Misiones: De la defensa al Ataque – Por Rafael Vázquez

misiones-rafaEn El Correo Docente Nº 5 (noviembre de 2016) dábamos a conocer un caso particular de persecución política-sindical que se inscribe dentro de un marco general de vulnerabilidad de las garantías y derechos que protegen las tareas de los delegados sindicales docentes en la provincia de Misiones. Como dijimos, un caso testigo (y no el único) de cómo la patronal, junto a los sindicatos cómplices, busca disciplinar al conjunto de los trabajadores de la educación.

Iniciamos una ardua tarea de agitación y publicidad del caso del docente Vázquez, delegado sindical por UDNAM
(Unión Docente Nueva Argentina de Misiones) y miembro de la Corriente Nacional Docente Conti-Santoro,
tarea que afrontamos en varios frentes desde nuestra organización. Charlas, adhesiones de solidaridad, entrevistas
en los medios; forzaron al CGE a abandonar su postura intransigente y acatar los fallos judiciales que ordenaban la
restitución de una parte de las horas. Todavía resta una ampliación más de las medidas cautelares dictadas por el
Juzgado Laboral Nº 1 de la ciudad de Posadas pronunciadas el 23 de agosto y el 21 de octubre.
De esta forma, sobre un total de 14 horas cátedras cesanteadas de forma irregular, fueron restituidas hasta el momento, fallos judiciales mediante, un total de 7 horas cátedra. Sin embargo, producto de las demoras administrativas para cargar las liquidaciones de sueldo, una práctica que afecta principalmente a los que recién se inician o a aquellos docentes precarizados que permanentemente entran y salen del sistema por cubrir suplencias, todavía no se han efectuado los pagos correspondientes a las horas reintegradas. Una vía de disciplinamiento de hecho.
El ataque al conjunto de los trabajadoresde la educación plasmado por traslados compulsivos para afectar las condiciones de trabajo de los representantes sindicales, léase para sacarlos del sistema, el acoso permanente en las escuelas de los personeros de la burocracia sindical de UDPM, descuentos arbitrarios por medidas de fuerza, etc., son prácticas que se inscriben en el marco de un sistema social en precipitada descomposición que nos condena a condiciones de vida cada día más precarias y busca impedir la organización y lucha de los afectados.
Por eso forma parte de nuestra tarea la denuncia y a la clarificación política de estas situaciones, pero también la organización de un plan de lucha que contemple como uno de sus ejes la solución definitiva a la precarización laboral.
Desde el 2011 a esta parte ningún docente logró estabilizar sus condiciones de trabajo a raíz del incumplimiento del
Estatuto Docente (art. 19) que contempla el llamado a concursos para acceder a la titularización. La inestabilidad laboral de los trabajadores de la educación es en definitiva la situación que habilita los atropellos de la patronal y de la burocracia sindical (ADOMIS) que hoy maneja los hilos de UDPM. Debemos pasar de la defensa al ataque.
Hay que organizar a los docentes precarizados. Hasta el momento, los afectados nos vemos obligados a iniciar
acciones judiciales individuales. Recientemente, el Poder Judicial falló a favor de la docente Andrea Rivas, de Oberá,
defendiendo sus fueros gremiales. Aprovechemos para organizarnos en una batalla colectiva. Por ello, desde la Corriente Nacional Docente Conti-Santoro exigimos:

• El cese a la persecución a las organizaciones en lucha y a los delegados sindicales. -Restitución inmediata de los delegados desplazados.

• Basta de precarizar a los trabajadores de la educación.

• Por un plan de lucha que contemple como eje la estabilidad laboral docente.

• Luchemos contra la degradación educativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *