¿Y la Secundaria del Futuro?

en ECD/ECD Buenos Aires/El Correo Docente 24

J. E. Castaño
Colaborador


Las urgencias electorales suelen anteponerse al resto de los problemas. Como si se tratara de algo cronometrado, el conjunto de las fuerzas políticas pospone aquellas tareas que se encuentran habitualmente en agenda para meterse de lleno en la carrera por los votos. Tanto aquellas fuerzas políticas del campo de la burguesía, como las que pertenecen a la izquierda que se presenta a elecciones, coinciden en este punto. Toda la carne al asador para llegar a la Rosada, o “votame que meto algún diputado”. Sin ir más lejos, el gremio que nuclea a la mayor parte de la militancia docente de izquierda en la ciudad, Ademys, decidió dejar de lado momentáneamente la pelea contra la Secundaria del Futuro, pensando no sólo en las elecciones a nivel nacional (con la mayor parte de su activo en el FIT-U), sino también en las propias elecciones internas del gremio, que se celebrarán el próximo 28 de noviembre. Elecciones que, por otra parte, muestran importantes desavenencias internas, sobre todo dentro del frente multicolor, lista que conduce actualmente el sindicato, donde están las principales fuerzas del FIT-U. Mientras tanto, la Secundaria del Futuro ya es un hecho. En el 2020 va a ocupar a buena parte de los establecimientos educativos de CABA.

¿De qué se trata?

En 2018 la Secundaria del Futuro se puso en práctica en 19 escuelas estatales de la ciudad, a las que se sumaron 10 escuelas más del circuito privado, en lo que pretende ser una reforma total, en todas sus ofertas. Las reticencias por parte de los docentes  no se hicieron esperar, sobre todo porque la reforma trajo consigo tres aspectos fundamentales: el reemplazo del rol tradicional docente por el de “facilitadores” prestos a trabajar en el aula con los alumnos que por sí solos harán el aprendizaje a través de sus habilidades socio-emocionales (lo que implica la destrucción de los contenidos escolares tales como estaban planteados hasta ahora), acompañados del uso de la tecnología; el hecho de tener que amoldar sus planificaciones junto con otros docentes y adaptarlos a las nuevas exigencias, además de tener que modificar horarios (lo que hace que puedan llegar a perder horas o cargos vigentes); y por último, la obligatoriedad para los alumnos del último año de cursada (5° o 6°, dependiendo de la modalidad), de llevar a cabo pasantías en empresas para ir formándose como mano de obra para el mundo del trabajo.

La Secundaria del Futuro presenta varias dificultades si hablamos de su implementación. La mayoría de las escuelas carecen de la infraestructura necesaria. Respecto del problema de las pasantías, en marzo de este año la justicia dio lugar a un recurso de amparo (de forma parcial) presentado por un grupo de padres y docentes contra las prácticas educativas obligatorias, por considerarlas violatorias de la Ley 3541 (sistema de prácticas educativas preprofesionales) que hace referencia a que este tipo de prácticas solo pueden ser optativas. A raíz de esto el GCBA estaría dispuesto a modificar dicha ley para que las prácticas se conviertan en obligatorias 1. Sin embargo, el egreso de la primera cohorte de la Secundaria del Futuro se produciría recién en 2023 (hay que recordar que en este 2019 se recibe la primera cohorte de la NES), con lo cual todavía resta mucho tiempo y habrá que medir la relación de fuerza entre la comunidad educativa y el Estado para que los estudiantes no se conviertan en la “mano de obra barata” de las empresas.

Y por si esto fuera poco…

Nada mejor para empalmar lo que trae la Secundaria del Futuro que la llamada Agencia de Aprendizaje. La agencia, intentará empalmar las necesidades de la ciudad con la oferta académica. Se trata de potenciar aquellas carreras relacionadas con la industria de servicios (tecnología, turismo, creativos, etc.). Esta nueva delegación agrupará tanto oferta pública como privada no universitaria, tanto con cursos de formación profesional como de educación terciaria y educación no formal. Por su parte, funcionará como “banco de créditos”: A medida que un estudiante logre certificaciones irá sumando créditos en su perfil profesional. La Ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, fue contundente al respecto: “hoy a las industrias del conocimiento no les es tan relevante un título de grado o posgrado, sino que los empleados tengan distintas habilidades: creatividad, trabajo en equipo, empatía”. También aprovechó para ir contra las carreras humanísticas: “la oferta de terciarios que hoy tenemos en la ciudad no está asociada a una mirada estratégica. 300 títulos terciarios, y el 60 por ciento está ligado a sociales y humanidades, cuando la ciudad se caracteriza por el servicio”. 2 De todas formas, no se trata de un plan maquiavélico de Cambiemos ni mucho menos: es una tendencia a nivel mundial, la del embrutecimiento de la mano de obra, y su adaptabilidad a los “nuevos tiempos”. En la Argentina lo ha hecho el kirchnerismo: ¿ah, no lo cree? Revise los planes FINES y vea hasta donde se interesaron por defender los contenidos y la calidad educativa. En suma, lo que precisan es mano de obra permeable para un sistema que debe ocupar gente sin demasiados conocimientos, gente que sepa llevar a cabo tareas mecánicas o que puedan plasmar un discurso en público con capacidades robóticas; o sea, seres humanos programados.

Pensar en lo que viene

La Secundaria del Futuro es una realidad en la ciudad de Buenos Aires. Como es sabido, no viene a mejorar la calidad educativa. La degradación curricular y laboral son sus principales objetivos. Se trata de una profundización en las condiciones degradantes a las que se somete a la educación argentina hace décadas. El problema principal es qué proponen las organizaciones de lucha frente a este nuevo ataque. No se trata de defender simplemente lo que está, en nombre de la “inclusión” o la “contención”, ya que todo eso condujo claramente a degradar la escuela, desvirtuándola de su función específica. Hay que pensar otra salida, que no puede ser ni la “inclusión” ni el “emprendedurismo”. Es la hora de plantearse una alternativa socialista a los problemas de la educación argentina.


Notas

1 La Nación, 29 de marzo de 2019. www.lanacion.com.ar/sociedad/secundaria-del-futuro-fallo-cuestiono-practicas-educativas/

2Infobae, 28 de octubre de 2019. www.infobae.com/educacion/2019/10/16/la-ciudad-de-buenos-aires-creara-la-primera-agencia-de-aprendizaje-para-toda-la-vida/

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de ECD

Ir a Arriba