Los mariscales de la derrota. Un balance de las elecciones en SUTEBA-La Plata – El Bondi

Un voto menos que en 2013, luego de cuatro años llenos de disputas internas. Porque el SUTEBA La Plata Multicolor
funcionó como una pequeña federación de agrupaciones, desde donde se articulaban distintas o ninguna política gremial de acuerdo a las secretarías que poseían

Por Colectivo de Trabajadoras/es de la Educación Independientes-El Bondi


Para realizar este análisis, nos vamos a apoyar en caracterizaciones que se podrán decir que son más o menos  subjetivas.Y sí, puede ser, somos sujetos que intervenimos sobre la realidad en la que vivimos y de la misma han salido datos totalmente objetivos como los números de la última elección en SUTEBA.

A nivel seccional la Lista Multicolor sacó 788 votos en 2013, y 787 votos  en 2017, cuando la Lista Celeste obtuvo 793 votos, configurando la única seccional comandada por la Lista Multicolor que no tuvo crecimiento electoral.

A nivel provincial, en 2017, en La Plata, la Lista Multicolor sacó 797 votos, mientras que la Lista Celeste tuvo 774 votos. Sí amigos y compañeros, hubo corte de boleta. ¿Por qué? Se preguntarán. Porque para sumar datos o candidaturas concretas, creemos firmemente que la eternización en los cargos y, sobre todo, en la Secretaría General por sexta vez por parte de Tribuna Docente-PO no sumó al proyecto de renovación y construcción de un nuevo modelo sindical que sí se propugnaba a nivel provincial pero se negaba en la seccional. Hagamos memoria, veamos las candidaturas de Tribuna Docente-PO a lo largo de los años: Secretaria General Adjunta en 2003, Secretaria General en 2006, Secretaria General en 2009, Secretaria General en 2013, Secretaria General en 2014 (esta vez en la CTA de los Trabajadores, Regional La Plata) y, finalmente, nuevamente Secretaria General en 2017. Obviamente, cuestionamos esta decisión y consideramos que no era correcta, que era imprudente y que era una falta de respeto a los afiliadospor la forma en que se eligió nuevamente la lista multicolor en La Plata: la “rosca” entre cuatro paredes, y con acuerdo del resto de las ocho agrupaciones que componíamos éste frente. Nosotros consideramos que se debía llevar adelante una asamblea de afiliados para decidir de forma colectiva quienes eran nuestros candidatos, elegirlos a mano alzada, como lo indica la verdadera democracia entre los trabajadores, para hacerlos partícipes de tan importante decisión. Esta propuesta fue rechazada de forma reiterada por las ocho agrupaciones.

Como podrán imaginar, en estas “roscas” electorales nunca hubo tiempo para el análisis de la situación político-gremial de nuestro país, pero sí muchas chicanas, hipocresía y mezquindades, nada de honestidad política, nada de reconocer el trabajo realizado que demostró el compromiso asumido con los afiliados allá por el 2013. Como consecuencia, no se logró armar la mejor lista que representara dicho compromiso, para enfrentar la ofensiva de este gobierno anti-obrero, negacionista de la realidad, y justamente donde tenemos que saber cómo intervenir y apoyarnos en las experiencias acumuladas de forma colectiva.

Consideramos que el Macrismo, o las formas que tome el patrón según la provincia en la que nos encontremos, tienen líneas de coincidencia hacia el conjunto de los trabajadores: Vidal en Buenos Aires, Kirchner en Santa Cruz, Cornejo en Mendoza, Lifschitz en Santa Fe, operan con la quita de derechos  en todas sus variantes, precarización salarial y de condiciones de trabajo, reforma de los estatutos, negación de las paritarias y compra de la voluntad de las cúpulas sindicales provinciales, como lo demuestra con total claridad el último acuerdo paritario salarial docente en la provincia de Buenos Aires.

Así la situación, los que nos enfrentamos al poder patronal, sea quien sea, trabajadores comprometidos con sus compañeros más allá de posturas políticas, en definitiva, trabajadores de izquierda por un sindicalismo combativo e independiente, creemos que tenemos que tener una aproximación lo más certera posible a la realidad ante los sucesos graves acaecidos estos últimos meses.

La ofensiva del Gobierno nacional sobre los docentes del país ante la paritaria nacional (y de los gobiernos provinciales, que no querían un acuerdo) era observada por el conjunto de los trabajadores, por ser la primera del año y la que afecta más trabajadores (más de un millón de docentes), conformando una “paritaria testigo” y fue aceptada por la CTERA quien la dejó pasar sin pena ni gloria, luego de una movilización nacional de más de 400.000 maestros que recorrieron rutas, vías y calles de todo el país, culminando y copando la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esto fue una traición a los compañeras/os. O sea, el Gobierno logró atacar las organizaciones gremiales en todas sus variantes, obtuvo las reducciones salariales que buscaba y generó las condiciones para avanzar más en los derechos de los trabajadores docentes, su precarización laboral y la destrucción de lo poco que quedaba de un sistema educativo de calidad para adecuarlo a las necesidades del mercado.

Vale la pena marcar una excepción que nos genera entusiasmo y orgullo: el sindicato docente de Santa Cruz ADOSAC, que por estos días lleva más 100 días de paro, en conjunto con los otros gremios estatales englobados en la MUS (Mesa de Unidad Sindical) y con el apoyo de la sociedad santacruceña.

 

Cronología de una entrega

 

Todo comienza a cristalizarse en la Asamblea Ordinaria que sesionó en el mes de noviembre de 2016 y en su orden del día contiene el habitual debate de Memoria, Balance y Política Gremial, a lo que se le sumó, como lo indica el Estatuto del SUTEBA, la elección de la Junta Electoral Seccional (JES) que debe garantizar el desarrollo del proceso electoral de 2017.

La JES propuesta por la Lista Multicolor sufrió la metodología de la rosca, quedando quienes hemos demostrado con el trabajo cotidiano en las Secretarías Gremial y de Jubilaciones la capacidad de trabajo y acción consecuente, afuera de su conformación.

Otro de los problemas es el control de quién participa en la Asamblea. El Estatuto plantea que participan de la misma en todas sus instancias sólo los afiliados. Dicho control fue laxo y permitió que compañeros que no demostraron su calidad de afiliados activos (estar en el padrón, demostrar su identidad y mostrar el COULI con el descuento de cuota gremial) accedieran y pudieran condicionar la asamblea. Esto fue posible por una maniobra deliberada por parte de algunos integrantes de la Lista Multicolor de permitir la participación de compañeros no afiliados como es el caso de algunos de los compañeros del FINES 2. Sabemos de las condiciones de precaridad laboral existentes en el Plan, de la falta de pago, contratación por fuera del Estatuto Docente, sin aportes de Ley, todas problemáticas denunciadas oportunamente. Pero,  todo esto  no permite que tengan aportes a SUTEBA como corresponde, más allá de la precariedad pedagógica en que se desarrolla el Plan FINES 2. Esas condiciones no habilitan la participación en instancias definitorias como Asambleas Ordinarias y Elecciones.

Entendemos que muchos de los trabajadores del Fines 2, por lo menos en la Ciudad de La Plata, son militantes del kirchnerismo dada la forma clientelar de acceso y las condiciones en las que trabajan, y ven con muchísimo agrado toda la política socioeducativa del proyecto Nac&Pop, que tanto daño ha hecho a la educación pública en la Provincia de Buenos Aires. Estos compañeros se presentaron a la asamblea ordinaria y participaron, como posteriormente van a participar de las elecciones, sin el requisito estatutario de ser afiliados, pero sí con el requisito de ir a bancar a la lista celeste de Roberto Baradel. En el seno de la Lista Multicolor había compañeros que argumentaron que se los podía “convencer” dando la discusión en la asamblea ordinaria. ¿Ingenuidad o acción política consciente? Pensamos que lo segundo.

Creemos en el debate político e ideológico (lo hemos dado en reiteradas ocasiones, por ejemplo, en los Actos Públicos de designaciones) pero en un proceso, no en esta asamblea donde se jugaba tanto. Resultado: ganamos la JES (dado que la lista celeste no presentó una JES alternativa) y perdimos el resto del orden del día. Ésta fue la primera llamada de atención que la multicolor no quiso atender.

 

El armado de la Lista Multicolor y el desarrollo del proceso electoral hasta el 17 de mayo de 2017

 

En el proceso de armado de lista se repitió el procedimiento de la rosca a espaldas de los afiliados con las características ya explicadas, llevándose a cabo entre mediados de febrero hasta el mismo 10 de marzo (fecha de cierre de listas) minutos antes de las 12 de la noche: todo un síntoma de cómo estábamos.

En el distrito de La Plata ninguna de las agrupaciones tiene una hegemonía que haga indudable su candidatura para conducir el proceso que seguía. Por esto, creemos que en el balance por lo hecho y reconocido por los compañeros se hallan los principales motivos para encabezar un nuevo proceso, si pensamos realmente de conjunto que se puede construir un sindicato diferente, colectivo y anti burocrático; por todo esto,  durante más de 20 días planteamos que la lista se definiera en una asamblea abierta de afiliados y a mano alzada. El armado sólo contempló percepciones cuantitativas del peso real de cada agrupación según la cantidad de docentes que supuestamente acompañan a cada una de las agrupaciones, siendo una medida en definitiva arbitraria y negadora del trabajo desarrollado.

Como ya vimos, la Lista Multicolor en La Plata ganó la elección Provincial y perdió la Seccional, y esto sucedió porque no era la mejor lista y no estaban todos los compañeros reconocidos por su acción sindical, por lo tanto sucedió lo que ya sabemos, hubo corte de boleta seccional y falta de acompañamiento de los simpatizantes multicolores por varias de las contradicciones que llevaba la lista.

Un voto menos que en 2013, luego de cuatro años llenos de disputas internas. Porque el SUTEBA La Plata Multicolor funcionó como una pequeña federación de agrupaciones, desde donde se articulaban distintas o ninguna política gremial de acuerdo a las secretarías que poseían las distintas agrupaciones.

Obviamente, esto condujo a un alejamiento de los compañeros de base y los últimos dos años se funcionó con el activismo de las agrupaciones, vaciándose las reuniones de delegados y asambleas. Esto no significo trabajo gremial militante, sí activismo de las agrupaciones partidarias vestidas de agrupaciones docentes, que participan activamente en la seducción de nuevos compañeros para sus orgánicas y no para el trabajo gremial colectivo y confundiendo quiénes son los enemigos reales de nuestra clase, los trabajadores.

 

Del fraude de la Lista Celeste

 

La JES tiene como función que las elecciones a desarrollarse sean lo más limpias posibles dentro de sus propias limitaciones funcionales dado que no tiene el poder de modificar el padrón ni las mesas de votación, sólo elevar a la Junta Electoral Provincial los planteos realizados por los afiliados y agrupaciones por distintos motivos.

Habiendo detectado la presencia de 523 afiliados agregados sin una afiliación regular, se planteó la posibilidad de investigar si los mismos estaban o no en condiciones comparando con el padrón de cotizantes que utiliza la Obra Social  y que permite visualizar las condiciones de afiliación de cada uno. En esta investigación detectamos 247 “afiliados irregulares”, o sea, sin cotización, de otros distritos, sin IOMA o simplemente no existen ni en la base de datos del SUTEBA, IOMA ni la DGC y E.

Más burdo fue el hecho que cinco integrantes de la Lista Turquesa (la Celeste) no estaban en condiciones de integrar la lista, incluso no fueron aceptados por el SUTEBA Central como delegados en 2016 por el mismo motivo. No podían estar en condiciones entonces de conformar una lista. Todo esto pasó sin denuncia oportuna de la JES ni de los apoderados de la Lista Multicolor.

Los tiempos se alargaron, la campaña tampoco comenzaba y cuando todavía quedaban las heridas por el resultado del armado, porque ninguna de las corrientes políticas estaba conforme, finalmente denunciamos al menos 247 casos muy concretos.

El fraude de la Celeste Turquesa estaba garantizado y nosotros de brazos cruzados, con un triunfalismo que dejó ciegos a muchos. Pero algunos se pusieron claramente a jugar al gallito ciego vendándose los ojos.

La presentación por el fraude, dado que votaron más de 100 personas que no estaban en condiciones de hacerlo (parte de esas 247 iniciales), se realizó a destiempo. ¿Por qué? Preguntaron muchos compañeros, dado que parecía lógico que lo hiciéramos en el tiempo estipulado para este tipo de denuncia. Lo concreto es que no lo hicimos. Nosotros creemos que los apoderados de la Lista Multicolor (en manos de Tribuna Docente y La Brecha) se vieron superados por la situación, por su soberbia y/o por su mezquindad política. Es más, en la noche misma previa a las elecciones, desde nuestra agrupación, se planteó la necesidad de recurrir los votos cuando los denunciados se hicieran presentes frente a las mesas de votación, los apoderados se negaron.  El resultado fue que el Ministerio de Trabajo utilizó este elemento como justificativo para legalizar el resultado, mientras negociaba al mismo tiempo el arreglo salarial lamentable. Toma y daca.

Nuestra postura siempre fue crítica pero leal. Nunca afectamos la campaña que llevamos adelante como correspondía: con todo el esfuerzo por llegar a los docentes con la palabra y el ejemplo, sin triunfalismos. Los votos se cuentan cuando salen de la urna.

 

De la acción sindical y los partidos políticos

 

La irrupción en las agrupaciones de base de las organizaciones políticas, con los vicios ya señalados, no favorece lo que entendemos es la base de construcción de la herramienta político sindical, primero porque como partidos buscan ser parte del régimen que dicen combatir, segundo porque generan y reproducen un divisionismo que ha dejado dañados a los sectores de izquierda gravemente y, fundamentalmente, porque es con los trabajadores unidos de conjunto que vamos a lograr intervenir en la realidad y cambiarla.

Por esto, rechazamos de plano a quienes usan a la organización sindical como mera herramienta electoral, obturando el real interés de los trabajadores afiliados a esos sindicatos.

No somos “antipartido”, sí cuidadosos de la organización sindical como espacio de construcción colectiva. Y destacamos la independencia política de los trabajadores, y nos oponemos a todos aquellos sujetos que con el discurso de querer colaborar con la organización y la lucha de clases intervienen sobre las organizaciones de base para tratar de limitarlas y paralizarlas como lo realizó la agrupación COB La Brecha entre los años 2012 al 2016 dentro de nuestra agrupación (sin el resultado buscado, el de la cooptación política). Ellos decidieron romper los principios fundacionales del Bondi, entre ellos los de una clara independencia política de los gobiernos y los partidos, generando la ruptura, cuando El Bondi, con una fuerte inserción en SUTEBA La Plata, era hasta ese momento la primera minoría del frente multicolor, desplegando una fuerte política gremial en toda la Provincia de Buenos Aires y generando importantes nexos fraternales con agrupamientos docentes de otras provincias.

Nos queda muy claro que el fuerte sesgo sectario de la organización COB-La Brecha, sumado al seguidismo electoral que hacen del FIT, fundamentalmente del PO, y las simpatías al seudo progresismo de las políticas educativas y de precarización pedagógico-laboral del kirchnerismo, fundamentalmente con los FINES 2 que aplican en su propia organización, hicieron que ya no pudieran disimular más sus posiciones políticas, esas de los dobles o triples encuadramientos, ese disfraz que cambia según el interlocutor, reunión o simplemente conveniencia u oportunismo, y determinaron la ruptura de El Bondi, Colectivo de Trabajadoras/es de la Educacion , con más de doce años de trayectoria.

Hoy, quienes escribimos estas reflexiones, continuamos con nuestros principios fundacionales que venimos reafirmando en el análisis de este balance, y que creemos firmemente que es un aporte, dado que no es costumbre en las agrupaciones políticas de izquierda hacer balances en un debate fraternal sin practicar el canibalismo y la difamación en términos personales; y tampoco se responsabilizan por los errores cometidos o por la falta de acción deliberada en todo aquello que no le sea “útil” a su partido.

 

CTERA y el armado de la “Multicolor” dejando de lado los procesos de construcción genuinos como ADOSAC

 

Creemos que resulta necesario expresar nuestra posición como “Colectivo de Trabajadores Docentes Independientes – El Bondi”, ante la ausencia de la conducción de ADOSAC Provincial, la Lista Lila, en la lista de CTERA que próximamente tendrá elecciones para renovar sus autoridades, dado que es la única conducción provincial que viene enfrentando las políticas de ajuste contra los trabajadores en su conjunto, tanto del kirchnerismo como del macrismo, y por lo tanto, era merecedora de poder representar al colectivo docente del todo el país. Quedó excluida por los mismos mecanismos de resolución, la rosca entre cuatro paredes, sin ningún tipo de consulta a la base y sin respetar una construcción legítima que está apoyada en las escuelas y su participación, con una trayectoria de diez años legitimada constantemente en Congresos Extraordinarios, Asambleas, acuerdos con otras organizaciones de trabajadores y con la comunidad educativa. En definitiva, la base de lo que llamamos una real democracia sindical.

Resulta que cuando decimos que queremos construir una lista plural, participativa, independiente y antiburocrática, este discurso choca con los acuerdos de algunas de las corrientes políticas que participan de estas discusiones como el Partido Obrero (PO y su agrupamiento Tribuna Docente) y Rompiendo Cadenas (y su agrupamiento Enriqueta Lucero) entre otros, y la práctica de ejercer la democracia sindical entre nosotros queda nuevamente gravemente comprometida.

Hoy, la lista de CTERA por acuerdo principalmente de TD y RC que muestra la alternancia en cada lista (TD-RC en SUTEBA, RC-TD en CTERA) es encabezada por los candidatos de un gremio recuperado recientemente como es SUTE, comprometiendo el triunfo futuro como sucedió oportunamente con ATEN. Creemos que el SUTE debería concentrar esfuerzos en la fuerte batalla que tiene que llevar adelante contra el gobernador Cornejo, verdadera cabeza de playa de la política de destrucción educativa del macrismo. Es nuestra humilde opinión, más cuando llegan a la conducción ante la división de la Lista Celeste.

 

La importancia de la independencia política

 

Ante las varias infamias que nos dispensan cada vez que planteamos la independencia política de las organizaciones gremiales de los partidos políticos y los gobiernos, decimos que no poseemos una posición antipartidista, pero tampoco creemos que la organización gremial se deba transformar en una herramienta electoral.

Ratificamos la construcción político-sindical para la transformación social y la herramienta gremial para intervenir directamente sobre nuestra realidad, como práctica de los trabajadores organizados.

La prepotencia debe ser una pertenencia de la burocracia, nunca una práctica nuestra.

 

El encuentro colectivo docente

 

Como integrantes de El Bondi, hemos sido miembros fundadores del Encuentro Colectivo Docente (ECD), en el año 2006, agrupación provincial independiente de todo partido político, con una clara intención de defender los derechos de los trabajadores docentes y políticas educativas en pos de una mejor Escuela Pública, gratuita, científica y laica, que se vio claramente influenciada por la Lista Granate de Bahía Blanca, en la conducción de dicha seccional.

Estos preceptos básicos fueron modificándose con el tiempo permitiendo el ingreso de agrupamientos políticos como La Fragua relacionado al FPDS (Frente Popular Darío Santillán) y COB La Brecha que se conforma con integrantes de diferentes agrupamientos independientes, entre ellos El Bondi, terminando por llevar adelante la política de cooptación y destrucción de las organizaciones de base ya descripta.

Ambas agrupaciones políticas, junto a otras menores han conformado un agrupamiento político que los engloba: Rompiendo Cadenas. Por los motivos que se traslucen, El Bondi nunca se incorporó al mismo. Finalmente, se formó una corriente docente llamada Enriqueta Lucero, expresión nacional de Rompiendo Cadenas, como Tribuna Docente lo es del PO.

Los preceptos que llevaron a grandes logros al ECD, fueron poco a poco dejados de lado y hoy nos vemos en la necesidad de volver a las fuentes, rompiendo con esta estructura que criticó severamente a TD por sus actitudes burocráticas y que ahora tiene prácticas muy similares.

Es por esto que volvemos a destacar que nuestro camino, el que queremos cimentar y seguir construyendo con el conjunto de los docentes anti burocráticos, en cualquiera de sus variantes, es el llevado adelante por los compañeros de la Lista Lila de ADOSAC, donde los partidos políticos no interfieren en las políticas gremiales llevadas adelante por el conjunto de la docencia santacruceña, decididas en instancias de la democracia sindical más genuina  y transformando la fuerza de la docencia organizada en el terror de la dirigencia política kirchnerista, que ve al conjunto de los trabajadores provinciales organizados un enemigo que está dispuesto a dar la batalla por una nueva sociedad.

En este camino creemos que hay importantes experiencias en nuestra provincia, como en Bahía Blanca, Escobar, Tigre, Marcos Paz, Mar del Plata, General Sarmiento, y también en otras provincias como Entre Ríos, Neuquén, Santa Fe, CABA entre otras, a las cuales hay que aunar en un camino similar que permita no sólo la defensa de los derechos docentes y la escuela pública, sino también ser el germen de la coagulación de los intereses comunes de los trabajadores en general, que permita la construcción de una nueva sociedad, más equitativa, participativa y democrática, sin personalismos que desvirtúen el objetivo, sino con ideas rectoras que lo lleven adelante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *