Nota sobre la Investigación de la Historia de la Burguesia Agraría de Gonzalo Sanz Cerbino. En Tiempo Argentino (27/03/2011).

llambias_articuloAfirman que Llambías representa a los dueños de la tierra más rica del país

Tras sus declaraciones sobre el “sucio trapo rojo”

 Por Randy Stagnaro

Según un investigador, el dirigente de CRA expresa la posición política de los medianos y grandes propietarios de la tierra de Buenos Aires, que defienden su apropiación de la renta agraria.

Las recientes declaraciones de Mario Llambías, el titular de Confederaciones Rurales (CRA), en el sentido de que “se busca cambiar nuestra bandera por un sucio trapo rojo” expresan una representación política de una estructura económica basada en la concentración de la tierra en la zona más rica del país.

Esta explicación la dio Gonzalo Sanz Cerbino, historiador, docente e investigador, quien señaló que la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), una entidad que está afiliada a la CRA y que organizó el acto en el que habló Llambías, “representa a fracciones de la burguesía agraria mediana y grande que se sienten atacadas por el gobierno a partir del establecimiento de las retenciones”.

Según Sanz Cerbino, el planteo político de Carbap apunta a “una defensa a ultranza de la propiedad privada. Ellos la vieron peligrar en 1975. Ahora luchan por la renta extraordinaria que la creen suya”.

El investigador observó que durante el conflicto de 2008 entre el gobierno y el sector rural, “hubo expresiones del tipo de las que dijo Llambías ahora, reivindicando el golpe militar de 1976 y a los militares represores, todas provenientes de representantes políticos de Carbap y CRA”.

Con todo, no hay similitud entre 1975 y el período actual. Pero toda vez que Carbap y CRA ven afectados sus intereses, reaccionan de la misma manera. “Hoy no tienen margen para llamar al golpe de Estado, como hace 36 años. En aquel momento, no sólo se les sacaba plata sino que tenían por objetivo político eliminar físicamente a militantes y activistas que enfrentaban su perspectiva de recomponer ganancias. Habían detenido el Rodrigazo, en julio de 1975, y luego el plan Mondelli, en marzo de 1976.”

Casualmente, en su discurso, Llambías repudió la militancia política.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *