Duelo de ajustadores: la interna del PJ jujeño

en Novedades

Hace unos días la interna peronista se puso al rojo vivo. De un lado y del otro buscan posicionarse como la única oposición a Gerardo Morales, intentado presentarse como alternativa al ajuste. Que todo esto es una gran estafa, lo sabemos bien los jujeños. Soportamos más de 30 años de peronismo en la que se fueron degradando nuestras condiciones de trabajo y de vida. Morales no hizo más que continuar eso, en sintonía con el gobierno nacional, también peronista. Veamos de cerca la interna.

El 11 de noviembre se conoció que Diego Martín Palmieri, miembro del Consejo Partidario distrito Jujuy, hizo un “pedido de internas” y exigió “la renuncia indeclinable” del presidente del Partido Justicialista, Rubén Rivarola. A la solicitud se sumó la Diputada Provincial Alejandra Cejas. A Rivarola se le acusa la falta de democracia interna, el no haber acompañado a Alberto Fernández a La Quiaca y, principalmente, la complicidad política en la Legislatura y negocios empresariales con el gobernador Gerardo Morales, como la adjudicación de contratos firmados para la atención del coronavirus entre el Estado provincial y dos empresas privadas pertenecientes a Liliana Fellner (hermana del ex gobernador Eduardo Fellner) y Rivarola.

Luego de la arremetida, Rivarola salió a demostrar que tiene el respaldo de importantes figuras del peronismo jujeño. El 13 noviembre participaron de una reunión dirigentes justicialistas, diputados provinciales, intendentes, comisionados municipales y concejales. Entre ellos se destacan el ex vicegobernador Guillermo Jenefes, el ex gobernador Walter Barrionuevo, el ex diputado y Ministro de Gobierno y Justicia Alberto Matuk, el Presidente del Bloque del PJ de la Legislatura provincial Pedro Belizan, las legisladoras Liliana Fellner, Leila Chaher y Mariela Ferreyra, la Intendenta de Humahuaca, Karina Paniagua, los diputado Pedro Torres y Luis Cabana, el intendente de Abra Pampa Ariel Machaca, la comisionada del Piquete, Mirna Abregú, el rector de la UNJU Rodolfo Tecchi, el Intendente de Palpalá Rubén Eduardo Rivarola (hijo). En definitiva, Rivarola tiene un apoyo significativo de la estructura del PJ. La oposición dentro del PJ apenas cuenta con un par de diputados, concejales y ex candidatos. Por ejemplo, el legislador Emanuel Palmieri, ex Ministro de Producción Gabriel Romarovski, el concejal Rubén González, el abogado de San Pedro Juan Giusti y la abogada local Florencia Romero y Narzo Sapag. Hasta el momento otro personaje importante del vernáculo peronista, Carolina Moisés no se ha expresado sobre la interna, pero sus desplantes contra el máximo referente del PJ no han faltado: renunció como diputada provincial (electa), para asumir como legisladora nacional, imposibilitando que Ernesto Rivarola (hijo) reemplace a Moisés y permitiendo que Fátima Tissera del Movimiento Evita ocupe el lugar vacante.

¿Qué se juega detrás de estas disputas? Nada más y nada menos que los repartos de cargos nacionales y provinciales en la provincia, ya asoma la posibilidad de que Gerardo Morales adelante las elecciones. El peronismo gobernó 32 años la provincia con Rivarola, los Fellner, Barrionuevo, Jenefes, Moisés y demás personajes que son considerados “la derecha del peronismo”. Todos ellos fueron los responsables de la pobreza estructural y los salarios de miserias. Por el otro lado, Cejas y compañía, no exhiben un mejor prontuario: defensores de la puntera precarizadora Milagro Sala, o sea, defensores del trabajo precarizado, sin aportes jubilatorios, sobreexplotación por un plan social y lo más grave el aval de la violencia contra las organizaciones independientes. El peronismo no es uno (“la derecha”) u el otro (“lo popular”), el peronismo es ese proyecto burgués, conservador y filo fascista que aglutina las dos caras de las monedas: reparto de miseria, represión y ajuste.

El grupo de Cejas y Rivarola son fieles representantes del peronismo, no existe una disputa real donde los intereses de la clase obrera jujeña esten en juego. Ellos quieren hacer pasar la disputa por el PJ jujeño como la única capaz de frenar el ajuste de Morales, pero ni en los 32 años de gobiernos, ni siendo oposición, el peronismo en su conjunto (Rivarola, Cejas y otros), han demostrado o ha sido suficiente el accionar por los trabajadores. Rivarola por la complicidad en la Legislatura y los entramados empresariales con funcionarios radicales y el gobernador de la provincia; Cejas porque defiende a un Gobierno Nacional que viene ajustando desde que asumió. Rivarola y Cejas son peronistas, son los mismo, son burgueses. Los trabajadores no nos tenemos más que a nosotros mismos. Es momento de construir una Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados para deliberar, construir un programa socialista y elaborar un plan de lucha que destruya al bipartidismo (PJ-UCR) jujeño, porque de la burguesía solo podemos esperar miseria y muerte.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de Novedades

El fenómeno Milei

El país atraviesa una gran crisis económica, y nuestras condiciones de vida

Argentina 2050

La Argentina atraviesa la crisis económica más grave de toda su historia.
Ir a Arriba