RyR en la sexta ANT.

El movimiento piquetero ha logrado una nueva conquista en su ya larga trayectoria como protagonista de la lucha obrera en la Argentina: la VI Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados. En un país donde los problemas siguen sin resolverse, o se  intentan frenar momentáneamente en la superficie, el movimiento piquetero ha demostrado nuevamente cuál es la verdadera solución para los conflictos que nos aquejan y cómo implementarla. El fin de semana del 17 y 18 de abril, en los terrenos de una fábrica abandonada en Parque Patricios, tomados por el MTL, sesionó por 6º vez la Asamblea donde los trabajadores discutimos nuestros problemas y los resolvemos.

 

Diferenciándose fuertemente de aquellos sectores que abandonaron la lucha y se enfilan tras el gobierno (organismos de derechos humanos, CTA, CCC), esperanzados con un presidente cuyas promesas se desvanecen apenas son pronunciadas, las organizaciones nucleadas en torno a la ANT expresan una claridad política excepcional que evita confusiones y confianzas ingenuas, y que las posiciona como polo de poder independiente y opuesto al gobierno. Esta definición rotunda por la independencia de clase se manifestó en la VI Asamblea, en cada una de las discusiones y medidas de lucha votadas, que son muestra de la conciencia y vitalidad de lo más avanzado de la clase obrera en lucha. Conciencia porque ya no nos convencen con discursos demagogos y vitalidad porque frente a la incapacidad de la burguesía de atacar la crisis desde sus propias entrañas (es decir el propio sistema capitalista), los trabajadores organizados, haciendo honor al método piquetero,  tomamos los problemas en nuestras manos y obligamos a su resolución.

 

Así lo vimos en cada una de las comisiones que funcionaron en los galpones de la ex fábrica de Parque Patricios, en donde, entre mates y unas torta fritas riquísimas,  miles de delegados discutieron sobre la mejor manera de solucionar problemas. Allí estaban las mujeres y minorías sexuales, denunciando la doble explotación a la que están sometidas y reclamando sus legítimos derechos (como la despenalización del aborto, igual salario a igual tarea, licencia por maternidad, lactancia o día femenino, etc); allí estaban también los trabajadores ocupados que están librando una lucha sin cuartel contra las patronales y burocracias sindicales; se hicieron presentes también los estudiantes, los jubilados y campesinos, los desocupados y todos los sectores que se mantienen de pie y en lucha desde el Argentinazo, cada uno en sus respectivas comisiones, atacando sus problemas específicos y resolviéndolos. También funcionó una comisión de derechos humanos, y las históricas comisiones de Programa y Situación Política (que esta vez se unificaron en una) y Plan de Lucha, en la cual se votaron medidas de lucha  regionales y nacionales como un Acto Unitario para el 1º de Mayo; Jornada Nacional de corte de ruta y levantamiento de peajes por la universalización de los planes y el aumento de su monto (entre otros reclamos); participar del acto convocado por Blumberg, con banderas y consignas propias, contra la inseguridad y por el desmantelamiento del aparato represivo, etc.

 

Queda claro, entonces, que la función principal de la ANT puede resumirse en dos palabras: resolver problemas. Y puede agregarse que son los problemas de los trabajadores los que hay que resolver. Y además, resolverlos a favor de los trabajadores. Y porque los explotados tenemos problemas en todos los ámbitos de la sociedad, es que la ANT debe abarcar todos los terrenos en donde esos problemas se manifiestan. Por eso las mujeres trabajadoras vienen a resolver sus problemas a la ANT, por eso los estudiantes vienen a resolver sus problemas a la ANT, los campesinos, los jubilados, los ocupados y desocupados y todos los sectores cuyos problemas solo pueden resolverse en el marco de una organización obrera independiente de la política patronal.

 

En este sentido, la VI ANT ha dado un paso adelante en el camino de consolidarse como reorganizadora de la sociedad en su conjunto; ha propuesto organizarse para resolver un problema más, de gran importancia: el problema de la Cultura. Ya en la IV ANT (marzo del 2003) la Comisión de Programa votaba “…tomar en sus manos el problema de la cultura y se propone la conquista de la educación de masas laica, gratuita y al servicio de la liberación nacional y social. Por la reforma de los planes de estudio bajo control de los trabajadores. Llamamos a científicos, artistas e intelectuales a sumarse a la lucha en el marco de esta asamblea”. Un año después, y como moción propuesta por RyR y  votada en la Comisión de Plan de Lucha, la VI ANT resuelve “mandatar a la Mesa Nacional la propuesta de creación de una Comisión de Cultura que discuta los problemas de este terreno específico y vote un Plan de Lucha Cultural en el marco de la próxima Asamblea”.  

 

Desde Razón y Revolución estamos firmemente convencidos de que la lucha cultural e ideológica es un terreno más en donde el movimiento piquetero no puede dejar de dar la pelea. Más aún en la etapa actual, en la que el gobierno está montando una avanzada feroz por la consolidación del consenso y la confianza en el “nuevo” capitalismo K. Desde los contenidos de los planes de estudios de todos los niveles de la educación, hasta los discursos de los medios de prensa, pasando también por todos los festivales de cine y teatro, eventos culturales organizados por el gobierno, la feria del libro, etc., nos enfrentamos a trincheras en donde el enemigo ha sabido armarse hasta los dientes para asegurar su triunfo. En todos los números de El Aromo, hemos reseñado películas y obras de teatro en las que la burguesía ha gastado recursos y tiempo para dar una explicación a su favor de los problemas argentinos. También sabemos a qué intereses responden los docentes que, concientemente o no, siguen los planes de estudios bajados del ministerio. ¡Cuánta cantidad de “artistas populares” que otrora honraban las luchas con su arte, hoy fueron cooptados por el gobierno y no son más que empleados culturales del estado!. Pero el movimiento piquetero está capacitado para darle la pelea al enemigo con la misma fuerza y la misma organización. Podríamos nombrar muchísimos centros culturales de varias organizaciones que no solo no están subvencionados por el estado sino que de oponen a él desde sus especificidades; tantos docentes e intelectuales que se encargan de explicar por qué el capitalismo no va más y qué es lo mejor que puede reemplazarlo;  tantos pintores, escritores, músicos y demás trabajadores de la cultura cuya producción puede servir como arma para la construcción de la revolución socialista.

 

La VI ANT se ha propuesto organizar a estos sectores para resolver sus problemas específicos y a la vez contar con ellos para resolver los problemas generales del movimiento piquetero. Una Comisión de Cultura de la ANT puede convocar a todos los artistas y científicos para sumarlos a la lucha organizada de la clase obrera. Puede discutir, por ejemplo, el papel de la cultura en la lucha de clases, y puede proponer una serie de medidas de lucha en este terreno específico. Por qué no pensar, por ejemplo en una gran Feria del Libro Piquetera, en la cual durante dos semanas, la ANT haga un piquete de libros en calle Corrientes mostrándole a la sociedad la enorme producción artística e intelectual del movimiento piquetero. Podemos pensar también en un Festival de la ANT, en donde los artistas piqueteros sean los protagonistas de la cultura argentina. O por qué no pensar en que desde la ANT se organice una pelea por la reforma de los plantes de estudio, para que dejen de enseñarles mentiras a nuestros hijos, y dejen de educarlos dentro de la moral burguesa que, entre otras inmoralidades, antepone la propiedad privada a la vida misma.

 

Estos son algunos de los problemas que la ANT puede empezar a resolver. Pero eso se irá discutiendo en su momento. Lo más importante es que ese espacio de discusión se está formando y que la ANT sigue demostrando ser la organización más legítima de la clase obrera en lucha que se propone resolver los problemas de los trabajadores en todos los ámbitos en donde los problemas aparezcan.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *