Mensaje de las Asambleas Populares “Piquete y Cacerola” leído en Plaza de Mayo

 

Un año atrás, en esta misma plaza nos encontramos para seguir un camino de lucha. Hoy vemos que no nos equivocamos de lugar, que estuvimos donde debíamos estar. Junto a los piqueteros, los trabajadores combativos, los estudiantes y la izquierda. Junto a los que no transan ni dan tregua. Junto a los que quieren construir en nuestro país una alternativa distinta: un gobierno de los trabajadores y el pueblo. Por eso estamos aquí, y por eso seguiremos luchando hasta hacer realidad este objetivo.

A diferencia de hace un año atrás, hoy en este acto vemos que se ha logrado un arco de unidad mayor que en el anterior. Podemos decir que la lucha nos va enseñando, que este es un logro de todos: esta plaza multitudinaria es la continuidad de la unidad lograda el 20 del 12, al conmemorarse un año del levantamiento de diciembre, el 24 de marzo, y en las jornadas contra la guerra imperialista en Irak.

Este es el camino: la unidad de los que luchan, contra el Imperialismo y el FMI. Contra este sistema corrupto y entreguista. Contra el salvataje a los bancos y al sistema financiero. Para imponer el control obrero de las empresas recuperadas. Para lograr la libertad de los presos por luchar. Para rechazar las políticas represivas. Unidad para luchar por un gobierno de los trabajadores y el pueblo. Sabemos que estas elecciones realizadas hace apenas unos días no van a resolver ninguno de los problemas que tenemos. No van a resolver ni la desocupación ni el hambre. No van a resolver la entrega de nuestro patrimonio al FMI y al imperialismo, ni devolverán sus ahorros a quienes se los robaron. No devolverán la pérdida del poder adquisitivo de los salarios ni de las jubilaciones. Con los que vienen, sólo habrá mas de lo mismo, y sabremos lo que siempre supimos: que sólo con nuestra propia lucha y esfuerzo resolveremos, nosotros mismos, todos estos problemas. Por eso: ninguna tregua ni conciliación, ni a este gobierno ni al próximo. Queremos aprovechar esta tribuna para llamar a hacer un esfuerzo por seguir un camino de unidad junto a las fuerzas populares, con determinación y organización. Llamamos al movimiento asambleario a seguir por más unidad, más lucha, más organización y, sobre todo, más presencia en las calles.

Por último compañeros, este 1º de mayo no queremos irnos sin saludar la lucha de las obreras de Brukman, su tenacidad y determinación, que es la lucha de todos los trabajadores, y la nuestra también.

 

Ninguna tregua al gobierno

Por la unidad de los que luchan

Contra el Imperialismo y el FMI

Por un gobierno de los trabajadores y el pueblo

Que Se Vayan Todos

Piquete y Cacerola, la lucha es una sola

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *