“¿Qué fue la Reforma Universitaria?”, de Jonathan Bastida Bellot

en La Hoja Socialista 14/LHSAlgoParaLeer

Ediciones ryr acaba de lanzar la Biblioteca de la UNI, un nuevo formato de la Universidad Obrera que surgió como un programa radial para acercar el conocimiento científico al conjunto de los trabajadores. La Biblioteca de la UNI acercará mes a mes un libro que abordará temas de la historia argentina y mundial, problemas económicos, sociales y políticos contemporáneos, pinceladas del mundo en que vivimos y queremos transformar.

En un formato accesible para el albañil, el metalúrgico y la costurera, para el docente y sus estudiantes, para todo aquel que quiera nutrirse de una mirada crítica de la sociedad actual. En solo 32 páginas, con imágenes, fragmentos de documentos de época e incluso con material multimedia accesible desde internet, esta colección de libros viene a enriquecer la lectura del mundo de todos los compañeros. Esperamos con esto hacer una pequeña contribución para revertir la degradación educativa a la que nos somete el capitalismo, porque necesitamos conocer el mundo para poder transformarlo.

El primero de los volúmenes se titula ¿Qué fue la Reforma Universitaria?, y fue escrito por Jonathan Bastida Bellot, profesor de Historia y especialista en el tema. Podría pensarse que la Reforma Universitaria de 1918 fue un hecho menor, una gesta que solo involucró a un grupo de estudiantes de Córdoba cien años atrás. Sin embargo, la reforma es un gran hito de las luchas sociales y fue mucho más que una protesta estudiantil.

Tradicionalmente, la Reforma fue leída como una lucha por la democratización del gobierno de la universidad y el acceso a la educación a sectores sociales más amplios. Esto es cierto. Sin embargo, Bastida Bellot, haciendo uso de documentos y en un lenguaje claro y sencillo, demuestra que se han olvidado aspectos fundamentales de estos acontecimientos.

En primer lugar, los estudiantes reformistas lucharon por la Ciencia. Por aquellos años los programas de estudio contemplaban materias donde se estudiaba la Biblia, las normas legales de la Iglesia y el Vaticano y hasta se debía jurar por los “santos evangelios”. A la par, se censuraban aportes científicos sumamente importantes, como la teoría de la evolución de Darwin o los estudios de la visa social de Marx y Engels. Así, los reformistas libraron una gran batalla contra la influencia de la Iglesia Católica en la facultad. Este libro demuestra entonces que la Reforma de 1918 representa un paso adelante en la separación de la Iglesia y el Estado. Una victoria frente al oscurantismo.

Otro aspecto que queda demostrado en esta investigación, es la solidez de la alianza obrero-estudiantil. Los estudiantes no pelearon solos, el movimiento obrero cordobés fue uno de sus principales aliados. Y esa confluencia no se limitó al apoyo mutuo de los reclamos de los dos sectores. Sino que uno de los elementos de unificación de obreros y estudiantes fue la preocupación por el acceso de los laburantes al conocimiento, bajo la forma de cursos de extensión. Llevar los últimos adelantos científicos al conjunto de la sociedad, esa fue otra de las preocupaciones de los reformistas.

Como si esto fuera poco, Bastida Bellot también desnuda el verdadero rol que jugó el presidente Yrigoyen. En general, el radicalismo se adjudicó esta gesta. Pero lo cierto es que si bien, en su primera etapa más bien tibia, la Reforma recibió apoyo presidencial, a poco de comenzar a radicalizarse Yrigoyen soltó la mano y evitó dar respuestas. Cuando volvió a darlas ya no eran de apoyo, sino de ataque: reprimió a diestra y siniestra. Ese es el verdadero rostro de los que algunos creen que fue el primer “gobierno popular”.

En definitiva, estamos ante un libro necesario, que permite entender los verdaderos alcances de luchas que aún debemos dar: por la Universidad científica contra el oscurantismo, por la separación de la Iglesia y el Estado, y por una educación para la clase obrera al servicio de la transformación social.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Últimas novedades de La Hoja Socialista 14

Fascismo

Debe haber pocos términos tan usados ligeramente como fascismo. La palabra “facho”
Ir a Arriba