Los femicidas son el Estado burgués, el patriarcado y la iglesia. NI UNA MUERTA MÁS

 

Logo RyR

La última semana tomaron estado público una serie de crímenes cometidos contra mujeres en razón de su género. Los casos de femicidios son cada vez más y cada vez el ensañamiento es mayor. La violencia de género no es ejercida por personas “enfermas” sino por personas que encajan perfectamente en una estructura social y un sistema ideológico dominantes. El enemigo es el patriarcado, conformado por la alianza entre varones y mujeres de la burguesía y varones (e incluso mujeres) de la clase obrera. El patriarcado es funcional al capitalismo, pues fragmenta la lucha del proletariado al plantear la división entre varones y mujeres de la propia clase. Consecuentemente, la burguesía incrementa los niveles de explotación cuando se le suma la opresión genérica. Las mujeres de la clase dominante aceptan y aplican la opresión porque son beneficiadas por el capitalismo en razón de su clase. Esas mujeres, tarde o temprano, experimentarán las contradicciones que deben enfrentar en el patriarcado. Los obreros también obtienen beneficios secundarios con la opresión, sin embargo, dado que la lucha por la liberación de la humanidad la lleva adelante la clase obrera, los primeros que deben abandonar esos beneficios y sumarse a la lucha de las mujeres son ellos.

La barbarie capitalista no solo sostiene solidariamente la alianza con el patriarcado, sino que además la descomposición social creciente de este sistema económico y social es el caldo de cultivo propicio para que la violencia contra las mujeres prolifere. Las mafias, tanto del narcotráfico como de la trata, la policía con zonas liberadas, los políticos burgueses y la clase dominante, todos hacen su negocio con los cuerpos, la vida y la salud de las mujeres, fundamentalmente, las de la clase obrera. El gobierno nacional en complicidad con la Iglesia hace caso omiso de las muertas por la realización de abortos clandestinos. Esos también son femicidios.

Porque la liberación femenina y contra el patriarcado no se dará si no es de la mano de la clase obrera que lucha por el socialismo.

Llamamos a todas las organizaciones sindicales y partidarias a votar la realización de un paro general en apoyo de la lucha de las mujeres. Contra el capitalismo explotador y cómplice del patriarcado, nuestros aliados son el movimiento obrero en su conjunto, a quienes instamos a tomar conciencia de las luchas de género contra la opresión, y la izquierda revolucionaria. Llamamos a todas las mujeres a tomar conciencia de que la lucha contra la opresión es uno de los pilares de la liberación de las potencias humanas en general.

Los Encuentros Nacionales de Mujeres no son resolutivos ni determinan la realización de acciones conjuntas y clasistas. Se han burocratizado y su dirección responde a los gobiernos provinciales y a sectores eclesiásticos. Por ese motivo es que llamamos a la construcción de un Congreso Nacional de Mujeres que funcione como una asamblea permanente, una organización que nos permita discutir, votar y llevar a cabo un plan de lucha contra el sistema explotador y opresor. No tenemos que esperar que nuevos casos sucedan para reaccionar. Sabemos que sucederán y debemos prepararnos para actuar ya mismo.

El gobierno es responsable de la represión y de la connivencia de otros poderes públicos con las mafias de la trata y el narcotráfico

 

 

EXIGIMOS

 

  • Justicia por Lucía y por todas las mujeres víctimas de la violencia de género
  • Declaración de una Ley de Emergencia contra la Violencia de Género con partidas presupuestarias destinadas a tal fin
  • Que se CUMPLA con carácter URGENTE la Ley 26.485 (de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres)
  • Creación de un registro único de femicidios
  • ¡Aborto libre y gratuito ya!

 

EL GOBIERNO ES RESPONSABLE

 

Por la realización de

 

  • Paro general que unifique las luchas feministas con las de la clase obrera
  • Congreso de Mujeres por la lucha socialista y feminista

RAZÓN Y REVOLUCIÓN

1 Response

  1. roxana aldereter dice:

    La otra reforma que planteó Cambiemos y que generó un masivo repudio en las redes sociales es que en el proyecto de ley deja de contemplarse la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres. Esto sucedió un día antes del paro de mujeres y la marcha de #NiUnaMenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *