“La masacre de Gaza no ha alterado el equilibrio regional”

maxresdefault

Entrevista a Norman Finkelstein
Fabián Harari
Laboratorio de Análisis Político-CEICS

 Norman Finkelstein es historiador, especialista en el análisis del  sionismo. Hijo de sobrevivientes judíos del Holocausto, sus dos trabajos  más importantes (Más allá de Chuztpah y La industria del Holocausto)  explican cómo el sionismo utilizó el hecho para justificar su política. Finkelstein trabajó en el Brooklyn College, Rutgers University, Hunter College, New York University y DePaul University. En 2006, fue uno de los pocos catedráticos que defendió públicamente al Hezbollah como ejército de resistencia a la ocupación israelí. Debido a sus posiciones, fue expulsado de varias universidades. En el 2008 viajó para dar una conferencia en los territorios ocupados, pero las autoridades israelíes lo detuvieron y lo deportaron. Nos contactamos con él y le realizamos unas preguntas. A continuación, sus posiciones.

El Aromo: La incursión israelí en Gaza parece haber sido un episodio puntual en una guerra larga, cuyos orígenes parecen datar del Mandato Británico. Sin embargo, lo que permanece en una zona ambigua es la identificación exacta de los contendientes, más allá de las nomenclaturas y los intereses que cada uno representa. ¿Cuáles son sus hipótesis al respecto?

Norman Finkelstein: Desde su inicio Israel tuvo un carácter dual: el movimiento sionista era un movimiento nacionalista. Sin embargo, no habría podido llevar adelante su causa sin la ayuda del imperialismo británico. Luego de su fundación, el Estado de Israel continuó colaborando con el imperialismo occidental. Por ejemplo, durante la invasión Británico-Francés-Israelí a Egipto en 1956 y, después de la guerra del junio de 1967, Israel se convirtió en el protector principal de los intereses de los EE.UU. en el Oriente Medio. Israel hace frente, actualmente, a dos clases de adversarios: por un lado, el problema “local” de los palestinos y, por el otro, el problema regional de los estados árabes, que Israel y los Estados Unidos desean controlar. Los EE.UU. e Israel tienen intereses comunes en relación a los asuntos regionales. Pero, en la cuestión local, los palestinos, la colaboración de los EE.UU. no tiene como fundamento un interés conjunto, sino el lobby ejercido por Israel.

EA: ¿Cuál es su balance teniendo en cuenta las relaciones de fuerzas después de las masacres perpetradas en Gaza?

NF: La masacre de Gaza no ha alterado fundamentalmente el equilibrio regional de fuerzas. Sí es cierto que los colaboradores regionales (tales como Egipto, Jordania y Arabia Saudita) están ahora más expuestos y los colaboradores de los EE.UU. en Palestina han sido desacreditados. Pero los cambios son más cuantitativos que cualitativos.

EA: Muchos intelectuales sionistas argumentan que la creación del Estado de Israel fue una garantía necesaria para prevenirse del antisemitismo. ¿Cuál es su opinión?

NF: Actualmente, el principal creador del antisemitismo en el mundo es Israel. Las acciones criminales de Israel se ligan a los judíos. Esto es porque Israel proclama actuar en nombre de las personas judías y porque las organizaciones judías del mundo se pliegan en las acciones criminales de Israel. Por lo tanto, reproducen el odio a los judíos. Las próximas elecciones probablemente serán ganadas por políticos de ultraderecha, tales como Avigdor Lieberman. Un sujeto que, en cualquier otro lugar en el mundo occidental, sería llamado fascista.

EA: En la Argentina, las autoridades de la comunidad judía y de la embajada israelí denunciaron como “antisemitas” a los manifestantes contra la masacre de Gaza. Sin embargo, en nuestro país, la congregación de Richard Williamson, obispo que niega el holocausto y que vive aquí hace años, se encuentra en ejercicio de sus actividades.1 Sin embargo, en este caso, ninguna autoridad de la comunidad israelí en la Argentina expresó nunca una denuncia semejante. Quisiera preguntarle acerca de este uso particular y selectivo del término “antisemitismo”.

NF: A los partidarios de Israel no les interesa si usted es antisemita o filosemita, un creyente en el holocausto nazi o si, por el contrario, lo niega. Israel denuncia siempre al presidente de Irán, Ahjmadinejad, como un negador del Holocausto. No obstante, el palestino preferido de Israel, Mahmoud Abbas, escribió una disertación doctoral donde negaba el holocausto nazi. Después, publicó su tesis como libro en Beirut. Esto no priva a Israel de apoyarlo, siempre y cuando él se mantenga como un colaborador.

_______________

1Al cierre de esta edición, el obispo fue expulsado por el gobierno nacional. No obstante, su partida ya había sido decidida por su congregación. Las autoridades israelíes siguieron sin decir ni hacer nada al respecto.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *