libertad de cada cual
    Y libera la igualdad de cada uno…
    Grito de gozo con mi puño levantado ¡“
    A cada cual, de acuerdo a sus necesidades
    y a cada uno según sus posibilidades”!…

    ¡Por fin! El dilema está solucionado.
    No existe primero…
    ¡Con las tres me quedo!
    Mi corazón late apasionado.
    ¿Vendrán juntas a alimentar
    Mi esperanza mañana?
    ¡Como las amo!!

    (R. Mendoza)

    Supongo que un gobierno de izquierda socialista de raíz, radical, , también tendrá que prohibir la prensa burguesa, además de cohibir y reprimir a los grupos neofascistas que anidan en esas 2 coaliciones…

Responder a Roberto Cancelar la respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de La Hoja Socialista 24

El invento Milei

En este último tiempo asistimos a la aparición de una figura política

El regalo de Cristina

En su cumpleaños, Alberto recibió de la vicepresidenta, Cristina Fernández, un libro

Argentina 2050

En muchas ocasiones explicamos que la Argentina está cuesta abajo. Y que
Ir a Arriba