Otra muerte en el Paso Santa Rosa

Lo que veníamos anunciando, finalmente pasó. Ayer, 5 de septiembre, la falta del puente Paso Santa Rosa, caído hace dos meses, se cobró una nueva víctima. Se trata de Olinda Sosa, una vecina de 82 años que estaba siendo asistida en una clínica privada desde hace dos semanas por un accidente cerebrovascular (ACV). Su estado delicado de salud requería atenciones que los servicios de salud de Esquina no pueden brindar. Era necesario un traslado a un centro de mayor complejidad. El intendente, hace ya varias semanas, había dicho que había helicópteros sanitarios a disposición, pero no aparecieron. El traslado, finalmente, debió hacerse en lancha. Un medio no solo peligroso para cualquiera, como ya lo denunciamos, sino completamente inadecuado para un enfermo grave. Olinda no resistió el traslado.
El intendente Bianchi, él mismo que nos brindaba seguridad y alegaba estar haciendo todo lo posible, rápidamente dio una conferencia de prensa. “El municipio está en forma solidaria, presta ayuda”, y remarcó “no hubo factor agravante en el traslado del paciente, sino que lo hizo con un cuadro ya grave”. ¿Cómo está tan seguro Bianchi? Que Olinda haya fallecido en la lancha no es anecdótico. Si podía salvarse, no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que con un helicóptero sanitario el traslado hubiese sido más rápido y más seguro y, por lo tanto, Olinda tenía más posibilidades de recibir las atenciones requeridas. Si Esquina contara con un servicio de salud en condiciones, ni siquiera hubiese sido necesario el traslado.
Lo que esto pone sobre la mesa, es lo que venimos denunciando hace dos meses: todos los vecinos estamos en peligro. Lo estábamos antes de la caída del puente, por la falta de infraestructura sanitaria, y lo estamos ahora aún más, porque estamos aislados. El primer responsable aquí es el intendente, que nos está mintiendo en la cara. Dice que todo está bajo control, pero ya tenemos dos muertes. Mientras tanto, no tenemos nada de lo que prometió: ni traslado sanitario, ni puente Bailey ni el comienzo de las obras de reconstrucción del puente. El gobierno provincial y nacional también son responsables, no han hecho absolutamente nada.
Los vecinos debemos tomar el problema en nuestras manos. ¿Cuántas muertes más vamos a esperar? Tenemos que volver a movilizarnos a la plaza, debatir en asamblea un pliego de reclamos y un plan de lucha para hacerlo cumplir. El intendente tiene que dar la cara ya y si no puede resolver estos problemas elementales, que se vaya.
Exijamos:
– Hospitales de campaña con equipamiento completo para atender cualquier problema de los vecinos.
– Servicio de traslado seguro, gratuito y permanente.
– Construcción inmediata del puente Bailey
– Inicio inmediato de las obras de reconstrucción.
Razón y Revolución – Corrientes
Contacto: 377 757-4994

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *