Muertes en los talleres de costura: un crimen social

novedadesjulia.fwEn nuestro país, se conocieron masivamente las condiciones de explotación extremas a las que son sometidos los trabajadores de esta industria en 2006, debido al incendio de un taller ubicado en la calle Luis Viale. Allí, vivía y trabajaba una familia boliviana que fue víctima mortal del mismo. En 2015 la historia vuelve a repetirse, como tantas otras veces desde aquel momento, y debemos lamentar la muerte de dos niños obreros.
Las largas jornadas de trabajo, los bajos salarios y las condiciones de vida degradantes que deben ser aceptadas por los obreros de los talleres de confección para poder contar con un trabajo, son producto de una necesidad económica de los capitalistas de la actividad. Por eso, lejos de tratarse de un problema que se reduce al mal llamado “trabajo esclavo”, alcanza también a los obreros en blanco, que perciben uno de los salarios más bajos del país y se ven condenados a la desocupación debido a las quiebras crónicas de las empresas que los emplean.
Todo esto sucede a la vista de las distintas instancias estatales, ya sea el Estado Nacional o los gobiernos de la provincia y de la ciudad de Buenos Aires, que se desentienden de las políticas de inspección y de regulación de las relaciones laborales e ignoran las denuncias de vecinos y organizaciones políticas y sociales. Los empresarios no podrían actuar sin su complicidad.
En esta sección, les presentamos una serie de trabajos que apuntan a entender las causas que subyacen a esta realidad y ofrecer alternativas posibles a esta fracción de la clase obrera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *