Los “muchachos”… Disposición y reacomodamiento de las huestes cegetistas en San Luis

Cristian Funes
Corresponsal de El Aromo – San Luis
Cuando el sindicalista-empresario, y Secretario General de la CGT, Hugo Moyano reclamó estridentemente la “participación de los trabajadores” en el poder, quedaba claro que a ese pedido había que releerlo como “la participación de los jefes de la CGT” en el poder. Es decir, de la denominada “burocracia”. Ahora bien, en virtud de ese reclamo de espacios de poder, ¿qué situación presenta esa confederación de trabajadores en las distintas seccionales del país que la componen?

El renovado viejo sindicalismo (ahora K)

Dentro de la provincia de San Luis, la CGT posee dos seccionales: la Seccional San Luis y la Seccional Villa Mercedes. Ambas renovaron autoridades durante el año 2010. La CGT San Luis cambió su conducción en el mes de mayo de 2010, despojando de la Secretaría General a un referente del gremio de Vialidad Provincial, alineado históricamente con los Rodríguez Saá, llegando ahora en su reemplazo José Farías, un hombre del sindicato Camioneros. Además, el Secretario General de Camioneros, Omar Gatica, es uno de los miembros de la Mesa Directiva de la Seccional San Luis de la CGT.

La CGT San Luis moyanista nuclea alrededor de 45 gremios, que poseen un promedio de poco más de mil afiliados cada uno, representando alrededor de 50 mil trabajadores en total (en la regional Capital). Entre los más importantes (en virtud de su participación en el nuevo armado) cabe mencionar a Camioneros, SADOP (docentes privados), Telefónicos, Canillitas, Luz y Fuerza, la UOM (metalúrgicos), la UTA (choferes) y UTEDYC (entidades deportivas y civiles).

El cambio en la conducción de la CGT local resulta significativo en cuanto al giro en orientación política de la regional y el nuevo rol que ésta pretende jugar, ya que los camioneros que dirigen la federación puntana profesan una alineación total con Hugo Moyano y con el gobierno nacional. Inclusive, el Secretario Gatica es uno de los principales miembros de la denominada “Mesa de Conducción Política”, estructura organizativa que coordina y articula las acciones dentro de la fracción mayoritaria del espacio kirchnerista de la provincia. Esta modificación en las fuerzas que conducen la central está directamente vinculada con los antagonismos políticos existentes entre el Gobierno nacional y el provincial, y el respectivo reacomodamiento que en este contexto experimentaron la mayoría de los gremios cegetistas puntanos. En este sentido, la CGT Seccional San Luis, de igual modo que la de Villa Mercedes, abandonó su histórico alineamiento con los Rodríguez Saá y ambas se encolumnaron detrás del liderazgo de Moyano, apoyando decididamente al “proyecto nacional y popular”. Así, desde la renovación de autoridades de 2010, la CGT San Luis se ha mostrado como un actor político decidido y con pretensiones de disputar espacios de poder dentro del escenario provincial. Como nos relatara el propio camionero Gatica: “la CGT está insertada en este programa de discusión de la política de San Luis; hoy tiene un protagonismo, ha ocupado un espacio y está pidiendo los lugares que realmente le corresponde a la representatividad de los trabajadores”.Los custodios del régimen

Hay que identificar, por otro lado, una serie de sindicatos cegetistas de San Luis que no están alineados con la conducción moyanista, y que por ello “no están participando” en la federación local, de acuerdo a las propias expresiones del dirigente camionero Omar Gatica.(1)  Estos gremios, menores en cantidad que la línea oficial aunque numerosos relativamente en cantidad de afiliados, son principalmente la UOCRA (trabajadores de la construcción), el SEC (empleados de comercio(2) ), UTHGRA (trabajadores gastronómicos y hoteleros), UPCN (personal civil) y la UATRE (trabajadores rurales), entre otros. No obstante, este grupo de sindicatos no tiene actualmente una organicidad tal que les permita armar algo así como la “CGT Azul y Blanca” de San Luis, de la misma manera que sí ocurre en otros puntos del país detrás del liderazgo de Luis Barrionuevo, rival de Moyano y alineado políticamente con Duhalde. Una de las explicaciones de la falta de unicidad de los cegetistas disidentes sanluiseños podría radicar en que los más importantes gremios no moyanistas de San Luis deben su fidelidad y encuadramiento político al rodriguezsaaísmo, antes que a la línea Duhalde-Barrionuevo.

Dentro del conjunto de gremios no moyanistas vale destacar lo que sucede con la UOCRA Seccional San Luis. Este sindicato, dirigido hace más de 20 años por Marco Sosa (que además fue Concejal de la ciudad de San Luis por el partido de los Rodríguez Saá) se maneja políticamente con notorios márgenes de libertad, lo que da muestras quizás del poder y la importancia política que posee en la provincia. Fuera de los límites de San Luis, la UOCRA aparece en los actos oficiales junto a Gerardo Martínez (el Secretario General a nivel nacional de la UOCRA) y a toda la conducción de la federación de trabajadores de la construcción alineada con el Gobierno Nacional. Inclusive Sosa participa junto con Gerardo Martínez en el Órgano de Administración que maneja el canal de televisión “Construir TV”, la señal propia que la UOCRA está comenzando a hacer funcionar dentro de la plataforma de la “televisión digital abierta”.(3)  Sin embargo, dentro de la provincia, la UOCRA San Luis es uno de los más fieles guardianes que tiene el rodriguezsaaísmo, constituyéndose en el principal grupo de apoyo sindical del régimen. La asistencia a las aperturas de sesiones ordinarias en la Legislatura provincial como “barra brava” oficial, y la participación como grupo de choque en la represión de manifestaciones contrarias a los Rodríguez Saá, han sido parte de las tareas que las patotas del gremio han ejecutado a rajatabla. Por ejemplo, durante las jornadas de principios de mayo de 2004 (cuando el levantamiento general contra los Rodríguez Saá, bautizado como “Puntanazo”(4) , llegaba a su ápice) grupos organizados por la UOCRA se hicieron célebres al atacar a cadenazos a docentes, empleados públicos, periodistas y hasta a las propias Madres de Plaza, que también participaron de las multitudinarias manifestaciones que reclamaban la renuncia de Alberto Rodríguez Saá. Inclusive la UOCRA llegó a convertirse (literalmente) en una “fuerza represiva del Estado” cuando, luego de un acuartelamiento de la policía policial en abril de 2006, fueron los propios “albañiles” quienes uniformados con remeras identificatorias del gremio patrullaron y vigilaron las calles de San Luis y Villa Mercedes para “que no se quebrante (…) la paz en nuestra ciudad y provincia”, según expresara el propio Secretario General Marco Sosa (que en ese entonces también era concejal rodriguezsaaísta).(5)

Como dice Hugo

El posicionamiento político de los gremios de la CGT Seccional San Luis cambió en los últimos meses y esto puede influir en el corto plazo en la situación del poder hegemónico provincial, que sigue viviendo una verdadera “diáspora” dentro de sus fuerzas.(6)  Evidentemente el reacomodamiento cegetista se precipitó en virtud de la coyuntura electoral de este año y de la avanzada nacional del bloque Moyano-Gobierno K, y habrá que evaluar el futuro de las alianzas de sindicales y políticas en San Luis más allá de las elecciones.

No obstante ello, no se puede dejar de lado que mientras antes la CGT puntana, de igual modo que la de Villa Mercedes, eran aliadas al régimen rodriguezsaaísta, desde hace un año la mayoría de los gremios de la central se ha constituido en un foco opositor a los Rodríguez Saá. Esto de por sí conlleva la pérdida de una parte importante de la estructura sindical para el peronismo rodriguezsaaísta, y los efectos de ello pueden ver sus frutos en poco tiempo.

La CGT San Luis es actualmente una de las fuerzas que más tenazmente pide lugares dentro del armado político del kirchnerismo local, espacio que cuenta con las mayores chances electorales de disputarle poder a los Rodríguez Saá. En este marco, el rol que desea jugar la CGT fue definido así por el Secretario General de Camioneros de San Luis: “no nos olvidemos que hay un 33% de los cargos electivos que corresponde a los trabaj… a la CGT [sic](7) . En San Luis (…) también queremos que sea tomada en cuenta esta posición de que el movimiento obrero va a querer tener sus hombres, como corresponde en la política. Eso es un pensamiento de Hugo”.

Notas
(1) Entrevista del autor a Omar Gatica. 8 de abril de 2011.
(2) El Sindicato Empleados de Comercio es el más numeroso dentro de la Seccional San Luis, llegando a contar con más de 7 mil afiliados.
(3) Ver “Los aportes sindicales ahora financian canales de TV”, 25/3/2011, en: www.urgente24.com/noticias/val/5964-153/los-aportes-sindicales-ahora-financian-canales-de-tv.html
(4) Ver Funes, Cristian: “‘Parecía que se venía el Puntanazo nomás’. Apuntes para la reconstrucción de los conflictos sociales sanluiseños (2004-2005)”, en Razón y Revolución, nº16, Ediciones ryr, Buenos Aires, 2006.
(5) Además en ese momento (abril de 2006) el Secretario General de la Seccional Villa Mercedes de la UOCRA (Daniel Herrera) ya era Senador Provincial por el P.J.
(6) Ver “Murió donde nació. La situación del Peronismo Federal en San Luis” en El Aromo, nº58,  2011.
(7) Este verdadero acto fallido del dirigente cegetista denota la quintaesencia del pensamiento de la burocracia: no son los trabajadores los que deben llegar al poder, sino específicamente los dirigentes de la CGT.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *