Misiones – Desde las bases

en ECD/El Correo Docente 26

Por Rafael Vázquez y Orlando Iván Medina

Las paritarias docentes siguen demostrando que: ni el salario docente ni la educación le importan a quienes toman decisiones en la provincia. Lo cierto es que no estamos frente a un problema local. Dos ejemplos bastan de muestra. En la provincia de Chubut, los docentes cobran en cómodas cuotas antes de la Pandemia, los de la provincia de Mendoza tienen uno de los salarios más bajos del país. En general, el cargo testigo cubre menos de la mitad de lo que las cifras oficiales dicen se necesita para no ser pobres y la escala salarial está achatada en todo el país. 

El personal político de turno se llena la boca hablando de lo mucho que valora la educación. Sin embargo, todas sus acciones no hacen más que empeorarla. El resultado, es ese que en estas páginas llamamos degradación educativa. El gobierno, no está solo. Tiene un silencioso cómplice: la burocracia sindical. Parece contradictorio porque deberían velar por nuestros intereses, los de los trabajadores, pero la burocracia docente en los sindicatos junto a Macri o los Fernández (da igual) junto al amplio arco de la Renovación en la Provincia demuestran una y otra vez lo poco que les preocupa la vida de los docentes.

Así, como una película que se repite, la paritaria firmada en 2020 mostró ese sistema de alianzas. En un trámite exprés, el 13 de febrero se acordó un aumento salarial del 20% dividido en dos tramos: 13% en febrero y 7% en marzo. Un acuerdo paupérrimo que no sorprende. Pero ¿cómo se lo tomó el cuerpo docente? Hartos, manifestaron un gran rechazo, con movilizaciones y asambleas en toda la provincia. En el proceso de organización y discusión confluyeron MPL, UDNAM, ATEM, UTEM, Tribuna Docente, organizaciones docentes independientes, los denominados Autoconvocados y nosotros, la Corriente Nacional Docente Conti-Santoro de Razón y Revolución. El descontento dio lugar a la organización. Nosotros participamos activamente explicando al conjunto de la docencia nuestras consignas de las dos canastas básicas totales como parte de un necesario proceso de recomposición histórica del salario, la necesidad de un padrón unificado como característica clave para terminar con los usos punteriles en la cobertura de cargos y los desplazamientos. Explicamos el tobogán descendente que vive nuestro salario desde mediados de la década del ’30 y por eso mostramos que no se trata de un problema de tal o cual gobierno. Todas las intervenciones nos dieron un margen de reconocimiento entre el conjunto de los compañeros y nos permitió colocarnos como una referencia. Fue eso lo que nos llevó a la mesa de dialogo provincial.

Paso a paso…

A lo largo de toda la provincia cientos de docentes comenzaron a volcarse a las calles, plazas y rutas para organizarse. Se gestaron asambleas en prácticamente todos los municipios, inclusive aquellos considerados “bastiones de la burocracia” como Oberá. Estábamos ante una reacción generalizada de la docencia frente a años de ajuste.

La urgencia por articular la lucha derivó en la primera asamblea provincial en Jardín América convocada para el día 19/02 de la que participaron delegaciones de toda la provincia. Nosotros allí remarcamos la necesidad de luchar por una recuperación histórica del salario docente, por la modificación del sistema de ingreso a la docencia y el padrón único de escuelas. También para que todas decisiones vinculadas a la lucha en marcha se tomaran en la asamblea provincial. En un plano más general, advertimos también por el avance de la reforma educativa en la provincia de la llamada “escuela del futuro” que como explicamos hace años solo profundiza la degradación educativa.

En cuanto a las medidas de acción, insistimos en que las movilizaciones que se realizaban en la capital provincial debían conducir al CGE, el lugar donde está nuestro patrón, para forzar desde allí a la convocatoria a una mesa de discusión paritaria. Al mismo tiempo propusimos realizar un escrache al ministro de Educación Nacional Nicolás Trotta, quien visitaría la provincia para inaugurar el ciclo lectivo 2020. El convite no podía ser más vergonzoso: una escuela de innovación en un edificio que no fue terminado aún. La moción fue votada por la mayoría de los integrantes de la asamblea. Finalmente, la asamblea decidió dar continuidad al plan de lucha convocando a un paro de 72hs con cortes de ruta en distintos puntos de la provincia, acampes y marchas de antorchas, al tiempo que se mantenían las asambleas dentro de cada municipio. Sin embargo, la Corriente Nacional Docente Conti Santoro, sostuvo el escrache votado en asamblea. (Ver intervención)

El día 7/03 se realiza la tercera asamblea provincial y es la que fija definitivamente el contenido de la lucha. Los sindicatos opositores en su conjunto se sumaron a la propuesta de Carlos Lezcano del MPL para llevar el básico de los $7077 actuales a $12.800. Y se sostiene, por otro lado, todas las acciones desplegadas hasta el momento.[RDL1] 

Ya las marchas de antorchas en Posadas culminaron frente al CGE lo que marcó la clara identificación de dónde estaba nuestro enemigo. Fue esa presión, la de miles de compañeros marchando por las calles, la que permitió la apertura de una mesa de diálogo entre el presidente del CGE y los representantes de los sindicatos y las organizaciones en lucha. Se trató de una batalla ganada a la patronal, que hasta ese momento se negaba a reconocer la profundidad del conflicto.

El crecimiento político del movimiento fue innegable en lo que va de febrero a marzo. Ya la segunda Asamblea provincial por unanimidad se votó un paro de 24hs el día 02/03 y otro de 72hs los días 9,10,11 de marzo. Sostuvimos la necesidad de un paro por tiempo indeterminado hasta que el gobierno paute una mesa paritaria. También la necesidad de llevar nuestros reclamos al Ministro Trotta, cosa que hicimos y colocó las demandas de la docencia misionera en primera plana provincial y, por qué no, nacional.

Cierto es que la Pandemia fue muy oportuna para el gobierno como forma de “enfriar” la movilización callejera de los docentes misioneros. Cinco asambleas a lo largo de ellas, el paro por tiempo indeterminado empezaba a cuajar más y más. Fue toda esa actividad la que obligó al gobierno a recibirnos a los docentes opositores en lucha el 17 de marzo. Nos despidió con la promesa de una contra-oferta, luego de escuchar nuestros reclamos y acto seguido se reunió con la burocracia de UDPM.

La lucha sigue, por otras vías

Fue nuestra gesta, independencia patronal y lucha la que nos colocó en la mesa de dialogo de paritarias, algo que conmueve y nos permite seguir luchando. La cuarentena no hizo que nos quedáramos quietos. Seguimos exigiendo que nos atendieran en una segunda mesa de diálogo virtual. La reunión se realizó el 20 de abril y como era de esperar el gobierno no llevó ninguna propuesta salarial. Obviamente, a la agenda que teníamos se sumó el problema de los docentes suplentes, precarizados y desocupados y reclamamos por un ingreso salarial para ellos. Los trabajadores no nos enfrentamos, nos unimos. Exigimos también que las cocineras puedan cobrar por tarjeta para que las compañeras no tengan que exponerse al momento de cobrar su salario. Reclamamos por el pago de los docentes suplentes que debían cobrar sus altas y se efectúen los nombramientos pendientes.

Como ya está ocurriendo en todo el país, la baja salarial, el congelamiento salarial y el pago en cómodas cuotas parece imponerse también para nosotros. Es hora de continuar organizándonos. Convocamos a una reunión de todos los sectores en lucha para sumar a la agenda previa las demandas que agrega la Pandemia. Hoy más que nunca, ningún docente sobre en la provincia. Se deben reubicar y nombrar a los docentes desocupados ya que la labor de las clases virtuales se ha intensificado. Necesitamos personal de apoyo tanto técnico como pedagógico. Frente a los problemas de conectividad y recursos exigimos al gobierno garantice computadoras, celulares y wifi gratuita en toda la provincia. Si no continuamos con el proceso organizativo que iniciamos el fin de la Pandemia nos va a encontrar un paso atrás, con más desocupación y degradación.  


Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de ECD

Ir a Arriba