Repudio a la represión de los trabajadores de MAM

Esta mañana la policía neuquina ingresó y reprimió a los trabajadores de Maderas al Mundo (MAM) por orden de la jueza Ana Malvido. Hace cinco meses la empresa cerró sus puertas y dejó a 97 obreros en la calle. Desde entonces, se encuentran ocupando la planta para exigir su reapertura y reinstalación en sus puestos. En la represión fueron detenidos cinco trabajadores que ya fueron liberados y varios resultaron heridos. En el lugar se encontraban acercando solidaridad el diputado provincial Raúl Godoy, del PTS, que debió ser hospitalizado. Tras la represión, los trabajadores cortan la ruta 7 que se encuentra frente a la fábrica, mientras la policía bloqueó los accesos.
Repudiamos la represión a los compañeros y exigimos su reinstalación. Si la patronal no puede garantizar el funcionamiento de la planta y los puestos de trabajo, entonces el Estado debe expropiarla y reabrirla como empresa estatal bajo el control de sus propios trabajadores. La calle y las balas no son una solución al problema de las 97 familias que necesitan seguir subsistiendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *