Nacional: El relanzamiento del Plan Fines 2 y la degradación educativa

Por Romina De Luca

El gobierno de Macri decidió darle continuidad a uno de los caballitos de batalla del kirchnerismo: el Plan Fines. En abril, el Consejo Federal de Educación aprobó la Resolución 178/16 que prorrogó el plan hasta el 2019. Bullrich y Macri sostuvieron dentro de los argumentos para defender la medida que, el Plan Fines le permitió a miles de jóvenes y adultos terminar la escuela primaria y secundaria.
Cuántos son esos miles es un secreto de estado. Las cifras oficiales también escasean por parte de aquellos que prometieron “sincerar” los números. Los únicos datos oficiales hablan de 446.798 egresados de la modalidad Fines 1 (terminalidad del secundario) y de 47.481 graduados del Fines 2 (o sea del secundario exprés donde la cursada cuatrimestral es de dos veces a la semana) en 2013. Al 2015, las cifras rezaban más de 650.000 graduados de ambos formatos. Según la ex Directora Provincial de Educación para Adultos de la provincia de Buenos Aires, Silvia Viltta, el Plan permitió
elevar la tasa de egresos en la educación de adultos. En efecto, los números de la provincia muestran que los egresos aumentaron 33%: casi el mismo impacto que produjo la reducción de 5 a 3 años la duración de las escuelas de adultos allá por los años menemistas. En la provincia de Jujuy, la responsable provincial del plan FINES, Jimena Chavez, sostuvo que la cantidad de egresados del Fines duplicaba a la del circuito tradicional. En Misiones, el Jefe del Gabinete Educativo declaraba a la prensa local, en noviembre de 2015, que la tasa de egreso pasaba de uno de cada tres a casi uno
cada dos gracias al Fines. En todo el país, la cantidad de egresos del secundario (tanto en la modalidad común como en la de adultos) mejora notablemente desde 2010: 50% en adultos y 33% en la escuela común. El éxito de los números hizo que quienes venían a protagonizar la “revolución de la alegría” aprovecharan para sí el jolgorio de la terminalidad. Por eso, el Ministerio de Educación y Deportes convocó a las provincias a intensificar el trabajo, adecuar el Programa Fines y ampliar acciones. Las provincias deben armar un mapeo de necesidades e intensificar el programa donde la demanda sea mayor: ahí con dos días de cursada alcanza. Como sí hiciera la diferencia, el macrismo aclaró que el Plan ofrece una alternativa solo para mayores de 18 años “adaptada a sus necesidades y posibilidades”. Hasta el 2015, distintas provincias permitían el ingreso de menores de 18 años a escuelas de adultos. El Fines se propuso ser la única opción para los desertores de la escuela común incorporando a los múltiples formatos de “aceleración” de Córdoba, Salta, Mendoza, Buenos Aires, San Luis, La Pampa y una larga lista de etc. De ellos la escuela secundaria acelerada del Fines II adoptaría: el formato acelerado para asegurar la terminalidad, la cursada semi-presencial o a distancia, el sistema tutorial y los espacios de cursada “conveniados” con Asociaciones y organismos de la “sociedad civil”. El estudio de algunos de ellos, también arrojan luz sobre el Fines 2. La Universidad de Córdoba (junto a UNICEF) evaluó su programa de terminalidad PIT: se concluyó que los alumnos aprenden aún menos que los que concurren a la escuela común. Recordemos que en la escuela común uno de cada tres egresa sin comprensión lectora ni puede resolver un ejercicio matemático sencillo como la regla de tres.
Para “tranquilizarnos” la Resolución que prorroga el Fines establece que los deudores de materias, deberán aguardar un año desde el fin de la cursada para poder incorporarse como alumnos del Plan. Bullrich mantiene intacta la paraestatalización que en materia de infraestructura
creó el Fines. Continúan vigentes los convenios y la gestión conjunta entre Ministerios y organizaciones sindicales, religiosas, cámaras empresarias, organismos públicos y asociaciones de la sociedad civil (punto 6.1 convenios). Para que no queden dudas, la Resolución aclara que forman parte de las entidades conveniantes: organizaciones sindicales, comunitarias, políticas, religiosas, organismos públicos, asociaciones civiles, etc. Con todas ellas, se podrán suscribir convenios. El macrismo, igual que el kirchnerismo en su momento, considera que la implementación por convenios permite alcanzar una mayor cobertura de la población destinataria. También comprende la fabulosa economía de recursos a la que da lugar la escuela Fines 2: si cualquier espacio puede convertirse en escuelas el Estado resuelve la crisis de infraestructura escolar degradando las condiciones de estudio. Ahora cualquier lugar (inclusive garajes y casas de familia) es declarado una “escuela”. En el reciente relanzamiento del Plan en la provincia de Misiones, ya se firmaron convenios con la Unión de Trabajadores de Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), la UOCRA, Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID), y el SOEMP Posadas entre otros. El gobierno provincial arma su base de apoyo repartiendo las migajas de una educación degradada para que sea utilizada por los sindicatos y las empresas.

Por eso, los docentes debemos decir basta. Los docentes de la Conti-Santoro decimos NO al Plan
Fines 2
y convocamos a todos los docentes a sumarse a un plan de lucha por la derogación del Plan.

*Porque reduce el sentido de la escuela 
a un acto administrativo: la titulación.

*Porque degrada las condiciones de estudio y de trabajo de los docentes e impulsa la para-estatalización


*Porque desfinancia el sistema educativo.
Al descalificar a sus docentes y degradar los espacios de formación abarata el presupuesto educativo necesario para afrontar una ampliación de la matrícula educativa.

*Porque reduce abismalmente el tiempo de cursada y de estudios necesarios 
degradando la educación de nuestros hijos.

*Porque fragmenta y regionaliza el currículum a niveles nunca alcanzados a la fecha. El gobierno que habla de la calidad y de evaluar a los docentes mantiene las tendencias a la descentralización y regionalización inauguradas en la década del sesenta que degradan la educación facilitando una educación pobre para pobres.

El Plan FinEs II destruye a la educación de adultos

*Porque genera una estructura paralela a otra ya existente: la de adultos. El Plan FinEs II implicará la reducción del 60% de la planta docente actual que trabaja en la educación de adultos.

*Porque liquidará el Estatuto del Docente. Los docentes despedidos del circuito de educación de adultos deberán ubicarse en el circuito Fines empeorando sus condiciones de trabajo. Docentes con estabilidad deberán ingresar a las “escuelas” Fines con contratos de trabajo precarios. La descalificación de su trabajo y el no reconocimiento de la antigüedad tendrá impacto en el salario de los trabajadores docentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *