Chaco – Los docentes sin cargo en la provincia

en ECD/El Correo Docente 26

Por: José Almeida

La Pandemia está mostrando que los docentes de todo el país tienen realidades y problemas comunes. Un claro ejemplo es el de los docentes sin cargo. En la provincia de Chaco venimos mostrando la realidad de estos compañeros en las páginas de El Correo Docente. Similar a la de los reemplazantes de la provincia de Santa Fe y a la mayoría de los suplentes de la provincia de Buenos Aires que entran y salen del sistema o de los compañeros misioneros que no encuentran trabajo por el insólito método de inscripción del padrón provincial. Si algo ocurría en nuestra provincia era el silencio oficial en torno a la magnitud del problema que, a fuerza de recorrer asambleas, foros docentes y cursos contrastaba con la voz de miles de compañeros desocupados. Finalmente, la Ministra de Educación, Daniela Torrente, sinceró la cifra de docentes sin cargo en la provincia: más de 20.000 compañeros. De esta manera, el Estado revela la situación real, dejando de lado las especulaciones en cuanto al número de docentes desocupados. El sinceramiento llega en plena expansión de la pandemia del Covid -19 y el posterior cierre de las Juntas de Clasificación de todos los niveles y modalidades como mecanismo preventivo.

En los primeros días de abril, cuando comenzaba el aislamiento social comunitario y obligatorio, esta fracción de docentes desocupados se hizo sentir con fuerza. A ellos se plegaron otros: los que se encontraron inesperadamente con la imposibilidad de conseguir trabajo luego de finalizar suplencias en diciembre. La desocupación abierta junto a unos y otros: esos que trabajan en forma itinerante (no por voluntad propia sino por la forma de organización del sistema) y esos compañeros que tienen muchos años de recibidos, que están inscriptos en el sistema, pero aún no les ofrecieron cargos ni horas cátedra.

En ese cuadro, lo primero que reclamaron fue una asistencia de emergencia para poder paliar su situación. Inclusive fue el propio Ministerio de Educación quien instó a los docentes sin cargo a que se preinscribieran en ANSES para percibir el Ingreso Familiar de Emergencia de $10.000. Es decir, la provincia apeló a descomprimir contando con el miserable subsidio que impulsó Alberto Fernández para los desocupados, trabajadores no registrados, monotributistas categorías A y B, monotributistas sociales y trabajadoras de casas particulares. Sin embargo, a la gran mayoría de los docentes desempleados les fue rechazada la solicitud por estar inscriptos en el sistema. También les fue denegada la Asignación Universal por Hijo y la mayoría tampoco calificó para el programa AlimentAR que tiene un monto de $4.000 solo para aquellos con niños menores a 6 años. Como si fuera poco, el Estado tampoco les pagó la segunda cuota del proporcional de vacaciones que les corresponde a todos aquellos que terminaron una suplencia en diciembre o antes, o aquellos que hicieron suplencias cortas el año pasado. Reclamos similares de pagos adeudados levantaron los compañeros de la provincia de Santa Fe para los reemplazantes.

La Pandemia tiene efectos pedagógicos. No solo porque revela en nuestra provincia la magnitud de docentes en condiciones de trabajar sino también que a la burguesía y a su personal político poco le importa resolver la situación de los docentes sin cargo. Hoy podrían ser todos contratados para apuntalar la continuidad pedagógica a distancia y sin embargo se decide no hacerlo. Les ofrece a esos compañeros “soluciones de hambre” como la IFE y revela que poco le importa la educación de los niños/as y adolescentes chaqueños ni la salud de los docentes a los que se deja sin cobertura sanitaria.

Sin embargo, el problema sí tiene solución. Para eso hay que discutir prioridades y el uso de millones y millones de pesos que se transfieren a la burguesía parásita. La problemática de la desocupación docente puede resolverse y, entonces, debemos exigirle al Estado que construya escuelas en toda la provincia para incorporar a todos los docentes sin cargo. En segundo término, y como medida inmediata ante la situación actual, se deben contratar a todos estos docentes para desempeñarse como tales y contribuir con la preparación de clases, seguimiento y corrección de actividades. De esas tareas hoy se ocupa un solo docente que debe responder a aproximadamente 200 alumnos repartidos en 3, 4 y hasta 5 escuelas. Su nombramiento agilizaría y facilitaría la planificación de clases y actividades, apuntalaría el proceso de educación a distancia y permitiría un acorde seguimiento pedagógico para alumnos y familias precisamente cuando más lo necesitan. Obviamente, nuestras demandas salariales no se suspenden en cuarentena. Mientras la burguesía apunta a la rebaja salarial vamos a exigir lo nuestro. Una vez más, la recomposición histórica del salario docente es una medida de primer orden. En tercer lugar, entonces, hay que exigirle al Estado un salario equivalente al costo de dos canastas básicas totales y si no está dispuesto a emplear a los compañeros desocupados ese debería ser el monto del subsidio para ellos mientras dure el confinamiento por la pandemia. Hoy los docentes estamos en la trinchera educando. Vamos a mostrarle al conjunto de la sociedad que nosotros batallamos por la educación de la clase obrera, sabemos qué hay que hacer y por eso elevamos nuestros reclamos.

La degradación educativa pone blanco sobre negro distintos problemas que se agudizan en el contexto de un capitalismo en descomposición. Es hora de tomar el problema en nuestras manos y pensar en un nuevo tipo de sociedad que privilegie la educación y la salud de la población y no la ganancia capitalista. Esa sociedad tiene nombre: se llama socialismo y solo ella resolverá nuestros problemas. Si no nos organizamos ahora, el fin de la pandemia solo traerá más hambre, degradación, miseria y embrutecimiento para el conjunto de los que verdaderamente movemos el mundo: los trabajadores.

  • Incorporación de todos los docentes sin cargo para garantizar y reforzar la educación virtual
  • Pago urgente de la 2da cuota del proporcional de vacaciones
  • Construcción de escuelas en toda la provincia para terminar con la desocupación docente
  • Por un salario inicial equivalente al costo de dos canastas básicas totales.
Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de ECD

Ir a Arriba