Sin nada que perder… Diciembre 2013. Radiografía de los saqueos

 

 

Marina Kabat, Ianina Harari y Nicolás Villanova

 

¿Un complot narco policial ha instigado a bandas de motochorros a saquear negocios de electrodomésticos para arruinar las bodas de plata de la renacida democracia o las necesidades y desesperación del sector más pauperizado de la clase obrera han vuelto a emerger? Vea los datos y juzgue usted mismo.

 

Nuevamente los medios intentan presentar a los saqueos como obra de simple delincuencia. “Esto no es hambre”, es una frase que se repetirá entre periodistas y anónimos comentaristas de noticias de diarios. Las imágenes de los saqueos a cadenas que comercializan electrodomésticos serán reproducidas hasta el hartazgo en la televisión, ocuparán la primera plana de los periódicos, con un lugar destacado en titulares y en las fotos, mientras que los saqueos a almacenes o carnicerías, pese a su frecuencia, apenas si serán mencionados en el último párrafo de los diarios nacionales. Un análisis objetivo de la información suministrada por un conjunto de periódicos nacionales y locales, nos devuelve una imagen muy diferente a la que se promociona.

 

Los saqueadores

 

Llama la atención, en primer lugar, que, pese al elevado número de detenidos en todas las provincias, es escasa la información difundida respecto al porcentaje de detenidos con antecedentes penales. Sólo hay datos de Córdoba, Mar del Plata, Rosario y San Juan. En Córdoba y en Mar del Plata se detuvo a 220 y 58 personas respectivamente. En ambos casos, los detenidos no tenían antecedentes penales (Cadena 3.com 11/12/2013 y Crónica de la Costa, 10/12/2013). En sentido opuesto destaca San Juan donde se arrestaron a 170 personas, de quienes se estaba averiguando antecedentes, pero ya se sabía que 14 detenidos eran evadidos del Servicio Penitenciario (Noticiero San Juan, 9/12/2013); mientras que en Rosario se detuvo a 65 (de las cuales 14 eran menores de edad). De ellos, 19 contaban con antecedentes penales (Infobae, 29/11/2013). En resumen, de los detenidos para los cuales hay información sobre el número de personas con antecedentes, (343 detenidos en 3 provincias), solo 19 tienen antecedentes, lo que arroja un porcentaje del 5,5%. Es decir, la mayoría de los saqueadores no son lúmpenes o delincuentes comunes.

Esto mismo se deduce de una serie de notas publicadas por el periódico cordobés, donde se recogen los testimonios de los docentes que expresan su preocupación porque alumnos no implicados habitualmente en actividades delictivas, incluso abanderados, hubieran participado de los saqueos (La voz del interior, 11/12/13). Algunos establecimientos, en zonas vulnerables, reportaron que el 90 por ciento de sus estudiantes participó de algún robo, mientras que otros indicaron que lo hizo el 15 por ciento del alumnado. Por su parte, el coordinador de curso de otra institución ubicada en las márgenes de la ciudad comentó que en su escuela, un gran porcentaje de alumnos participó de los saqueos. Según mencionó “No todos salieron a saquear o romper. Hay algunos que no participaron, eso nos da cierta tranquilidad”, sostuvo (La Voz del Interior, 11/12). Su testimonio pareciera mostrar que en su escuela no participar en los saqueos parece más la regla que la excepción.

En varios casos, por ejemplo, Tucumán, Chaco y Mar del Plata, la presencia de motos fue una constante en los saqueos. La imagen que surge del relato mediático sería la de hordas de motochorros organizados para los saqueos. Pero, cualquier pueblo del interior se encuentra repleto de motos y ciclomotores, porque el empleado municipal, el docente, la madre que va a tramitar planes, etc., se moviliza así. De hecho, en muchos casos tener una moto permite una salida laboral precaria, en Chaco lo llaman “motomandados”. En diarios y videos de los saqueos de Tucumán se observan también carros tirados a caballo, como los que emplean cirujas.

Predominan los jóvenes, con importante presencia de adolescentes y niños, como surgen de los testimonios de los docentes ya citados y distintas referencias a la composición de los detenidos. Si bien no es mayoritaria sí parece importante la participación de las mujeres en los hechos. Curiosamente en los primeros saqueos producidos en la provincia de Córdoba puede presumirse cierta participación de familias vinculadas con el empleo público. En Córdoba capital, los saqueos se inician el amanecer del día 3 de diciembre, uno de los primeros supermercados saqueados fue Cordiez, ubicado frente al Barrio SEP (Sindicato de Empleados Públicos) formado por monobloks tipo vivienda social, en la zona sur de la ciudad. De allí los saqueos se trasladaron a la zona céntrica de la capital. Es probable que empleados públicos pauperizados habitantes del barrio SEP participaran de este primer saqueo. Es sintomático que el 3 de diciembre, la seccional Río Cuarto de este mismo sindicato se sumara al reclamo de familiares de policías, unificando sus propias demandas (La Voz, 04/12). Esto abona a la hipótesis de una incipiente alianza entre distintas fracciones de la clase obrera. Objetivamente, al menos en forma coyuntural, existe una unidad de intereses entre los estatales, los empleados policiales en huelga y los saqueadores. La participación de familiares de policías en los saqueos (que por los allanamientos quedó verificada en Concordia y Tucumán) debiera leerse en este sentido.

 

Saqueados

 

No se registran saqueos a viviendas particulares, salvo casos de comerciantes con casa particular contigua a su local. En distintos casos como en Tucumán (La gaceta de Tucumán, 13/12/13), se corrió el rumor de que podrían producirse saqueos a viviendas particulares. Esto no es una novedad en los saqueos, lo mismo se temió infundadamente en el contexto de la hiper en el ‘89 y en los saqueos del 2001. Muchas veces las mismas fuerzas de seguridad difunden el rumor. Esto parece promover que los habitantes de barrios humildes teman por sus viviendas y no las abandonen, evitando así que se sumen a los motines. Esto sucedió este año en Concordia, donde se temía que los ataques se extiendan a las casas particulares. “Por eso, los únicos dos móviles policiales que recorren las calles les avisan a los vecinos que se junten y se organicen para defenderse porque ellos no pueden con todo” (Clarín, 13/12/13). En el ‘89 las mismas fuerzas policiales llegaron a entregar en distintos barrios del conurbano brazaletes para que los “vecinos” se identificaran entre sí y se distinguieran de posibles “invasores”. En el 2001, la menor participación de población del conurbano en la movilización del 19 de diciembre se explica, en parte, por rumores de este tipo que motivaban a la población a quedarse en sus casas custodiándolas. Que este año este tipo de rumores entre los barrios periféricos haya tenido, al parecer, comparativamente un menor alcance puede deberse al contexto del acuartelamiento policial. Es decir, a la inacción de quienes habitualmente difundían este tipo de rumores.

Contrariamente a la imagen que surge de la presentación mediática, cerca del 60% de los saqueos sobre los que se dispone de información puntual constituyen almacenes, supermercados y otros comercios donde se venden centralmente alimentos. Muchos son comercios que no poseen electrodomésticos a la venta, como los supermercados chinos. El peso de los electrodomésticos aparece sobre-representado porque estos constituyen la mayoría del material incautado en los allanamientos posteriores a los saqueos. Sin embargo, es evidente que un aparato nuevo es fácilmente identificable en un hogar humilde, mientras que alimentos, pañales u otros objetos substraídos pueden camuflarse. De todas formas, es falso que el robo de un electrodoméstico no pueda estar motorizado por la necesidad o el hambre: la venta de estos productos puede permitir la adquisición de otros bienes a una familia obrera.

 

Termómetro en alza

 

Tanto los saqueos de 2012 como los del 2013 comparados con los de 1989 parecen mostrar un mayor grado de coordinación técnica, así como una mayor disposición al enfrentamiento. Saqueadores repelidos en un negocio se dirigen a otros comercios circundantes. En un extremo, en Bariloche donde, merced un muy fuerte operativo policial este año no se concretaron saqueos, un grupo de personas tras ser dispersadas por la policía tras un intento de saqueo, se digirieron hasta la subcomisaría 77 a la que atacaron con piedras y bombas molotov (Clarín, 05/12/13). La movilización simultánea hacia negocios no tan cercanos en grandes números y movilizando los recursos de transporte a la mano, ciclomotores, autos o carros, requiere también cierta coordinación básica.

Pero también la defensa de los comercios ha contado con mayor organización y previsión. Sobre todo las grandes cadenas reforzaron seguridad o cerraron sus puertas de ser necesario. Los comercios de menor envergadura movilizaron a sus empleados. En muchos diarios esto se presenta como una iniciativa de los mismos obreros. Pero, algunos hechos posteriores permiten ver otra cosa. En Concordia dos jóvenes están internados con riesgo de vida tras haber sufrido uno quemaduras debido al material inflamable con el que su patrón se había pertrechado para defenderse de posibles ataques y, el otro, aparentemente un disparo accidental de su patrón. Según denuncian familiares, ambos trabajaban en un aserradero propietario del mismo comerciante quien los retiró de su lugar de trabajo habitual para llevarlos a reforzar la defensa de su comercio. Este patrón para quienes trabajaban desde antes de cumplir la edad mínima reglamentaria, los obligaba a ir so pena de suspenderlos toda la semana. Los diarios nacionales no han recogido esta noticia (Elonce.com, 13/12/13).

Se ha presentado el fenómeno como un enfrentamiento entre pobres, entre distintos sectores del pueblo, incluso el PTS se ha hecho eco de estas ideas.

 

[1] Si la imagen mediática del saqueador ha sido la del joven en moto transportando un plasma, se entrevista como representantes de las víctimas a pequeños comerciantes, o lo que se pretende pasar por tales. Sin embargo, la mayoría de los saqueos de los que se tienen registro no se dirigen a pequeños negocios. Aquí cabe aclarar, como surge del recuadro del cierre, que difícilmente los supermercadistas chinos integren esa categoría.

Otro problema en la caracterización de los hechos realizada por el PTS se relaciona con su obstinada manía de hablar de la clase obrera por un lado, y los jóvenes por otra, como si ambos fueran dos componentes separados de la fuerza social. Es decir, no reconoce a los jóvenes obreros por su pertenencia de clase. Al contrario, el PTS pareciera creer que el “colectivo jóvenes” corresponde a una hermandad etaria no atravesada por los enfrentamientos de clase. De ese modo, temía que los jóvenes en su conjunto fueran estigmatizados por su participación en los saqueos. Muy por el contrario, La gaceta de Tucumán (13/12/13) elogia a un grupo de jóvenes que se unió para apoyar a quienes sufrieron saqueos, limpiando calles y negocios y organizando una colecta para los damnificados.

Más allá de diferentes direcciones que pudieron haber tenido los saqueos, (no descartamos la dirección en algunos casos de lúmpenes o punteros políticos), las masas que participan en los saqueos son obreros, pertenecen centralmente a la sobrepoblación relativa, aquella porción que el capital no puede emplear productivamente o en forma productiva continua. En la crisis de 2001 los saqueos no se propagaron a esta escala porque esta fracción de la clase obrera estaba organizada en el movimiento piquetero. Pero luego, frente a la cooptación kirchnerista, la fracción de la izquierda que había emprendido esta apuesta la abandonó. Creyendo en el discurso K sobre la reindustrialización, o en la caracterización del PTS acerca de que los desocupados no merecían ser organizados, o en ambos a la vez, el PO dirigió -al igual que el PTS- todos sus esfuerzos a organizar a la “clase obrera ocupada”. Así, hoy el FIT no puede capitalizar la ruptura de los desocupados con el kirchnerismo. Si los saqueadores arriesgaron sus vidas en las acciones que aquí relevamos es porque no tienen nada que perder. La izquierda debe organizarlos y enseñarles que tienen todo por ganar.

 

1http://goo.gl/S12MF8 y  http://goo.gl/USXJmx.

 

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *