Todo crimen tiene un responsable

chapecoEl choque del vuelo del club Chapecoense, que costó la vida de más de 70 personas, rápidamente fue tomado como una “tragedia” producto de un “accidente”. O sea, algo no evitable. Al día siguiente, se supo más sobre el caso. El vuelo chárter, tenía poco combustible para ir desde Santa Cruz a Medellín, y no hizo escala para recargarlo. Entonces se habló de un “error humano”. Se supo luego, que la aeronave podía haberse declarado “en emergencia”, tener prioridad absoluta para aterrizar, aunque eso implicaba el cobro de una multa de varios miles de dólares. El último dato, es que el piloto era accionista de la empresa que operaba el chárter. Apareció entonces, la sentencia de que lo sucedido fue producto de la avaricia y la irresponsabilidad de un puñado de empresarios negligentes. O sea, algo excepcional.

Lo que sucedió con el vuelo, no fue ni una tragedia, ni un accidente, ni un mero acto negligente. El avión se estrelló, producto de la búsqueda de aumentar las ganancias de los dueños de la empresa ya que, para evitar lo sucedido, bastaba con cargar más combustible, pagar la multa por aterrizaje de emergencia o hacer una escala extra (que le hubiera acarreado a la empresa un costo de 7.000 dólares). Todo eso atentaba contra la forma en que se sostenía la empresa: cobrar los vuelos más baratos que otras. O sea, producto de la competencia con otras empresas, requería reducir sus costos. Por eso, lo sucedido es un crimen social. Un asesinato producto del normal funcionamiento del sistema capitalista. No es la primera vez que sucede. También sucedió con la caída del avión de la empresa “low cost” German Wings, lo sucedido con el vuelo de LAPA, o el crimen de Once. Incluso esto se da en otras ramas, como lo sucedido en Cromañón, o a menor escala, como la reciente muerte de un trabajador del subte. Todas muertes evitables, producidas por la búsqueda de aumentar ganancias de la clase social que domina a nivel mundial. La burguesía. Solo con otra sociedad,  donde la economía  sea planificada para el bien social, o sea socialista, sucesos como estos dejaran de pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *