“Los judíos les decían a los árabes que se fueran y si no querían, los mataban” – Entrevista a Tedy Katz, historiador israelí

unnamedEn esta charla, el historiador Tedy Katz cuenta su investigación sobre las masacres en Tanturia en 1948, antes de la creación del Estado de Israel, y la represión que sufrió por la presentación de su tesis.

Por Fabián Harari (LAP-CEICS)

¿Cómo empezó sus estudios?

En el año 1948 se creó el Estado de Israel pero no un Estado palestino. Entonces comenzaron toda clase de conflictos que continúan hasta hoy. Israel se encuentra en un estado de guerra con todo su entorno desde el primer día, hace 66 años. La raíz es lo que sucedió en 1948. Ese año, en este lugar en el que nos encontramos, en Magal, y en todo Israel, había 553 aldeas árabes. Hoy, en su lugar, está el Estado de Israel. Una parte de esos lugares fueron conquistados, en otra echaron a la gente, y a una parte de la gente la mataron. Israel, en vez entender qué pasó con los judíos en Europa, hace lo mismo con los árabes, y no es justo. Hasta que no haya un Estado palestino al lado, no en vez, de un Estado israelí, porque hay lugar para los dos estados, el problema no va a concluir. Si podemos resolver el tema del Estado palestino, podremos tener aquí una buena vida.

Fue entonces que elegí estudiar Tantura y otras aldeas que no se habían estudiado. Si yo quería analizar solo lo que decía el ejército, lo podía hacer en un minuto: conquistamos el lugar, fuimos a la costa, porque la costa de allí es linda, nadamos un poco, termino el día, nos fuimos, vinieron otros y se acabó. Cuando yo empecé a sumergirme en lo que pasó, con los testimonios orales de judíos y árabes, descubrí cosas completamente diferentes: que hubo aquí una pequeña guerra. Conquistaron el lugar y la guerra fue muy corta porque los árabes no estaban preparados para eso. Después de la guerra mataron 280 varones árabes y 2 o 3 mujeres. Casi nadie sabe de esto. Estoy con este tema desde hace 15 o 16 años y durante todo este tiempo se me acercó mucha gente que me contó sobre varios lugares con historias como esta. No mataron mucha gente, pero sí a quien no quería salir del lugar. Esto no lo denuncio solo yo porque soy de izquierda, sino incluso Jaim Guri que es un hombre de centro, alguien muy importante en la poesía, que en el ‘48 estaba en ejército. Se encontró conmigo varias veces. Ahora tiene 91 años. Él contó, no yo, que en el ‘48 mató árabes libremente, con sus propias manos. Y no fue el único. En 1948 se podía hacer eso sin escribirlo en ningún lado, sin contárselo a nadie. Lo que él plantea es que si hubiera sabido que íbamos a llegar a una situación como la de hoy en el país, en la que no solo no hay un Estado palestino, sino que hay un Bennet, un Netaniahu, él no está seguro que volvería a hacer lo que hizo. Si yo hablo de esto hoy, me dicen que soy un extremista, pero él no es un extremista, está en el centro del mapa político.

¿Nos podría describir exactamente lo que sucedió en Tantura?

Tantura es en la costa, entre Haifa y Tel Aviv. Los judíos querían que la zona de Tantura sea solo judía, no árabe. Allí había 64 pueblos, hoy quedan 2. No había casi defensa en Tantura. En el norte había cuatro soldados árabes, en el sur otros cuatro y en oriente, que era la parte más grande, 8 o 16, no recuerdo ahora. Estaban a unos 3 km uno del otro. Quiere decir que si conquistaban el flanco más cubierto, no iba a haber oposición a la entrada al pueblo, porque no había resistencia. Lucharon unas horas y una parte de los árabes murieron y a los otros se les acabaron las balas. Pudieron entrar sin problemas. Esto me lo contaron 70 personas, mitad árabes y mitad judíos. Luego de terminar la conquista, antes que nada, querían saber donde había armas. Porque esto era en mayo, antes que llegue armamento de Yugoeslavia a la Haganá le faltaban armas, entonces buscaban llevarse lo que encontraban. Lo que hicieron fue separar a las mujeres en un lugar, a los ancianos, niños y a los muchachos mayores a 15 años en otro lugar, a 50 o 100 metros. A los varones les dijeron que quienes tuvieran armas debían ir a buscarlas a sus casas. Los acompañaban dos o cuatro soldados, les entregaban las armas y los mataban. Varias decenas, entre 70 y 90. Mientras tanto, en la costa se habían quedado quienes no tenían armas. Al lado de la costa mataron de a uno, a unos 110 hombres. Un segundo lugar en el que mataron más o menos el mismo número, tal vez más, fue en el cementerio. Allí un soldado con un rango alto, contó que la metodología era como la de los nazis: los ordenaban en filas de a diez, mataban una fila y luego a la siguiente unas 10, 12 o 13 filas. Los números que conté son entre 90 y 280 hombres y 2 o 3 mujeres. Es muy difícil encontrar hoy sobrevivientes árabes que cuenten lo que vieron, porque quien veía algo lo mataban. En el mismo instante en que sucedió, se pusieron a buscar y a matar a todo el que había visto algo.

¿No se podía hacer un trabajo arqueológico?

Para hacer cualquier pedido de revisión, de investigación, según las leyes del Estado de Israel, tenés que ser pariente cercano de alguno de los muertos. No alguien que quiere investigar, simplemente.

Esto es algo que pasó casi de la misma manera en distintos lugares. ¿Cómo era el proceso? ¿Cuál era el objetivo?

Tantura era un lugar único en el país, ya que los árabes no precisaban nada de los judíos, tenían mucha plata y muchas tierras. Era un pueblo muy rico, muy asentado. Había edificios con varios pisos, había veredas, grifos en todas las casas. La misma noche en que conquistaron el lugar, se llevaron todo lo que pudieron, hasta oro y plata. En relación a lo que sucedió en todo el país, lo que querían era un territorio solo de los judíos. En la zona de Tantura había 64 pueblos árabes. Ellos se quedaban en el lugar porque no luchaban, no hacían nada a nadie. Antes había ingleses, ahora venían los judíos, y ellos se quedaban. Pero los judíos no querían que se queden. Les decían que se fueran y si no querían, mataban diez hombres. Entonces, les decían al resto: “¿entendieron lo que les va a pasar si no salen de acá?” Si se iban, bien, y si no mataban otros 10 hombres. Y así pasó en varios lugares, no en uno o dos. En los lugares en los que estaban el Etzel y el Leji, que eran organizaciones más fanáticas, ni siquiera esperaban. Cuando se enteraban que estaban viniendo, directamente se escapaban todos. En Tantura no pelearon, no tenían nada en contra de los judíos y pensaban que los judíos tampoco contra de ellos. No se movieron del lugar, se quedaron allí. El problema fue que en Tantura, a diferencia de otros lugares, no dejaron nada abierto para escapar. En otros pueblos entraban por un lado y dejaban abierto otra parte para que quien quisiera salir, pudiera hacerlo. Aquí estaban cerrados los 4 lados y por eso mataron muchos hombres

¿Cuál fue la responsabilidad de Ben Gurion?

Ben Gurion era el jefe del Gobierno y el ministro de Seguridad, así que está muy claro que lo que pasaba en cualquier lugar del país estaba bajo su supervisión. No puede ser que el jefe de Gobierno no sea el responsable de lo que el Gobierno hace. Haga lo que haga era su responsabilidad.

En esos tiempos el ejército no estaba unificado, estaba la Haganá, el Etzel y el Leji. ¿Todos tenían la misma estrategia?

No, como dije antes, cuando se enteraban en algún lugar que venían el Etzel y el Leji, se escapaban todos porque recordaban lo que había sucedido en Deir Yasin. Allí mataron a los hombres, las mujeres, los ancianos y los niños. Pero en Tantura fue un trabajo de la Haganá. Esto fue una semana antes de la creación del Estado. Cuando se crea el Estado, formalmente, se unifican en un solo ejército, aunque es cierto que el Etzel y el Leji siguieron funcionando.

¿Por qué se interesó por este tema?

En mi opinión el tema de 1948 es el más importante, ya que es el momento en que nace el Estado de Israel. Y yo quería estudiar eso. Empecé con un curso sobre pueblo de Israel y el Medio Oriente. Me di cuenta que ni en los estudios de Medio Oriente, ni en los del Estado de Israel, se trataba lo suficiente el tema del ‘48, a pesar de ser el más importante y de que hubo una guerra que fue la más difícil de todas las que hubo en Israel, que duró 14 meses y en la que murió el 1% de la población judía de Israel, 6.000 personas de una población de 600.000. No se habla mucho de esta guerra hasta el día de hoy, y lo que se sabe es lo que dice el ejército de manera formal. Entonces yo quería entender qué sucedió.

Por la tesis tuviste un juicio, ¿qué sucedió?

En principio yo no dije que la tesis iba a ser sobre Tantura, porque si lo decía era probable que no pudiera hacer el trabajo. Entonces presenté una tesis sobre los pueblos en el sur de Carmel, no de la conquista, no de la Nakba ni de los palestinos. Pedí estudiar un lugar en particular más profundamente. Hablé con los maestros de la universidad y como yo vivía en Haifa, quería estudiar sobre algún lugar aquí. Cuando hice la tesis sobre Tantura recibí una nota de 97 sobre 100. Después la vieron todos los profesores, el Decano, el Rector. Hizo mucho ruido, porque aparece un trabajo que muestra como los judíos matan árabes, hay un problema. Si hay árabes que matan judíos, está todo bien, es la norma. Pero de repente los judíos, los santos, matan árabes… no es algo bueno, deja mal parado a Israel. Por eso cuando supieron de qué se trataba, no decidieron bajar la nota, sino rechazarla. ¿Y porque lo rechazaron? Porque en el momento en que la rechazan, no se puede publicar. Entonces nadie puede saber que pasó allí. Lo que no está publicado, no existe.

Tengo que decir algo que pasó en el medio, cuando yo decido presentar la tesis. Luego de presentarla, comenzaron a preguntarme si yo estaba seguro, porque no podía ser. Querían que yo dijera que lo que había escrito en la tesis no era cierto. Hubo 6 horas, desde las 6 de las tarde hasta las 12 de la noche, en las que trataron de convencerme de que me retracte. Yo les decía que no podía, que eso era lo que me habían contado. A eso de la 12 lograron que reconozca que no era del todo exacto. Diez minutos después les dije que lo que les había dicho no era cierto y que volvíamos a lo anterior. Yo estaba muy cansado y en un momento sentí que estaba contra todo el pueblo de Israel y que la información que yo estaba brindando iba a llegar a todo el mundo. Pero luego me di cuenta de que Tantura era más importante y me retracté. Me dijeron que eso no importaba en los juzgados, que ya lo había dicho y ahí se terminaba el asunto.

Este tema del ‘48 no pertenece a la academia, es un tema de política. Porque en la academia, si yo presento una tesis, puede venir otro y decir que yo estoy equivocado y presentar la suya propia. Y luego, un tercero puede decir que los dos nos equivocamos. Hace 15 años me prometieron que en menos de medio año iban a llegar 10, 15, 20 trabajos de tesis que iban a demostrar que todo lo que yo escribí es mentira. No sé si es que tal vez no tuvieron tiempo, o si lo que escribí era correcto, pero hasta el día de hoy no dijeron una palabra. Este es el único trabajo que hay en Israel sobre un lugar particular en 1948. Se escribieron varias cosas de las 553 aldeas y pueblos que había en total, pero un trabajo académico solo se hizo en este lugar. Y esto también dice algo. Una de las cosas que yo sé, incluso sabía antes de hacer mi trabajo, es que los profesores de las universidades de Israel no se acercan al tema y simplemente les dicen a sus alumnos que aborden otros temas: sobre el ‘48, sobre alguna de las poblaciones árabes, no escriban.

¿Cuál fue la intervención del Gobierno, un gobierno “democrático”, en tu caso?

La intervención de un gobierno democrático no importa, porque eso no hay aquí. La secretaria de Educación dijo claramente que si no daban de baja la tesis, ellos interrumpían su relación con la universidad y le retiraban el aporte económico. Esto sucedió luego de que la universidad le otorgara a la tesis una nota muy alta. Luego armaron dos comisiones que rechazaron la tesis. El título de grado lo dejaron igual, porque en el resto de las materias tenía buenas notas.

¿Cómo terminó el juicio?

La brigada que había participado en Tantura, la Brigada Alexandroni, me hizo un juicio por calumnias. Me conminaron a pagarles 300.000 U$S, porque decían que era una ofensa. Me sacaron el auto, lo que tenía en la cuenta del banco. Tenía que darles el dinero o escribir una carta de arrepentimiento. Esto es el estado democrático.

¿Hubo varios profesores que estuvieron con Ud.?

Illan Pappe siempre me acompañó y estuvo conmigo. No puedo decir sobre los otros profesores porque no me moví con ellos, pero en el área de estudios sobre Medio Oriente, salvo un profesor con el cual no estudié, todos los profesores estuvieron conmigo. Luego de que rechazaran la tesis, el área de Medio Oriente en la Universidad de Haifa prácticamente desapareció.

Illan Pappe está trabajando para publicar tu tesis, ¿cuál es la importancia de que se dé a conocer lo que sucedió en 1948?

Yo soy de la idea de que hay que poner sobre la mesa lo que sucedió en 1948. Hubo cosas terribles, si queremos terminar de una vez por todas con el cuento de siempre. Todo lo que Israel tiene, va a seguridad, va al ejército para tanques y municiones. Los ciudadanos en este país no llegan a nada, no pueden acceder a la vivienda. La salud no es salud, la educación no es educación. Todo esto no importa, solo importa el ejército. ¿Y todo esto porque? Por no permitir la existencia de un Estado palestino al lado del Estado de Israel. Con eso se termina el problema. El pueblo palestino es un pueblo incompleto, que tenía esta tierra y fue desplazado. Si es que aún se puede resolver este problema, debe ser en Judea y Samaria.[1] Todos los recursos del estado van a esa zona. Si vos querés vivir bien y que el Estado te dé una casa y un trabajo, te vas a Judea y Samaria. En cambio si estas de este lado de la línea verde, en Haifa o en Hedera, no te dan nada.

¿Por qué hice este trabajo? Para que los árabes sepan que no tienen que salir de Judea y Samaria, porque allí hay un 22% de la tierra. Hoy es posible que aunque acuerden terminar el tema en el 22%, luego de unos años digan: ¿por qué solo un 22%? Hoy en Israel, no en Siria, en Israel, hay un 52% de población palestina según datos del gobierno. Dentro de 5 o 10 años habrá quizás un 70% de árabes. Yo no digo que sea bueno ni malo. Digo que en Israel, que llega desde el mar hasta el río Jordán, hay más palestinos que judíos. Si vamos a seguir estando hasta el Jordán, ya no será el Estado de Israel, porque van a haber más palestinos que judíos. Y no estoy seguro que sea lo que queramos porque no va a ser un estado democrático, va a ser un apartheid. Y yo no quiero eso. Quiero un estado judío y al lado un estado palestino. Para eso quiero demostrar en el libro lo que pasó en el ‘48. Esa es la razón por la que escribí mi trabajo, para que empiecen a tomar seriamente este tema.


[1]Se trata de la parte de Cisjordania ocupada por Israel desde 1967. Se los conoce como “territorios ocupados”, donde se crean colonias Israelíes.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *