Paritaria Nacional Docente: el resultado cantado

en Conti-Santoro/Novedades

Finalmente se resolvió la Paritaria Nacional Docente. Aquella bandera por la cual la burocracia nos llamó a “votar bien” y “esperar al 2019”, mostró sus límites. Tras la reunión de hoy, el gobierno y las direcciones sindicales que componen el FUDB acordaron elevar el salario testigo docente a $23.000 a partir de marzo y $25.000 en julio. Además, el gobierno otorgará una suma de $4.840 vía FONID y a cuenta de futuras recomposiciones provinciales a pagar en cuatro cuotas de $1.210 (abril, mayo, junio y julio). Por último, prometieron volver a reunirse antes del 31 de julio. Si bien no está nada dicho, ya que los sindicatos deben bajar la propuesta a las bases, está claro que la dirigencia acuerda con los términos de negociación.
Tomando la situación de cada provincia, el salario testigo será incrementado en Salta, La Rioja, Jujuy, Formosa, Misiones, Chaco, Mendoza y San Juan. En el resto de las provincias, el salario testigo alcanza o supera los $23.000. Por lo tanto, no habrá aumentos significativos para ningún docente. ¿Aquí también aplicará el criterio que se usa para los jubilados y entonces un docente bonaerense que cobra poco más de $27.000 se considera un privilegiado? Tengamos en cuenta que según el INDEC, una familia tipo necesita al menos $40.000 para no ser pobre. Es decir, de concretarse el acuerdo, ni siquiera llegaremos a la canasta básica de pobreza que mide el INDEC. Ni hablemos ya de otros indicadores que surgen de otras mediciones relativamente más realistas: en diciembre de 2019 se estimaba que en Rosario la cifra ascendía a los 62.000$ según los cálculos de la Cesyac mientras una maestra que recién inicia en esa provincia ganaba poco más de 29mil pesos. La canasta de la Ciudad de Buenos Aires también ascendía, según los organismos oficiales, a 61.000$ y ese es el número que ATE-INDEC marcó como mínimo salarial.
Nada de esto sorprende. El Pacto Social de los Fernández es esto: degradación en la vida de los trabajadores y salvataje para los empresarios. Los sindicatos combativos y las organizaciones de izquierda no podemos permitir semejante atropello. Debemos plantear el no inicio de clases y organizar un plan de lucha independiente de la burocracia. Si la Celeste le perdonó el primer año a Macri ¿Qué debemos esperar de un gobierno afín?

La Corriente Nacional Docente Conti-Santoro propone:
Abajo el Pacto Social de los Fernández y de la burocracia celeste
No inicio de clases
Recomposición histórica del salario. Salario Inicial igual a dos canastas básicas totales
Plan de lucha independiente encabezados por los sindicatos y seccionales combativas

Corriente Nacional Docente Conti-Santoro

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de Conti-Santoro

El viernes 26-06, el gobernador Bordet presentó el proyecto de Ley de
Ir a Arriba