Por una Cultura Piquetera

 

La IV Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados resolvió: “tomar en sus manos el problema de la cultura y se propone la conquista de la educación de masas laica, gratuita y al servicio de la liberación nacional y social.Por la reforma de los planes de estudio bajo control de los trabajadores. Llamamos a científicos, artistas  e intelectuales en general a sumarse a  la lucha en el marco de esta asamblea.” Aquí presentamos las declaraciones de los compañeros acerca de cómo el movimiento piquetero y asambleario en lucha encara la educación político-cultural de sus miembros y la relevancia que le dan en el marco de su militancia cotidiana.

 

CUBa ( O. Cuperman)

Nosotros tenemos por cada barrio (que le llamamos regional) un Centro. Ese Centro es no solamente para repartir los trabajos, sino que partimos de lo mínimo, de lo indispensable, que es la solidaridad y de ahí vamos al trabajo manual, a la parte cultural, a la parte real y concreta que es hacer del barrio para el barrio pero también hacer para los otros barrios. Tenemos Círculos de Estudio, Círculos de Lectura; ya tenemos diecisiete compañeros (entre mayores y menores) que se han alfabetizado en nuestros barrios, que han aprendido a leer y escribir en nuestros barrios con un plan que trajo un compañero de Cuba -un sistema de enseñanza cubano-.  Eso nos ha lleva-do a darnos cuenta que no es que la gente no quiera leer, es que no puede comprar libros y que la televisión ha sido un e-lemento que realmente se ha metido en la casa de los compañeros. Nosotros le decimos al compañero: que lea, que escriba, pero que también escuche radio porque ese es un medio que educa.

Mov. Teresa Rodríguez (R. A. Berrozpe)

Nosotros, con respecto a la formación, reivindica-mos la historia de nuestro pueblo que es muy rica. Reivindicamos la lucha de los anarquistas, de los socialistas, la resistencia peronista, reivindicamos obviamente el Cordobazo, la lucha de los compañe-ros del setenta. Una lucha muy rica que merece ser explicada a un montón de compañeros que son vírgenes:  desde el punto de vista laboral y desde el punto de vista de lo que es la historia de nuestra patria. Pero que bueno, rápidamente se les hace más fácil a los compañeros entenderlo porque luchan a diario en las rutas, en cualquier calle, entonces se hace más fácil la teoría porque la práctica ya la es-tán realizando desde hace mucho tiempo. O sea, de alguna manera empezamos haciendo y después explicándonos qué es lo que estamos haciendo en la teoría. Le damos mucha importancia a la forma-ción, muchísima porque la idea nuestra no es luchar por la lucha en sí misma: lo que nosotros queremos construir es una herramienta (que insisto, no vamos a poder hacerlo nosotros solamente, sino que seríamos un pequeño aporte, una pequeña semilla para lograrlo). Obviamente, hay que dejar de lado los sectarismos, hay que dejar de lado los prejui-cios. Hay que dejar de lado el decir “yo soy la vanguardia, síganme”. No es una utopía la unidad de nuestro pueblo. Parecía una utopía llenar estadios como éste o llenar la Plaza de Mayo, cortar las rutas y sin embargo dejó de serlo. Ahora hay que ir por más ¿no? Y más, es más poder popular para lograr un frente, un movimiento, un reagrupamien-to de los que luchan contra el régimen.

Unión de Trabajadores en Lucha

(H  Cáceres)

En cuanto a la educación política tenemos un curso de base inicial para los compañeros. Después tenemos un segundo nivel y un tercer nivel. En otro aspecto,  para la formación en general de nuestros chicos nosotros pensamos que los chicos tienen que pasar de grado sabiendo, no de lástima como hasta ahora. Tenemos la ayuda escolar, estamos imple-mentando como UTL concretamente, que los uni-versitarios enseñen a los secundarios, los secunda-rios a los primarios y los primarios mayores de edad a los chiquitos más chicos.

CTD-Aníbal Verón ( N. Lista)

Mirá, nosotros creo que tenemos que tener un sentido nacional. Vos, para hacer la Revolución de un pueblo, no hacés la Revolución Mundial si no hacés por partes la revolución. Y tu parte es la Revolución de tu pueblo, liberarte, saber tu idiosin-crasia, tu historia, la verdadera historia de tu historia. Y educar. En los centros nuestros educa-mos y enseñamos a los chicos la historia argentina, la verdadera. Porque hay que saber bien la historia de un pueblo para hacer la Revolución.

MTL (C. Chile)

Hay que decir que es un tema central, un tema centra-lísimo. Lo que es más, es un tema en el cual se nos va la vida, es el tema de la educación. Nosotros no partimos de la concepción que acá hay lúcidos y perejiles. Nosotros creemos que todo el mundo tiene conocimientos. Lo que también es cierto, es que hay una cantidad de compañeros que están haciendo sus primeros pasos en la lucha social y política. Para eso, para poder instalar la idea de contracultura y poder popular no hay otra forma que no sea educándonos, autoeducándonos, generando un proceso de educación que no sólo tiene que ver con generar contracultura contra el sistema, sino también contracultura hacia el campo popular para terminar con la idea de que algunos tienen la verdad y que el resto tiene que sumarse a ellos. Acá hay que construir una verdad colectiva que la única forma de construir es a través de la educación popular, a través de los talleres de formación política.

Polo Obrero ( N. Pitrola)

La gran tarea de educación política que nosotros nos planteamos cuando ponemos de pie un come-dor para hacer frente al hambre, o una huerta comu-nitaria con planes arrancados en los piquetes y en los cortes de ruta, es la tarea por excelencia que educa a los trabajadores en todo el mundo, que es la tarea de la construcción de su propio partido, donde el trabajador se unifica como clase y, en este caso, el Polo Obrero agrupa a ocupados y desocupados y se ha desenvuelto en esa estrategia y en ese concepto de la unidad de la clase obrera y de la pertenencia al movimiento piquetero como parte integral de la clase obrera y como futura dirección del conjunto de la clase obrera, de sus sindicatos y todas sus or-ganizaciones. Y en ese aspecto, creemos que la gi-gantesca tarea que hacemos desde Prensa Obrera y de la organización política del trabajador es el gran aporte cultural, el aporte a que la clase obrera piense como clase para sí, es decir, que se emancipe de la opresión, de la explotación y del sometimien-to de los banqueros, de los privatizadores y de los capitalistas y de sus expresiones y partidos políticos.

Piquete y Cacerola

Juanka- En la Asamblea de Plaza Congreso eso es una tarea fundamental. Hemos llevado adelante muchas charlas y todo un ciclo de cine sobre las distintas revoluciones que se dieron en el mundo a partir de la Revolución Francesa, la Inglesa, la Cubana; se han dado ciclos de cine con películas alusivas a eso y con debate y también hemos hecho un ciclo de charlas con Razón y Revolución donde se han abarcado todos los procesos de lucha de la clase obrera a través de su historia. Creemos que es fundamental esto porque, si bien tenemos una comisión de desocupados muy numerosa y que muchos vienen por necesidad de retirar el bolsón de comida que le arrancamos con la movilización a la municipalidad de Buenos Aires, creemos que eso -el bolsón de comida- se puede extinguir junto con la política del gobierno . Hay  toda una necesidad, que es la necesidad de luchar, de organizarse, de vencer el individualismo y de saber que organizados se pueden conseguir más cosas y que organizados se puede revertir la situación de miseria y atraso que estamos viviendo. Y para eso, para organizarnos, lo tenemos que hacer con la conciencia. Hay que tomar conciencia de que es necesario organizarse, del objetivo final al que tenemos que aspirar. La participación en este tipo de charlas y el conoci-miento de la Historia y el conocimiento de los pro-cesos revolucionarios es, un poco, llevar a la con-ciencia  por qué estamos acá, en este momento y en esta circunstancia y  cómo se puede llegar a revertir.

Walter- Nosotros como asamblea esas cuestiones las tenemos pendientes en realidad. Lamentablemente, en general, las cuestiones urgentes que se te plantean en el día a día por ahí te hacen imposible plantearte ciertas cuestiones. Tratamos de invertir nuestras energías, nuestros esfuerzos -sobre todo en este último tiempo- básicamente en tratar de impulsar y de llevar adelante lo que fue por ejemplo el encuentro que se hizo el lunes pasado [31/03/03] de organizaciones en lucha de la ciudad de Buenos Aires. Digamos que eso se nos presenta como tarea pendiente, vamos a ver si ahora lo podemos resolver con los compañeros de Razón y Revolución. De todas maneras, lo que te decía, nuestras energías en todo este último tiempo estuvieron puestas, básicamente en la concreción del precongreso que se hizo en la ciudad de Bs. As. y de la participación del bloque nuestro como convocantes en esta IVª ANT. Y como eje político, como norte político, el planteo de que queremos que esto sea el camino hacia un congreso nacional de trabajadores que se plantee realmente una alternativa política para disputar el poder. Somos conscientes que somos una parte de algo, queremos ser parte de algo más grande. En ese sentido, todo el esfuerzo que podamos lo vamos a poner para que esto se siga desarrollando  y para que podamos encontrarnos pronto en un congreso que aglutine a todas las organizaciones populares que están en lucha y que están dispuestos a modificar la sociedad en la que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *