MISIONES: Fin de ciclo – Exequiel Ferreyra y Romina De Luca

 

acampe docente en Posadas, Misiones

Acampe docente en Posadas, Misiones. 21 – 3

Las medidas de fuerza desarrolladas por los distintos gremios docentes acaban de terminar un primer ciclo el pasado sábado 25 de marzo.  El FUTE como espacio opositor mostró rápidamente sus límites. Fijaron una propuesta salarial para elevar el básico a 5.077$ (apenas 977$ que la burocracia de la cual dicen diferenciarse y que aceptó el acuerdo) y un 35% de aumento. La propuesta del FUTE tampoco permitiría cubrir una canasta de pobreza (como la CBT) a fines de 2017, ni siquiera a los docentes con mayor antigüedad. El FUTE selló el acuerdo salarial de una vez (y parece que para siempre) en una de sus asambleas y se negó sistemáticamente a volverlo a discutir. Los límites de la propuesta hablan por sí solos: no solo porque no cubre la CBT sino porque permitió acercar posiciones con otros gremios burocráticos como UDA, SADOP y AMET tal como se ve hoy día. El FUTE se concentró en discutir solo las medidas de fuerza. Descuidando la organización de la capital, es en Posadas donde trabajan la mayoría de los docentes de la provincia, hoy el conflicto está atomizado y disperso en el interior.

¿Luche y vuelve?

Desde la convocatoria a la primera de las asambleas del FUTE se evidenció la conducción de facto que sobre ese espacio ejerce el MPL. No se eligió organizar un espacio de discusión en Posadas sino en Jardín América, su lugar de influencia. Se encargaron de censurar las discusiones desde la primera hora. En ningún momento la asamblea se presentó como espacio de reunión para los docentes (afiliados o no) que quisieran participar y luchar. Se censuró la palabra a las agrupaciones que no conforman el FUTE. Enfrascado en una dinámica faccional y burocrática, el FUTE, resolvió un plan de lucha limitado a sus fuerzas, signado por un infantil luchismo heroico sin ton ni son: cortes alejados de la Capital, propuestas de acampes sobre los cortes que luego no podían garantizar y revisaban 15 minutos más tarde de ser votadas las medidas.

Sin lugar a dudas, la marcha “por la dignidad y contra el hambre” y lo sucesos de la última semana desnudaron grotescamente los límites del MPL, en particular, y del FUTE, en general. Solo un flaco número de compañeros marcharon 100 km desde Jardín América hasta la Capital, medida que se votó luego de realizar tres cortes de ruta en cinco días bajo condiciones climáticas adversas. En esas condiciones, la marcha solo podía ser estimulada con una perorata de arengas triunfalistas pero sin resultado alguno, inclusive se pidió que docentes de Posadas viajaran al interior para reforzar la caminata. Una vez llegados a Posadas, el día 21 los compañeros no sabían siquiera si acamparían en la Plaza principal frente a Casa de Gobierno. Improvisado el acampe, se acordó llamar a una asamblea para ese mismo día a las 17:00 hs donde se redefiniría la propuesta salarial, de cara a la incorporación de UDA, SADOP y AMET, gremios cuyos reclamos giran en torno al 35%. Sindicatos que hasta el año pasado formaban parte de la mesa intersindical docente que firmó los acuerdos salariales a la baja que los distintos gremios opositores salieron a combatir. Este hecho debería sorprender a los militantes del FUTE y llevarlos a preguntarse ¿cómo es que los gremios que ayer firmaron salarios de hambre, hoy están levantando la misma propuesta salarial que defendemos? ¿Serán ellos los que se “radicalizaron” o nosotros que bajamos nuestras pretensiones?

La asamblea de la Capital nunca se realizó y fue aplazada en reiteradas ocasiones. El último llamado convirtió a la “asamblea” en un acto, donde hablaron los secretarios generales de los ocho gremios, los cinco que integran el FUTE más los otros tres aliados. El contenido del acto: arengas a la unidad, la constitución de una nueva mayoría y la lucha contra UDPM y SIDEPP por firmar el acta de acuerdo paritario. En una clara actitud burocrática se boicoteó la asamblea y se mintió a todos aquellos que fueron para asistir una asamblea en la Capital. Quienes denunciamos este hecho fuimos censurados: no solo no se nos permitió tomar la palabra, nos apagaron el micrófono y en una actitud sectaria, que no acepta ni un tipo de crítica, nos invitaron a retirarnos de las asambleas.

El pasado 25 de marzo se realizó una nueva asamblea en Jardín América. Si bien se votó un paro provincial de 72hs, para los días 27, 28 y 29, lo cierto es que la asamblea pareciera avanzar en su propia liquidación. Distintos compañeros expresaron malestar y frustración por el curso de conflicto. El fondo de huelga que permitiría afrontar el problema real del temor a los descuentos no se sistematizó aún luego de cuatro semanas de conflicto. Solo se resolvieron movilizaciones locales, marchas aisladas y asamblea, donde ya sabemos que las ocho fuerzas vetarán la palabra a los compañeros críticos.

 Organicemos la Capital

Estamos convencidos que hay que organizar a la docencia de Posadas. El FUTE no pretende hacerlo. La Corriente Nacional Docente Conti-Santoro convoca a los docentes de la Capital a organizarse. Nuestra voz no está siendo escuchada. En cada una de las escuelas tenemos que discutir una propuesta salarial superadora y un plan de lucha que tome por eje la Capital. La lucha de los docentes es una lucha testigo para el resto de los trabajadores de la provincia. Debemos organizarnos en el corazón del poder político provincial.

  • Salario inicial igual a dos CBT. Revisión de todos los ítems que componen el salario y blanqueo de todas las sumas no remunerativas.
  • Convertir a Posadas en eje de la lucha docente.
  • Fondo de huelga que sirva para movilizar y asistir a los compañeros que se muevan desde el interior de la provincia y para combatir los descuentos.
  • Revisión integral de todos los ítems del salario: blanqueo de todas las sumas unificadas en el básico.
  • Por una lucha nacional unificada para enfrentar el ajuste.
  • Nacionalización del sistema educativo.
  • Por una educación socialista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *