El primer Borocotó. Biografía política de Alberto Fernández, 1983-2007

en El Aromo n° 39

Martín Hermida – El jefe de Gabinete, Alberto Ángel Fernández, es una de las caras más visibles de la burguesía nacional. Muchos medios de comunicación dan cuenta de un personaje cuya única lealtad habría sido con la oscuridad de sus actos. Se preguntan: ¿qué pasó con el “que se vayan todos”?, ¿por qué siguen los mismos? Es más ¿por qué nos muestran personajes tan impresentables? Muy sencillo: lo que para nosotros puede ser “impresentable”, para el capital puede ser una excelente foja de servicios. Muchos han demostrado una trayectoria en la administración del Estado, en los años hegemónicos y en los conflictivos. A continuación, presentaremos un avance de la carrera política del actual y futuro jefe de Gabinete.1 En próximas entregas publicaremos un resumen de una investigación en marcha sobre su conflictiva situación judicial.

Fernández, desde Alfonsín a Menem

A principios de los ‘80, Fernández ingresó a la Fundación para la Democracia en Argentina, dirigida por Eduardo Varela Cid. Luego, comenzó su carrera política con el gobierno de Alfonsín, como director de Sumarios y subdirector General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía. Por alguna razón –como abogado no era ni reconocido ni prestigioso- fue propuesto por el ingeniero Jorge Gándara, secretario del Palacio de Hacienda. Gándara era un ingeniero vinculado a la Unión Obrera Metalúrgica que, durante los ‘90, vendió sus servicios de consultoría a las obras sociales.2

En 1989, Fernández juró como superintendente de Seguros de la Nación, integrando el equipo económico de Miguel Roig y Néstor Rapanelli. Ya con Domingo Cavallo al frente de Economía, en 1991, fue confirmado en su cargo por sugerencia de Horacio Tomás Liendo, su secretario Legal y Técnico. Al mismo tiempo, tejió nuevas relaciones, en particular con Carlos Sánchez, viceministro de Economía de Cavallo. El ascenso de Sánchez lo benefició: su padrino accedió al cargo de secretario de Comercio e Inversiones y, finalmente, fue titular de la Dirección General Impositiva, supliendo a Hugo Gaggero, quien fue involucrado en el escándalo con IBM-Banco Nación. Más tarde, Sánchez dio un paso que marcaría la carrera de Fernández: reemplazó a Rodolfo Frigeri en la presidencia del Banco de la Provincia de Buenos Aires.3

El BaPro

Con su llegada, Sánchez, le abrió las puertas a Fernández, que fue una usina de ideas para nuevas actividades de la entidad bancaria, utilizando el privilegio que el Pacto de San José de Flores (1859) le da a esa entidad.4 A partir de la renuncia de Cavallo, Fernández pegó un giro a su carrera, apartándose del menemismo. En 1996, desde el Banco Provincia desarrolló para Duhalde un grupo de empresas estatales que se denominó Grupo Bapro, porque todas las entidades tenían como accionista y gerenciador al Banco de la Provincia de Buenos Aires.5

Provincia Seguros había iniciado sus actividades en 1993, a partir de la reorganización de la Sección Seguros de la Caja de Jubilaciones, Subsidios y Pensiones del Personal del Banco de la Provincia de Buenos Aires, cuyos antecedentes se remontaban a 1961. A la vez, el Bapro incursionó desde 1992 en el mercado de administradoras de fondos de jubilación y pensión asociándose al Grupo Santander en Orígenes AFJP, hoy del Banco Río.6

A Duhalde le interesaba el modelo porque levantaba la bandera de la no privatización y podía asignar negocios en forma que algunos califican de discrecional. Así, Fernández fue vicepresidente del Grupo Bapro entre 1996 y 2000, presidente de Gerenciar S.A., de Génesis Seguros de Retiro y de Provincia Salud.7

El grupo realizó, por entonces, muchas operaciones inmobiliarias de Gerenciar: desde la compra de inmuebles propiedad de Gatic S.A., ubicados sobre la porteña avenida Santa Fe, por la suma de US$ 4,5 millones, en junio de 1996; a la compra del emblemático inmueble en el partido de Florencio Varela, (Pcia. de Bs. As.), “la rotonda de Alpargatas”, propiedad de Alpargatas Calzados SA, en US$ 10,0 millones. Ninguna de esas operaciones sumó valor al Bapro que, es necesario recordarlo, terminó necesitado de un rescate multimillonario que realizaron los contribuyentes bonaerenses.8

Durante las gestiones justicialistas de Eduardo Duhalde y Carlos Ruckauf, la entidad estatal bonaerense habría otorgado cerca de 22.600 créditos por el equivalente a US$ 2.400 millones, de los cuales la mayoría se habrían pesificado en la devaluación asimétrica que Duhalde envió al Congreso y éste sancionó en febrero de 2002. De esos $ 2.400 millones, $ 1.850 millones (es decir el 75%) tienen alta probabilidad de incobrabilidad o son 100% incobrables. Además, se concentran en pocos grupos económicos, que habrían sido beneficiados con moras encubiertas por las autoridades de la entidad, en contra de las normas del Banco Central. Esta política buscó evitar la quiebra de empresas cercanas al gobierno.9

Las cuestionadas operaciones estarían involucrando a importantes grupos económicos, entre los que se destacan Gualtieri Construcciones (hoy en convocatoria de acreedores), Show Center, (Maccarone), Tren de la Costa (Soldati) y la empresa CCI, constructora y concesionaria de autopistas por peaje. Según Página 12, más de $ 500 millones podrían haber sido otorgados irregularmente y sin contar con avales suficientes.10 Esta situación dejó en cesación de pagos al Provincia, imposibilitado de devolver sus depósitos, y lo transformó en un necesitado de “corralito” y “corralón”.11

Bapro Seguros tenía una relación patagónica importante: Vanguardia Compañía Argentina de Seguros S.A., que presidía Juan Carlos Lagar, con sede legal en Ameghino 642, Río Grande, provincia de Tierra del Fuego (Lagar fue conocido de los apodados “pingüinos”). En el mercado asegurador siempre se ha considerado irreparable la documentación perdida en cierto siniestro que ocurrió en la sede austral de Vanguardia, compañía que luego solicitó su autoliquidación.12

¿Qué ocurre hoy? El Banco Provincia buscar ceder a un fideicomiso casi $ 6.000 millones en bonos para cumplir con las normas del Banco Central. Para ello, se requiere que la Provincia de Buenos Aires tome un crédito con un organismo multilateral y destine esos fondos al fideicomiso.13 Nuevamente, la población de la Provincia de Buenos Aires terminará pagando por las deudas ajenas.

El tesorero

En 1998, Duhalde lo puso a cargo de la administración financiera de su campaña presidencial. Mientras Fernández gestionaba las finanzas de la fórmula Duhalde- Ortega, se produjeron los gravísimos hechos que investigó la Procuración de México como “Caso Inversiones del Sur”: el ingreso del cártel de Juárez a la provincia de Buenos Aires, a través de Mercado Abierto Bank, de Aldo Ducler, muy cercano a “Palito” Ortega. Documentos secuestrados a narcotraficantes mencionaron la donación de US$ 1 millón a la campaña de Duhalde Presidente.14 Por otra parte, se sospechó el aporte de Gualtieri, mayor contratista de obras públicas en la provincia y deudor incobrable consuetudinario de los bancos oficiales, a la Fundación Duhalde Presidente. De esa etapa duhaldista, Fernández arrastra la relación con Kirchner, Eduardo Valdéz, Julio Bárbaro, Esteban Righi, Carlos Tomada, Ignacio Chojo Ortíz, y algunos otros que, en octubre de 1998, fundaron el Grupo Calafate.15

Posteriormente, Duhalde le encomendó pactar con Cavallo el respaldo a la candidatura de Carlos Ruckauf en la provincia. El resultado del acuerdo fue que a Carlos Sánchez lo reemplazó otro ex colaborador de Cavallo: Ricardo Gutiérrez, quien había sido director designado por Carlos Menem de Papel Prensa, controlado por Grupo Clarín, lo que permitió el ingreso del Grupo Bapro a Prima, la empresa informática de este medio. En el “sistema Bapro” también estaban Alberto Abad y Alberto Iribarne, que junto con nuestro protagonista resultan funcionarios clave en el poder K.16

En el año 2000, Fernández fue elegido legislador de la Ciudad de Buenos Aires, integrando la lista sábana del partido Acción por la República, que conducía Cavallo, y tuvo una alianza transitoria con Nueva Dirigencia, de Gustavo Béliz, llamada Encuentro por la Ciudad. En la lista figuraba la videlista Elena Cruz. De hecho, a ella le correspondía asumir en la banca que dejó vacante el mismísimo Alberto.17

La etapa kirchnerista

Ante la derrota de Duhalde y con Cavallo en caída, Fernández estrechó su relación con Néstor Kirchner, un gobernador que parecía capaz de financiar proyectos con las regalías petroleras. Fernández, entonces, volvió a poner en marcha sus servicios y ofició de cajero en la campaña presidencial pingüina de 2003, cuya financiación dio pie a varias causas en las que Alberto estaría involucrado. Al inicio de su gestión, Kirchner hizo creer que modificaría la situación de los jueces federales, iniciando la desmenemización de la justicia. Así, su ministro de Justicia, Gustavo Béliz, propuso que los jueces ordinarios pudiesen decidir sobre asuntos federales para desplazar a aquellos de la servilleta famosa que Carlos Corach le obsequió a Domingo Cavallo, con los nombres de los jueces que respondían a Menem. Para ello se avanzó con el nombramiento de los fiscales llamados “Centauros” (Quantín, Lanusse y Campagnoli).

En 2005, el entonces diputado nacional por el socialismo, Jorge Rivas, presentó una denuncia ante la Justicia en la que se investiga si el Gobierno entregó electrodomésticos a vecinos del conurbano bonaerense a cambio de votos para las elecciones legislativas de 2005. Además de una presunta malversación de fondos, está el delito por cohecho, reprimido con una pena de prisión de uno a seis años e inhabilitación perpetua para ejercer la función pública. En la denuncia, están acusados también Néstor Kirchner y su hermana. Sin embargo, Alberto Fernández convocó al mismísimo Rivas para que sea su Viceministro de Gabinete. Como el “socialista” aceptó, ahora acusador y acusado conviven en oficinas contiguas.18

No obstante, la causa aún sigue abierta en la Justicia y está a cargo del juez federal Rodolfo Canicoba Corral. En el próximo número de El Aromo haremos una investigación más exhaustiva de ésta y otras causas, si es que la continuidad del kirchnerismo y de su ministro estrella, resentido puntero fracasado en Córdoba y en Capital, nos lo permiten.


Notas

1La información fue obtenida de: http://www. quenoserepita.com.ar/quien_es_quien_alberto_ fernandez, http://www.bolinfodecarlos. com.ar/alberto_fernandez.htm, revistas Noticias y Veintitrés, y los diarios La Nación, Clarín y Página /12.
2www.bolinfodecarlos.com.ar/alberto_fernandez.htm
3www.pca.org.ar/Numerosanteriores/705/QUIEN%20ES%20ALBERTO%20FERNDEZ.htm
4El artículo 7º del Pacto de San José de Flores dictamina que no es procedente gravar las utilidades, los dividendos normales y de liquidación de las acciones y los intereses de los bonos hipotecarios del Banco de la Provincia de Buenos Aires, por cuanto aquél no está sujeto a los impuestos nacionales.
5www.bolinfodecarlos.com.ar/alberto_fernandez.htm
6Idem
7www.egobierno.gov.ar/municipios/ver.asp?MID=5&Tipo=Autoridad&Id=46
8www.bolinfodecarlos.com.ar/alberto_fernandez.htm
9La afirmación forma parte de la investigación realizada por la comisión bicameral de la Legislatura bonaerense creada para investigar la procedencia de los 1.800 millones de pesos de deuda del Bapro, acumulada entre 1991 y 1999 durante las dos gobernaciones del ex presidente Eduardo Duhalde. Véase también www.bolinfodecarlos.com.ar/alberto_fernandez.htm
10Véase http://www.pagina12.com.ar/imprimir/ diario/suplementos/cash/17-2576-2006-08-20.html.
11Idem
12Idem
13www.quenoserepita.com.ar/quien_es_quien_alberto_fernandez
14Sobre los aportes privados, Fernández se defendió: “No estoy en condiciones de decirlo porque la ley lo prohíbe, pero básicamente fueron las grandes empresas” (revista Trespuntos nº192, 1 de marzo de 2001). Por su parte, el periodista argentino-estadounidense Andrés Oppenheimer escribió, en su libro sobre la corrupción y el lavado de dinero en Latinoamérica: “(…) el director de la Fundación Duhalde-Presidente, Alberto Fernández, me confirmó que Ducler era un tipo muy cercano a Palito, el número dos de su equipo económico y uno de los recaudadores de la campaña, antes que se uniera con la campaña de Duhalde. Es probable que Ducler hubiera recaudado fondos para Ortega a través de la Fundación Sudamericana”.
15www.bolinfodecarlos.com.ar/alberto_fernandez.htm
16Idem
17Véase Clarín, 27/05/2003.
18www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/politica/nota.asp?nota_id=929889

3 Comentarios

  1. Como radical me alegro de que se recuerde al Ingeniero Gandara. Debe haber sido uno delos hombres mas poderosos y nefastos del gobierno. Su relación con el futuro presidente, el doctor Alberto Fernandez me llena de emocion. Cuando creiamos que nada habia peor que Massa, la Argentina nos sorprende con una salida peor.

  2. El articulo, que acabo de terminar de leer, es de un nivel dificil sino imposible de encontrar en el periodismo de hoy. Lamentablemente acabo de recordar que su autor falleció muy joven en un accidente automovilístico. ¿Que periodista de hoy puede recordar o saber que es el pacto de San Jose de Flores y su importancia?

  3. Copien y peguen!!! pues esta para compartir!!! pero Uds. No lo ven….. cosas de la política…….
    Leélo tranqui:

    Soy empresario. Tengo empresa en USA y otra en España.

    Vivo frente al mar Cantábrico.
    Tengo una buena vida, y veo lo que sucede desde una posición cómoda, mirando el mar, con mi cervecita y mi picada de mariscos.
    Lo veo todo desde fuera, pero con un inevitable dolor por mi patria, mi gente, mis amigos y mis recuerdos.

    Dejame que te cuente un cuentito idéntico al de Charles Dickens.
    El famoso Cuento de Navidad que tanto nos ha enseñado de niños, cuando los valores eran algo importante

    Pero antes que nada un par de explicaciones técnicas para comprenderlo

    ¿Por qué las acciones argentinas se desplomaron en New York?

    El lunes negro cientos de miles de ahorristas se desesperaban a gritos entre codazos para vender, sacarse de encima las acciones de empresas argentinas.

    Esto significa que nadie en el mundo quiere invertir su dinero en empresas que estarán bajo un gobierno K.

    Traducido, hoy todas las empresas nacionales valen la mitad.

    Desfinanciadas de ese modo el camino más temprano que tarde será bajar la producción, despedir gente, desabastecimiento.

    Las más ágiles para moverse, como Mercado Libre por ejemplo, se cruzarán a Chile o Brasil. Otras se achicarán o cerrarán.

    ¿Por qué se desplomaron también en Buenos Aires?

    Del mismo modo que los extranjeros en New York, los ahorristas argentinos en Buenos Aires huyeron de las empresas nacionales, y le dieron su dinero a USA comprando dólares, que son papeles que certifican que ese ahorrista le ha dado su dinero a ellos para que lo resguarde.

    El resultado, dólar disparado por encima de 60, que hoy el gobierno sostiene gastando reservas que le prestó el FMI.
    Dinero que no le prestarán a un gobierno K, con lo cual el dólar en el futuro gobierno estarán tan alto que, al igual que en Venezuela, los salarios serán de un par de dólares mensuales.

    ¿Por qué el riesgo país casi se duplicó en horas?

    Del mismo modo, porque nadie en el mundo quiere prestarle a una Argentina K.

    Sin préstamos, con empresas desfinanciadas, el dólar va a ser un inalcanzable papel verde, como en Venezuela.

    Y, como no habrá producción nacional suficiente por falta de insumos y empresas quebradas, los alimentos importados serán incomprables para una población que gana una miseria en verdes.

    Eso que te prometen de que van a volver “les milaneses para todes” se va a diluir en el “complot de la derecha que hambrea al pueblo argentino”.

    No vas a ver ni milaneses ni asades, solo excusas y explicaciones de conspiraciones internacionales. ¿Te suena? Preguntale a algún venezolano vecino al respecto.

    ¿Y qué dijeron los voceros K ese lunes?

    El mismo lunes un artículo en Página 12 decía que los mercados intentaban disciplinar la alegría del pueblo liberado.

    Un discurso clásico en Chávez y Maduro. Como ya te dije, todo es un complot de la derecha, el capitalismo, el imperialismo. Página 12 ha empezado a repetirlo desde el mismísimo lunes posterior a las elecciones.

    Obviamente, si viste alguna vez en imágenes y películas cómo funciona el mercado de valores, sabrás que todos gritan intentando pasar por encima del otro con su “VENDO-VENDO-VENDO” o “COMPRO-COMPRO-COMPRO”
    Es que el alma de ese sistema es adelantarse al de al lado.

    Es de imbéciles creer que pueden ponerse de acuerdo en ese lugar donde a los codazos y gritos intentan comprar o vender antes que el otro.

    Pero andá acostumbrándote, porque ese será el relato para el resto de tu vida.

    Todo será siempre un complot del capitalismo y el imperialismo.

    Lo escucharás en cadena nacional cuando consigas alguna pila para una vieja radio portátil, mientras estés en la quinta hora de cola para el racionamiento de tu medio kilo de arroz mensual.

    ¿Y por qué digo para el resto de tu vida y no por los próximos 4 años?

    Porque esta vez no se les va a escapar la tortuga. No son tan boludos.

    No les va a suceder lo del 2015 otra vez.

    Siguiendo los consejos de sus gobernantes más admirados como Chávez, Dos Santos (Angola), Putin, Daniel Ortega, esos que llegaron y ya nunca se fueron por décadas y décadas, van a usar los primeros dos años para ajustar el sistema electoral y la justicia para no volver a perder nunca jamás.

    En todos esos países ellos “ganan” siempre por amplio margen, aún en Angola, con una miseria espantosa en la calle y donde los Dos Santos son los más ricos de toda África, sacan misteriosamente un 97% de los votos.

    En la Venezuela de Maduro, con hiperinflación y muerte por hambre y falta de medicinas, donde todas las familias tienen miembros exiliados, “gana” misteriosamente con 67% de los votos.

    No van a permitir que les vuelva a pasar eso de perder unas elecciones y terminar en tribunales o en la cárcel. Sus amigos de todos esos países les enseñaron a hacerlo, y lo harán:

    A partir de ahora y hasta que mueras por tu vejez, vas a ver a ese mismo gobierno desde las colas de racionamiento.

    Escucharás la palabra pueblo, revolución, imperialismo, etc. todos los días. Y vas a extrañar mucho a tus hijos exiliados que lavan copas en un país extranjero, pero por suerte podrán enviarte cada tanto algún dolarillo con el que completes la olla magra que te alimentará.

    ¿Parece exagerado?

    Solo pasaron unas horas y el dólar se fue a las nubes, el riesgo país casi se duplicó, las acciones se fueron al piso y los bonos argentinos se usaron de papel higiénico.

    Está claro que no es exagerado, es la clara consecuencia de elegir un gobierno chavista, el mismo que destrozó a Venezuela, que una vez fue el país más rico de Sudamérica.

    Yo lo conocí antes y ahora, vi todo su proceso de destrucción.

    Lo que pasó el lunes negro fue el Fantasma de las Navidades Futuras del cuento de Charles Dickens.

    No fue un complot de la derecha, ni del capitalismo, ni del imperialismo. Deja esas pelotudeces para los boludos militantes.

    Yo te hablo a vos, argentino promedio que creyó que iba a castigar a Macri y terminó escupiéndose a sí mismo para arriba.

    Los venezolanos no conocían a Chávez cuando cometieron el fatal error de votarlo en 1998 pensando en castigar a los otros políticos. Pero los Argentinos sí conocían a CFK.

    La responsabilidad es mayor.

    Decir mañana “yo no la voté” no te va a sacar de la cola del racionamiento de arroz.

    Ayer el Fantasma de las Navidades Futuras te dio un claro mensaje.

    La buena noticia es que hoy despertaste y, como el viejo Ebenezer Scrooge tenés una segunda oportunidad.

    Solo fueron las PASO. Como en el cuento de Dickens, fue solo un sueño, porque no tiene valor electoral. Hay tiempo de cambiarlo.

    El mismo cuento que te enseñó esos valores en tu infancia, viene hoy a regalarte una segunda oportunidad para evitar un futuro largo y penoso de acá hasta el último día de tu vida.
    Vos decidís si escuchas o no al Fantasma de las Navidades Futuras

    Solo te hablé del futuro económico. El futuro de la libertad tienen un capítulo aparte. En Venezuela el servicio de inteligencia bolivariano trabaja comandado por los servicios de inteligencia cubanos.

    El amigo Hugo ya se los había recomendado a Cristina, y casualmente ella viaja muy seguido por allí a visitar a su hija.

    Preparate para portarte bien si querés sobrevivir.

    En el centro de detención caraqueño el helicoide, donde los servicios llevan a todos los sospechados de disidentes, tienen una puerta metálica, de alambre tejido, a la que llaman Bachelet.

    Es en honor al informe de Michelle Bachelet, que es de izquierda, en el que luego de largas investigaciones comprobó en solo 18 meses más casos de muertes por torturas y ejecuciones ilegales que todas las descubiertas por la CONADEP en el periodo militar más el de Isabel de Perón.

    Allí llevan a los detenidos desnudos, los esposan a la puerta y los dejan colgados por extenuación. Cada tanto reciben un toquecito de electricidad y entre risas “querías Bachelet? Ahí la tenés a Bechelet”

    Este hecho está denunciado por serias organizaciones de derechos humanos. Podrás consultar a algún exiliado venezolano que tengas de vecino, hay millones de ellos por el mundo que lograron escapar vendiendo su casa para comprarse solo el pasaje.

    Te reitero. El lunes te visitó Fantasma de las Navidades Futuras, y hoy descubriste que fue solo un sueño … por ahora y hasta octubre, fue solo un sueño. Luego de octubre dependerá de vos que sea realidad o no

    Mi nombre es Orlando Eijo – Soy Titular de OrlandoEijo Internacional SL de España, y de OrlandoEijo International Limited Liability Company de USA (podés buscar ambas en los registros gubernamentales para comprobarlo). Verás que no soy un troll del gobierno ni nada parecido.
    A mí no me afecta de modo personal, y debería chuparme un huevo si te jodés la vida solito. Pero me duele en el alma y no puedo evitarlo, por eso esta carta.

Responder a Gustavo Cancelar respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de El Aromo n° 39

Ir a Arriba