¿Se viene el ajuste? Comunicado sobre la situación del Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales­-UBA

557399721_31e5b0fc48La asunción de las nuevas autoridades del CECSO trajo novedades a los espacios estudiantiles. La nueva conducción encabezada por la UES y Vamos Sociales manifestó abiertamente tener intenciones de ajustar el presupuesto estudiantil. El recorte afectó en primer lugar a los trabajadores de los espacios, dándoles a elegir entre desayuno o almuerzo. Ambas comidas eran garantizadas por la conducción anterior. A esto se suma la incapacidad de confirmar el pago de los aguilandos, derecho histórico de los trabajadores. La austeridad se expresó además en los materiales de los espacios. La nueva conducción se negó a reponer bidones de agua (utilizados además por toda la comunidad de sociales), abrochadoras, ganchos y elementos básicos para el trabajo diario. Pero eso no es lo peor: acaban de manifestar intenciones de recorte en las becas otorgadas a los estudiantes, a partir de la revisión de las becas UBA XXII y aquellas que involucran las fotocopias.
En su campaña electoral, las agrupaciones kirchneristas prometían la mejora en las condiciones de trabajo de los trabajadores del CECSO. Pero eso no sucedió. Los trabajadores han exigido salarios en blanco, con el aguinaldo correspondiente y el proporcional de vacaciones. Además solicitaron la incorporación de los ventiladores faltantes en los ámbitos de trabajo. Hasta el momento la conducción solo aseguró que no es posible ponerlos en blanco. A esta situación se suma la superpoblación de responsables políticos, dejando muchas veces sin tareas a los propios trabajadores. A todo esto, se suman maltratos verbales por parte de responsables de la UES.
Lamentablemente, la única conclusión posible es que la nueva conducción vino a imponer un ajuste. La gestión dice ser “independiente”, pero adapta los intereses del centro a los de las autoridades universitarias y las del Gobierno. Expresión de ello fue la inmovilidad del centro frente a la marcha de Julio López, el voto junto con el rectorado para que no se investigue la corrupción en la UBA y la alianza con la Franja para el vaciamiento de la FUBA. La falta de caja del CECSO no debe ser subsanada a cuestas de los trabajadores y del resto de la comunicad estudiantil, sino a partir de un reclamo por mayor presupuesto hacia la gestión de la facultad y las autoridades nacionales. Contra el ajuste que quiere se quiere imponer, llamamos a la organización de los estudiantes junto con los trabajadores del CECSO. Estamos pidiendo, simplemente, trabajar en condiciones dignas, para nosotros y para el conjunto del estudiantado que utiliza los servicios del CECSO:

-NO al ajuste en las becas
-Mantenimiento de las condiciones de trabajo hasta el 30 de noviembre.
-Pago de aguinaldo completo y proporcional de vacaciones en el mes de noviembre.
-Fin de la precarización laboral: salarios en blanco, incorporación de ventiladores o aire acondicionado para apuntes y la fotocopiadora del segundo piso.
-Disculpas públicas de la actual presidente Belén Figueredo y del vicepresidente Claudio Días Morales de la UES por los atropellos y agresiones verbales los trabajadores de la fotocopiadora del segundo piso mientras se encontraban trabajando.

Razón y Revolución

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *