¿Cómo evitamos un nuevo crimen en SAMEEP?

El martes 11 de julio, murieron cuatro operarios tercerizados de Servicio de Agua y Mantenimiento Empresa del Estado Provincial (SAMEEP), que se encontraban trabajando en una cámara séptica del barrio “150 Viviendas”, de la localidad de Puerto Vilelas. Convocados por su jefe en su día de franco, los compañeros ingresaron sin protección, inhalaron gases y fluidos tóxicos, se desvanecieron uno a uno y fallecieron al ahogarse.
Desde la primera hora, los trabajadores se organizaron para denunciar el hecho y exigir soluciones inmediatas. Familiares, compañeros, y organizaciones sociales, bloquearon el galpón principal de la empresa para que se hagan cargo de las pompas fúnebres. Después de dos días de asueto, hicieron una asamblea en el lugar de trabajo, decidieron no salir a trabajar y exigieron la renuncia de todo el directorio, el pase a planta de los tercerizados y la provisión de elementos de seguridad.
Lo más activo del movimiento han sido los trabajadores jornalizados del área de cloacas, sector al que pertenecían los compañeros asesinados, apuntalados por el Movimiento Clasista Combativo (MCC) y el Movimiento de Desocupados 20 de Diciembre (M20). Al día de hoy, han protagonizado más de ocho marchas exigiendo la respuesta inmediata del gobernador Peppo. En sus asambleas han repudiado y expulsado a la burocracia que conduce el Sindicato de Obras Sanitarias del Chaco (SOSCH). Los trabajadores saben que esos burócratas tienen fuertes vínculos políticos con Gustavo Martínez, ex presidente de la empresa y son responsables del hecho, tanto por aceptar el régimen de tercerización como por no asegurar condiciones de seguridad elementales.
Hasta ahora el Gobierno se viene lavando las manos. El ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Guillermo Monzón les dijo a los trabajadores que “en la provincia no hay recursos para resolver la situación a corto plazo”. El gobernador Domingo Peppo no ha emitido palabra y se niega siquiera a conceder una reunión, a la vez que ordenó un cerco mediático sobre el asunto. Respecto a la investigación de la causa, el procurador general Jorge Canteros allanó el camino para responsabilizar a los trabajadores de sus propias muertes ya que entiende que hubo un movimiento de maquinaria dentro del pozo que rompió un “tapón” de arena y barro que produjo la emanación de los gases tóxicos. No explica, sin embargo, por qué no contaban con los elementos de seguridad correspondientes, que los hubiesen salvado.
Estamos frente a un crimen social en toda la regla. El asesinato de estos cuatro trabajadores, a los que se suman otros dos que perdieron la vida en enero de este año bajo las mismas condiciones, es el resultado de la forma normal en que funciona el capitalismo. Los patrones buscan incrementar sus ganancias y para ello recortan los costos lo más que pueden. Para ellos los cascos, los guantes, las botas de goma, y las máscaras que podían haber evitado la muerte de cuatro compañeros, son costos. Costos innecesarios porque lo que finalmente lo que está en juego es nuestra salud y nuestra vida, no la de ellos. El Estado, que los representa, los ampara y no hace nada para controlarlos. Los deja actuar. Del mismo modo opera la burocracia del SOSCH que se calla la boca y acepta la tercerización y la inseguridad laboral. Son todos parte de un mismo tipo de sociedad, el capitalismo, donde lo que importa es la ganancia capitalista y no los trabajadores, los verdaderos productores de la riqueza que disfrutan unos pocos burgueses.
Frente a este hecho, exigimos respuestas inmediatas:
­
  • Pase a planta de todos los tercerizados y jornalizados de SAMEEP
  • ­ Control obrero de la empresa y elección del Directorio en Asamblea Obrera
  • ­ Comisión de Seguridad y Salubridad votada por los trabajadores
  • ­ Juicio y castigo a todos los responsables.

A continuación, reproducimos una entrevista que le hicimos a José Porreti, dirigente del Movimiento de Desocupados 20 de Diciembre. Allí cuenta con detalle el proceso de lucha que los compañeros están llevando adelante.

Razón y Revolución Chaco (RyR-C): José, comentanos cómo es la situación del movimiento de lucha que se inició por las muertes de los trabajadores de SAMEEP.

José Porretti
: En primer lugar, les agradezco por la entrevista y por la posibilidad de poder discutir la lucha política fundamental que venimos llevando los compañeros del MCC (Movimiento Clasista y Combativo) y la 20 de Diciembre contra la precarización laboral en la provincia. Lamentablemente, esta etapa de la lucha política que iniciamos hace 9 años la estábamos dando con 4 compañeros que ya no están. Nosotros decimos que fue una masacre política de Estado lo que sucedió en Vilelas, y lo denominamos “la masacre de Vilelas”. En este contexto nosotros pudimos ver claramente una serie de factores de la situación política de la provincia.
Luego de que fueran asesinados los compañeros, se produjo el debate de los candidatos para las PASO y luego el debate de los candidatos para las elecciones generales. Fue un debate televisivo entre los cuatro candidatos mejor posicionados. Y todo el arco opositor, el arco oficial y la izquierda, todos, incluidos el PO, plantearon su repudio a lo que había pasado. Y montaron un espectáculo a través de la sangre de nuestros compañeros, de los compañeros del MCC para la población.
Que se hayan pronunciado es resultado del repudio que generó en el conjunto de la población la “masacre de Vilelas”. Nosotros hemos recibido centenares de muestras de afecto y solidaridad con nuestra lucha. Pero por arriba, ha sido bloqueada la lucha de los compañeros de SAMEEP, por varias situaciones. Una, el sindicato de SAMEEP, que es el SOSCH, ha actuado como lo que es: una burocracia sindical al servicio del “negreamiento” de los compañeros. Estando a más de 16 días de la masacre, el sindicato todavía no había llamado a un día de paro. Si uno mira en la página oficial del sindicato ve que hay decenas de promociones de viajes a diferentes lugares del país y ninguna que denuncie la precariedad de los compañeros, o que pida por el aumento salarial, o algo… Son una agencia de turismo, que fue puesta en pie por Gustavo Martínez, por Peppo y Bacileff Ivanoff en el 2014.
Eso por un lado. Por otro lado, el papel de la izquierda, que se reagrupa en la provincia a través de la Multisectorial que encabeza el PCR y SITECH (Sindicato de Trabajadores de la Educación de Chaco). Esta ha tenido un papel nefasto, porque salvo organizaciones como la Coordinadora de Unidad Barrial (CUBa), que participó inicialmente en la solidaridad con los compañeros y las familias, la Multisectorial hace un planteo abstracto del pase a planta: que pasen a planta todos los precarizados de la provincia. Por principio, nosotros estamos de acuerdo con esa posición. En lo que no estamos de acuerdo es que ellos se niegan a plantear que la prioridad sea el pase a planta de los trabajadores de cloacas.
Me explico. En este fin de semana que pasó, hemos tenido intentos de suicidio con los compañeros que quedaron vivos. Además, los compañeros continúan trabajando bajo las mismas condiciones que antes de la masacre. Entonces nosotros decimos por principio el fin de la precarización laboral, un principio universal en la lucha de los explotados, pero decimos que la prioridad debe ser el pase a planta de los trabajadores precarizados de cloacas. Porque tememos que compañeros que están sufriendo ataque de pánico en la vía pública o compañeros que intentan suicidarse, tomen una trágica decisión, y necesitamos resolver esto lo antes posible.
El PO, es la fuerza presente del FIT en Chaco, utilizó el crimen contra nuestros compañeros para hacer campaña electoral. Como utilizó la desaparición de Maira Benítez para hacer spots publicitarios sin el consentimiento de sus familiares. Y se han prendido del asesinato de los compañeros para hacer campaña política con declaraciones en los medios radiales. Pero nadie de la dirección del PO en Chaco, ni sus principales candidatos, ni sus militantes han concurrido a ninguna de las instancias de los trabajadores de cloacas, por ejemplo, en las asambleas multitudinarias donde había 800 precarizados de SAMEEP en los galpones. Allí la burocracia sindical del SOSCH fue invitada a retirarse de la asamblea por los precarizados.
Y el PO hasta ahora sigue movilizándose, movilizaciones ajenas a los trabajadores, porque no hay trabajadores de cloacas ahí, ni trabajadores de SAMEEP. Solamente va el sindicato y su comisión directiva y nadie más. Y han intentado con Juan García, flamante candidato a diputado nacional, callar nuestra voz impidiendo que habláramos en las reuniones de la Multisectorial. Planteando que el sindicato de los trabajadores ya había hablado y que por lo tanto nosotros ya no teníamos derecho a opinar más nada, y que por lo tanto, debíamos subordinarnos a lo que el sindicato dijera.
Lo repudiamos en su momento, lo repudiamos luego públicamente, y le dijimos al PO que en Chaco ellos se forman detrás de las filas de Pedraza, ellos son parte del operativo político del sindicato de SAMEEP para lavarse la cara frente a nueve años de precarización laboral, donde no han hecho ninguna medida para revertir esa situación, ya cuentan con seis compañeros asesinados, cuatro en Vilelas y dos en Tres Isletas.
Por eso decimos que el PO intenta encubrir su electoralismo barato y rastrero, tras fórmulas vacías en defensa de los trabajadores, encubriendo su falta de militancia junto a los trabajadores de cloacas, de SAMEEP, y de los trabajadores de toda la provincia en general, atrás de un sindicato que es Pedraza en Chaco. Entonces, los llamamos a la reflexión, que se sumen al campo de los luchadores y que dejen de ser rastreros de la más criminal burocracia sindical.
Por otro lado, la situación es la siguiente: en el plano más general los trabajadores hemos hecho ocho movilizaciones, ayer fue la última (jueves 27/07), donde planteamos que el gobernador Domingo Peppo reciba a los trabajadores cloaca. Y los trabajadores de cloaca tienen un petitorio que pide la renuncia de todo el directorio de SAMEEP, que es un ente descentralizado y autárquico pero que depende del Estado provincial, y el pase a planta de todos los precarizados con prioridad a los de cloaca. Y después que se termine la precarización laboral en Chaco en general.
No hay nadie que haya respondido nada. El directorio de SAMEEP dice que tiene que resolver la situación Peppo, y Peppo dice que lo tiene que resolver Jorge Westtein, que es el director. Y el problema político es que Westtein es el cuñado de Gustavo Martínez [Ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial de Chaco] y por lo tanto, nuestros compañeros quedaron presos de esa interna política.
Bueno, esa es un poco la situación. Nosotros estamos discutiendo con los compañeros de cloacas cómo damos un salto en la lucha política, porque hay una orden directa -y así nos expresan los trabajadores de la prensa con los cuales tenemos contacto y relación amistosa- de no darle entidad a la lucha. Gustavo Martínez y Westtein han llamado a medios amenazándolos que si sacaban una nota más relacionada a la “masacre de Vilelas”, le iban a cortar la pauta publicitaria. Es por eso que la mayoría de las notas que salen son en canales y radios de Corrientes, o medios nacionales. Localmente está bloqueado, así que vamos a intentar dar un salto en la campaña política para involucrar a todo el arco político de la provincia en esta discusión, y romper el cerco mediático que de alguna manera lo rompemos con la propaganda que hacemos de nuestras actividades a través de las redes sociales.
RyR-C: A todo esto, ¿qué hizo la justicia?
Porretti: La justicia está plantando el terreno para echarle la culpa a los asesinados, a los que han sufrido la violencia laboral por parte del Estado y, en un segundo plano, en hacer un camino para exculpar de sus responsabilidades políticas y materiales en este crimen a los funcionarios de SAMEEP y a los funcionarios políticos del Estado. La gente ligada a la justicia patronal, plantea “independientemente de la responsabilidad que tengan los trabajadores por haber ingresado sin protección a ese lugar, habrá que evaluar la responsabilidad del personal jerárquico superior”. O sea, están echándole la culpa a los laburantes.
RyR-C: El Partido Obrero hasta ahora no ha sacado siquiera un comunicado.
Porretti: Sí, sí. El PO no quiere luchar por los compañeros, no es parte de su estrategia la lucha obrera. Porque ellos no fueron a una asamblea de 800 precarizados donde se expulsa a la burocracia sindical, y al otro día fuimos a una reunión y ellos dicen “el sindicato ya habló”. Entonces, hay una línea de sangre entre el PO y los compañeros de cloaca, esa línea de sangre es la que divide si estás a favor de la deliberación de los trabajadores, de la clase obrera, de superar con la movilización y el debate a la burocracia sindical, o si sólo querés sacar una declaración en los diarios para poder medrar electoralmente con algún voto de la población que se escandalizó con esta situación y que es solidaria con los trabajadores.
RyR-C: ¿Peppo dio alguna respuesta a esto?
Porretti: No, Peppo no. Por lo menos a nosotros no. Ayer los compañeros han presentado el petitorio que es muy cortito y concreto. Pide la renuncia del directorio de SAMEEP y el pase a planta de todos con prioridad a los de cloacas. Y no, no. Nos atiende la policía, ponen un vallado. No hay ningún tipo de respuesta concreta.
RyR -C: ¿Hay solidaridad de parte del resto de los trabajadores?
Porretti: Hay una solidaridad de los compañeros pero muy difusa porque como no está organizada no se nota. Pero lo que yo sí puede afirmar acá es que el ánimo y voluntad de lucha de los compañeros de cloacas está firme, más allá de las vicisitudes personales por las que pase cada uno, por lo doloroso de la situación. Ellos son los que proponen muchas de las iniciativas que nosotros tomamos y las llevan adelante. Así que nosotros creemos que esta lucha no está cerrada y que de alguna manera logramos romper el cerco mediático y político que el gobierno nos quiso poner. Y entendemos que en la brevedad vamos a tener algún tipo de desenlace de esta situación porque ya es insostenible para el gobierno.
RyR-C: ¿La burocracia está apretando a los compañeros de SAMEEP?
Porretti: Sí. Le mandan mensajes de texto diciéndoles que juntándose con piqueteros no van a conseguir nunca el pase a planta. Pero como estos 85 compañeros de cloacas consiguieron su trabajo junto a una organización como el MCC, no nos pueden intimidar por ese lado. Porque son compañeros que vienen luchando hace mucho tiempo, no empezaron ayer. Entonces, la burocracia va a necesitar mucho más que un mensaje de texto para poder quebrarles la moral. Posiblemente a alguno sí, pero no a la mayoría.
RyR-C: ¿Los cuatro compañeros asesinados pertenecían al MCC?
Porretti: Sí, sí. Los cuatro. Los cuatro ingresaron a trabajar con el MCC (Movimiento Clasista y Combativo) a SAMEEP a cloacas en el 2008. Ingresaron a trabajar en SAMEEP por un PEL (Programa de Entrenamiento Laboral) de $194 (ciento noventa y cuatro) y a través del tiempo y con una lucha de años fueron “mejorando” su situación laboral conquistando no hace mucho el carácter de “jornalizados” que es una situación, digamos, de mejoría frente al salario por un plan social, en este “jornalizado” los compañeros pudieron acceder a horas extras y demás beneficios; sin que esto signifique que dejaba de ser personal precarizado con el agravante de realizar tareas insalubres y riesgosas, es realmente emociónante ver como se fueron organizando dentro de la empresa de manera independiente para lograr su estabilidad laboral.
RyR-C: ¿En el transcurso de la semana que viene habrá una nueva marcha?
Porretti: Mirá, nosotros vamos a discutir en el transcurso del fin de semana lo que haremos. Nos vamos a juntar con los compañeros y vamos a discutir qué hacemos. Por el momento no tenemos nada resuelto, pero sí la voluntad de seguir luchando hasta que se resuelva toda esta situación.
RyR-C: Muchas gracias José. Desde ya, cuentan con nuestro apoyo y solidaridad para todas las acciones que decidan para darle continuidad al plan de lucha. Razón y Revolución va a participar de todas las instancias que los compañeros promuevan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *