Nota de Juan Kornblihtt sobre el carácter de la deuda argentina. En Periódico Punto a Punto, Córdoba, (02/09/2014)

Deuda para tapar la crisis

Juan Kornblihtt*

Juan Kornblihtt sobre los reales motivos de la disputa con los denominados “fondos buitres”, la naturaleza de la deuda y de la acumulación de capital en el país, enPunto a Punto de Córdoba, 2 de septiembre de 2014.

La deuda que toma el Estado tiene la función de sostener a los capitalistas extranjeros y nacionales que acumulan en el país, no la de desplegar un abstracto desarrollo nacional, ni satisfacer a la banca internacional. En un país donde la acumulación de capital tiene todavía potencial suficiente para sostener su reproducción ampliada, la deuda es una forma de garantizarla y alimentarla. En la Argentina, la deuda no cumple esa función, porque el capital que se acumula en sus fronteras carece de esa potencia. En países del primer tipo, una deuda excesiva puede causar problemas; en la Argentina, los problemas empiezan con la falta de endeudamiento. La Argentina no mejora sus condiciones de acumulación gracias a la deuda, simplemente se mantiene a flote. A corto plazo, sin embargo, aparenta lo contrario: esa deuda implica un ingreso de dólares que permite estimular la actividad económica más allá de la capacidad de la economía nacional y ocultar su crisis. En algún punto del proceso, la acumulación de capital local (nacional y extranjero) se demuestra insuficiente y se pone en evidencia que no hay plata para el pago de vencimientos.Ahí es cuando viene el default. No es una situación excepcional de la economía argentina, sino la norma de su funcionamiento. Por eso, ésta es la quinta cesación de pagos de la Argentina con sus acreedores externos.

Por qué hay tanto temor

El default actual parece ser diferente a los anteriores porque se supone que Argentina tiene plata para pagar. De hecho, depositó sus pagos a los bonistas que entraron al canje y su dinero fue retenido en la banca neoyorquina por orden del juez Griesa. Además, podría pagarle a los holdouts que ganaron el juicio en los Estados Unidos si no fuese por la cláusula RUFO. ¿Por qué si hay plata para pagar el default hay tanto temor? Se necesita salir del default por la misma razón que sepuso el cepo cambiario y luego se devaluó: hacen falta dólares. El déficit energético, la caída del precio de la soja y la balanza comercial deficitaria producen una aguda escasez de divisas. La toma de nueva deuda externa es la alternativa que tiene hoy el capital en la Argentina para escapar a una nueva debacle. El default actual por el fallo Griesa pone en riesgo esa salida, por eso la banca privada nacional e internacional estaría dispuesta a hacerse cargo y comprar la deuda defaulteada. Si el default se mantiene, la crisis actual se profundizará. Si se logra pagar, se podrá pedir. Con la nueva deuda se ocultarán las debilidades de una economía en crisis por un corto plazo. Pero como el destino de esos fondos no servirá para reestructurar al país sino para alimentar a los mismos capitalistas que provocaron la crisis y la necesidad de endeudarse, los problemas volverán a aparecer. El problema de la deuda pone en evidencia los límites de los capitalistas y sus gobiernos que malgastan la deuda en forma sistemática y el agotamiento de las salidas que proponen.

*Investigador del CONICET e integrante del CEICS

LINK AL ARTÍCULO ORIGINAL (FORMATO PDF)

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *