CHACO: En defensa de la capacitación en servicio – José Almeida

La docencia chaqueña reaccionó masivamente rechazando la capacitación virtual impuesta por la patronal. Como explicábamos en una nota anterior, la propuesta improvisada no daba pie con bola.

Tal como denunciábamos en el anterior número de El Correo Docente, el primer módulo de la capacitación estaba estipulada para los meses de abril y mayo, pero a inicios de mayo no contábamos si quiera con las claves para el acceso a la plataforma virtual. Peor aún, los correos con las claves comenzaron a llegar a partir del 17 de mayo, pero no de manera generalizada. Hubo muchos docentes que ni siquiera recibieron la clave y otros tardíamente, hasta el 22. Pero la clave de acceso dio lugar a una nueva serie de enredos donde cuesta ver que el Ministerio de Educación de la provincia se toma en serio el problema de la capacitación. Los docentes que, clave en mano podían acceder, se encontraron que fueron incorporados en cursos que no les correspondían de acuerdo a su área de ejercicio (por ejemplo, alguien que se había inscripto en Ciencias Sociales, aparecía en Ciencias Naturales). Además, la plataforma se volvió por momentos inaccesible debido a los “cuelgues” recurrentes del servidor que llegó a estar entre 12 y 24 hs. fuera de servicio. A pesar de los retrasos, las autoridades no habían modificado las fechas de entrega: el 31 de mayo debía entregarse el primer trabajo con lo cual, la mayoría tenía 10 días para elaborarlo, siendo que muchos de los docentes tenían tareas para los respectivos actos del 25 de mayo y con el cierre de trimestre a cuestas. Una misión imposible. La peor parte se la llevaron además los docentes de localidades del interior dada la baja o nula señal de internet en el interior de la provincia lo que agravaba el problema del acceso a la bendita plataforma.

A partir del 24 de mayo, la Corriente Nacional  Docente Conti-Santoro comenzó una campaña para juntar firmas contra la capacitación virtual. Elaboramos un petitorio online y una planilla que repartimos en las escuelas de mayor concentración docente en Resistencia y también en otras localidades del interior. Básicamente decíamos en ese documento que rechazábamos (y rechazamos) la capacitación docente virtual porque da como resultado una sobre-explotación del docente, que en su tiempo “libre” debe planificar clases, corregir y otras tareas no menores que no son remuneradas y encima capacitarse con un curso virtual. Hasta ese día, al menos los dos sindicatos “combativos”, no habían sacado ningún comunicado público fijando posición al respecto. Recién el día sábado 27 de mayo, un sindicato llamado FESICH SITECH Castelli, se sumó al rechazo generalizado. En tanto, SITECH FEDERACIÓN, lo hizo oportunamente (empujado por sus bases) el día lunes 29 lanzando un comunicado oficial pidiendo la suspensión y la revisión de la capacitación virtual a la que además, consideraban discriminatorio. La conducción de ATECH, también el día lunes, salió a anunciar (como iniciativa de ellos), que habían logrado la prórroga de los trabajos hasta el 19 de junio, en el caso del nivel secundario. El día 7 de junio, en el marco del paro docente de la provincia, concurrimos junto a SITECH a entregar las firmas recolectadas: mientras ellos con su estructura aportaron 2.000 firmas nosotros agregamos otras 500. No solo advertimos sobre el problema de la capacitación, sino que le pusimos el cuerpo al problema y salimos a discutir con los compañeros la estafa que implicaba la capacitación oficial. Como dijimos, es momento de avanzar. A su capacitación hay que oponerle la nuestra. Discutamos en cada uno de los colegios de la provincia cuál es la capacitación necesitamos. Científica, homogénea y socialista deben ser sus principales consignas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *