Prostitución y trata en España: El país con el mayor consumo de prostitución de Europa

Amelia Tiganus

España es el tercer país del mundo en consumo de prostitución, después de Tailandia y Puerto Rico. En España la industria del sexo está extendida y normalizada. La prostitución se encuentra en una situación de alegalidad, es decir, no es un delito pero tampoco está regulada como actividad profesional. Sin embargo, la “prostitución ajena” o la explotación sexual sí es un delito, a pesar de no ser siempre perseguida. Además, España ha sido en los últimos años un polo de atracción de inmigrantes. Las políticas de control migratorio han hecho florecer la figura de los “facilitadores”, personas que “ayudan” a cruzar las fronteras a miles de personas migrantes y que en muchas ocasiones son en realidad “captadores” de potenciales víctimas de trata. Muchas personas migrantes son captadas por los tratantes a través del engaño para ser explotadas en España a través de la fuerza, la coerción, el aprovechamiento de situaciones de pobreza, necesidad, vulnerabilidad o la generación de deuda por los “servicios” de entrada en el país.

Entre el 27 y el 39 por ciento de los varones españoles habría pagado por sexo alguna vez, según datos aportados por diversas investigaciones, uno de los índices más altos de Europa. Este dato del 30 por ciento coincide con el que aporta el Informe de Naciones Unidas de 2012 y el informe sobre Trata con fines de explotación sexual de 2011, de la Asociación para la Atención, Prevención, Reinserción de Mujeres Prostituidas (cuatro hombres de cada 10 han consumido alguna vez o son consumidores habituales).

¿Es legal la prostitución en España?

Situación de la prostitución en España

Según cálculos de la Policía Nacional, en España hay unos 1.400 locales en los que se practica la prostitución, aunque este número no incluye los pisos de citas, que “cada vez hay más y además son incontrolables”, según explica el inspector jefe de la Policía Nacional José Nieto.

La demanda de prostitución está formada por hombres de todas las edades y condiciones, que consumen indiscriminadamente cuerpos de mujeres y niñas que siempre encuentran disponibles. Para cubrir la demanda las redes de trata utilizan a mujeres y niñas en situación de desventaja para llenar pisos y zonas de prostitución de calle, pornografía e internet a través de coacciones y amenazas.

Hasta 2010 España no ha tipificado el delito de trata de personas. El primer Plan Integral contra la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual comenzó a aplicarse en 2009. España está empezando a responder a esta realidad. La estrategia policial recién ha incorporado un cambio de enfoque basado en los derechos de las víctimas y no en un problema de inmigración. Queda mucho por hacer, por ejemplo, garantizar una correcta identificación de las víctimas y garantizar su derecho a protección, sin necesidad, como es ahora, de la cooperación de las víctimas con la justicia.

España ha ratificado tratados internacionales por los que se compromete a poner los derechos de las víctimas en el centro de su actuación. Sólo la Ley de Extranjería reconoce algunos de estos derechos que en la práctica son difíciles de garantizar. Hoy por hoy, las autoridades facilitan fondo a entidades especializadas en la asistencia y protección pero no existe un organismo gubernamental que vele por el cumplimiento de sus derechos.

Todavía queda mucho por hacer para que las políticas públicas en España ofrezcan alternativas realistas a las mujeres en situación de prostitución. No hay una Ley contra la Trata que desde hace años reivindica el movimiento feminista y de la defensa de derechos humanos. El actual II Plan Integral de Lucha contra la Trata de Mujeres y Niñas con fines de explotación sexual (2015-2018), recoge en relación a la protección de las víctimas datos sobre el número de víctimas identificadas, haciendo hincapié en la labor de las organizaciones especializadas que realizan un acercamiento esencial para la mejora de la detección de posibles víctimas.

“La práctica totalidad de las 1.428 víctimas de trata con fines de explotación sexual en España son mujeres. Prácticamente un tercio de ellas son de origen rumano. Y la gran mayoría son menores de 25 años, principalmente menores de edad. Estas son las principales conclusiones de un estudio elaborado por

la Fundació Surt, especializada en cuestiones de género, a partir de los datos recogidos en el año 2014 por la Fiscalía General del Estado. Las responsables del informe, presentado en el Colegio de Periodistas de Barcelona, han destacado que estas cifras son sólo “la punta del iceberg” de la explotación sexual y el tráfico de personas, actividades que mueven en España cerca de 8,3 millones de euros.” La mayoría de ellas son menores de 25 años y han sido captadas a partir de una “relación afectiva” con el explotador y con la colaboración de su familia.

Según el Ministerio del Interior, en el año 2016 se detectaron 12.419 mujeres en situación de riesgo de ser víctimas de trata con fines de explotación sexual, siendo los clubes de alterne los lugares con mayor numero de mujeres en situación de riesgo detectadas, un 81%.

Las operaciones que llevó al cabo la policía se saldaron con 348 personas detenidas. 162 de los detenidos lo fueron por explotación sexual y el resto de 186 por trata con fines de explotación sexual. Los detenidos eran de origen rumano, nigeriano, chino o español.

De un total de 591 de victimas identificadas, 148 eran víctimas de trata. El país de origen de estás victimas era Rumanía, Nigeria o China. El resto de 443 de víctimas identificadas eran víctimas de explotación sexual de origen chino, rumano y español principalmente. 9 víctimas eran menores de edad.

Perfiles de las víctimas

  • Víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual: mujer, de 18 a 22 años, de nacionalidad rumana y en situación administrativa regular.
  • Víctimas de explotación sexual: mujer, de 28 a 42 años, de nacionalidad china y en situación administrativa regular.

Cuando comenzamos a documentar los feminicidios nos encontramos con una violencia extrema ignorada, el asesinato de mujeres en situación de prostitución. Entre 2010 y 2018 se cometieron al menos 42 feminicidios por prostitución en el Estado español, la inmensa mayoría de ellos perpetrados por “clientes” de prostitución. En dichos crímenes machistas y misóginos, los cuerpos de las mujeres fueron tratados con enorme saña y como si los asesinos los consideraran un campo de batalla, un territorio sobre el que canalizaban la guerra que el machismo libra contra todas las mujeres. Si la prostitución es la mayor escuela de desigualdad y cosificación humana, los feminicidios por prostitución son los crímenes machistas por antonomasia, aquellos en los que las mujeres en situación de prostitución son consideradas desechos humanos, mujeres-basura.

De siete años a esta parte, los feminicidios de mujeres en situación de prostitución no sólo siguen siendo ignorados, tampoco son considerados crímenes machistas. Como bien sabéis, estos feminicidios no forman parte de las cifras oficiales de violencia de género y los medios de comunicación los tratan como meros asesinatos a los que apenas se les da seguimiento y se los confina a las páginas de Sucesos de los periódicos.

Sistema prostitucional del Estado Español 

Este informe fue realizado en el marco del sistema prostitucional, del que forman parte los clientes de prostitución (prostituidores, prostituyentes o “puteros”); los proxenetas (muchas veces enmascarados bajo el nombre de “empresarios del ocio”, denominación legal de los dueños de los prostíbulos), los tratantes y el Estado (los beneficios económicos de la prostitución fueron incluidos por primera vez en el cálculo del PIB del Estado español a partir de 2014).

Entre 2010 y 2015, en el Sistema Prostitucional Español, han sido asesinadas 31 mujeres.

En este sistema confluyen cuatro tipos de Feminicidio: feminicidio por prostitución, feminicidio por trata, feminicidio íntimo y feminicidio transfóbico.

En estos crímenes atroces, la mayoría de ellos cometidos con gran saña, los cuerpos de las mujeres son tratados como desechos humanos.

Entre 2010 y 2015, has sido asesinadas 31 mujeres en el Sistema Prostitucional. En distribución por años, 7 feminicidios han tenido lugar en los años 2010, 2011 y 2012. En 2013 tenemos registrados 5 feminicidios, 1 feminicidio en 2014 y 4 feminicidios en 2015.

En 8 de las 17 Comunidades Autónomas hemos registrado feminicidios en este Informe, así como en una de las dos ciudades autónomas, Melilla.

Andalucía y Comunidad Valenciana encabezan las Comunidades Autónomas con más casos, un 26 por ciento respectivamente. Aunque es la Comunidad Valenciana la que acumula más concentración de casos, 8 en total, cuando tiene un 11% de la Población de mujeres en todo el Estado Español.

Cataluña es la tercera Comunidad Autónoma en número de feminidios en el sistema prostitucional con 6 feminicidios.

La mujer víctima del Sistema Prostitucional es una mujer extranjera y muy joven.

El hombre victimario en el Sistema Prostitucional es un hombre español y joven.

La gran mayoría de las mujeres asesinadas en el Sistema Prostitucional son extranjeras, un 68 por ciento. Lo que supone una sobrerrepresentación sobre la problación de mujeres extranjeras de España del 58 por ciento.

La gran mayoría de los victimarios de esas mujeres asesinadas en el Sistema Prostitucional, son españoles, un 65 por ciento. Aún así los extranjeros suponen el 26 por ciento de los 31 casos, lo cual hace que estén sobrerrepresentados respecto a la población de hombres extranjeros en un 15 por ciento.

Según el país de origen, la mayoría de las mujeres proceden de Países origen de las redes de trata según estudios especializados1: como Rumanía o Rusia en Europa, China en Asia, Nigeria en África o Brasil y República Dominicana en América.

La media de edad de las 31 mujeres víctimas del Sistema Prostitucional es de 34 años, 12 años menos que la media en el total de los 681 casos registrados en nuestra Base de Datos (geofeminicidio.com)

Ellos también son muy jóvenes, con una edad media de 36 años, 8 años menos que la media de ellos en el total de los 681 casos que tenemos documentados.

En una vivienda o en un lugar deshabitado se han encontrado la mayoría de los cadáveres: impunidad y ocultamiento del cadáver como cómplices de estos crímenes.

El espacio privado con un 55 por ciento y el espacio público deshabitado con un 26 por ciento de los casos, concentran la mayoría de escenarios de hallazgo de los cadáveres de estas 31 mujeres.

Los cuerpos son abandonados en el espacio privado: vivienda de la víctima, del víctimario cuando ella vive y ejerce en un piso o ejerce prostitución a domicilio. También la vivienda familiar es una trampa para algunas mujeres, cuyas parejas las matan por ejercer prostitución en su propia casa.

8 de los 31 cuerpos de estas 31 mujeres fueron encontrados en carreteras, zonas de obra, pozo, una ría, contenedores o caminos rurales.

En 6 de los 31 casos los cuerpos se encontraron en calles urbanas o la mujer falleció en el hospital después de ser trasladada del lugar de la agresión.

Brutalidad, ensañamiento, crueldad, saña,.. los cuerpos asesinados de las mujeres en el Sistema prostitucional son sometidas en su mayoría a más de un acto violento durante el episodio que acaba con su vida. Sólo en 10 de los 31 casos, se puede determinar un único acto violento. Tanto en estos 10 casos, como en todos, la mayoría mueren apuñaladas, acuchilladas con cuchillos, navajas o machetes.

En comparación con otros estudios que hemos realizado2 podemos afirmar que la relación entre asesinato y número de actos violentos se invierte. Por ejemplo en los feminicidios íntimos registrados entre 2010 y 2015 en Cataluña el 75 por ciento se relacionan con un único acto violento, mientras que en un 25 por ciento con uno o mas. En este informe el 68 por ciento se relaciona con dos o más actos violentos.

El análisis pormenorizado de la acumulación de actos violentos nos dibuja una realidad difícil de narrar y difícil de digerir.

En este informe hay 12 casos donde las mujeres son sometidas a dos actos violentos: por ejemplo acuchillada primero y luego escondida en un lugar lejano o maniatada y luego estrangulada.

Encontramos 7 casos donde las mujeres han sufrido 3 actos violentos: brutalmente golpeadas, para luego ser estranguladas y después tirada en la calle, ó sometida a maltrato habitual para ser golpeada duramente en una paliza y rematada con un golpe mortal con un palo de golf. Hay 1 caso donde se acumulan un total de 4 actos violentos y otro caso que suma en total 5 actos violentos.

Por todo ello Nosotras #No las Olvidamos.

¡Verdad, justicia y reparación!


Notas

Las estadísticas han sido tomadas de http://feminicidio.net/articulo/feminicidio-sistema-prostitucional-del-estado-espa%C3%B1ol-v%C3%ADctimas-2010-2015-31-mujeres

1 APOYANDO A LAS VÍCTIMAS DE TRATA: LAS NECESIDADES DE LAS MUJERES VÍCTIMAS DE TRATA CON FINES DE EXPLOTACIÓN SEXUAL DESDE LA PERSPECTIVA DE LAS ENTIDADES ESPECIALIZADAS Y PROFESIONALES INVOLUCRADOS. PROPUESTA PARA LA SENSIBILIZACIÓN CONTRA LA TRATA. Delegación del Gobierno para la Violencia de Género © Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad Centro de Publicaciones

2 “Informe 2010-2014 Cataluña: Feminicidios y otros asesinatos de mujeres”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *