¿Por qué hay empleo “en negro” en Argentina?

andamio_sombraLos obreros “en negro” son aquellos que no gozan de los derechos más elementales de cualquier trabajador en relación de dependencia: no tienen vacaciones pagas ni paritaria (porque no se encuentran sindicalizados ni regidos por convenio), no les descuentan para la jubilación ni gozan de cobertura médica. Actualmente, en Argentina se estima que son más de 4 millones de personas y representan un tercio del total de los asalariados.

A los patrones les conviene contratarnos en negro porque de ese modo evitan el pago de cargas sociales y engrosan sus bolsillos, a costa nuestro. Las empresas con mayor empleo en negro son aquellas con establecimientos con pocos trabajadores, es decir, las PyMES. Entre el 2004 y el 2015 el 70% de los compañeros no registrados se ocupaban en establecimientos de hasta 10 personas. En contra de lo que se cree, las PyMES no son “mejores” patrones. Son, en todo caso, los que peores condiciones de trabajo nos ofrecen.

Estas empresas, las más ineficientes del mercado, son las que amasan fortunas al evitar las cargas sociales y pagar salarios fuera de los convenios. Sin embargo, las PyMES no son las únicas beneficiadas. También lo hacen las grandes empresas, en la medida en que las PyMES les proveen insumos baratos por la vía del ahorro en costos laborales.

Por su parte, el Estado también evita el pago de cargas sociales al establecer regímenes laborales a través de contratos a término, pasantías, becas, programas de empleo y otras formas de contrato precarias. Por ello, al Estado como patrón le resulta mucho más barato sostener a un desocupado con planes de empleo, pagándonos muy poco, o contratar a pasantes, antes que brindarnos un trabajo regido por convenio. De paso, cuando hay que achicar (como ahora), no hay demasiadas complicaciones: basta con no renovar un contrato. De un día a otro, en la calle.

Los patrones (grandes, chicos, privados o estatales) se ahorran fortunas en salarios y aportes cuando nos contratan en negro. Comparado con lo que se paga y se aporta a nuestros pares los obreros registrados, los patrones se ahorraron solo en el año 2015 unos 397.000 millones de pesos. ¡Son 42.800 millones de dólares! Para tener una idea más o menos clara del asunto, todo lo que se ahorraron los patrones entre los años 2004 y 2015 por contratarnos en negro supera al total de la deuda externa e interna acumulada hasta el último año. Es mucha, pero mucha plata, que los patrones nos roban a los trabajadores.

El empleo en negro entonces es un mecanismo utilizado por los patrones para explotarnos más y más. Es una de las tantas formas que tienen de llenar de plata sus bolsillos haciéndonos trabajar en peores condiciones y poniendo en riesgo nuestras vidas, porque no llegamos a fin de mes, porque no podemos alquilar una mejor casa o porque no tenemos cobertura médica. Solo el socialismo puede revertir esta situación, priorizando la vida y no la ganancia.

1 respuesta

  1. Jonny dice:

    Excelente articulo. Corto e interesante. El trabajo en negro en Argentina existira siempre que no bajen las cargas patronales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *