“Los candidatos de la oposición no compitieron” Entrevista a Rosendo Fraga, Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

Fabián Harari
LAP-CEICS

Sólo en cuatro distritos, Cristina Kirchner no llegó al 40%: San Luis, Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Estos últimos tres fueron sus peores resultados, después de San Luis. Siempre se dijo que así como los distritos chicos crearon un clima favorable al oficialismo, estos tres lo creaban a favor de la oposición. A ello hay que agregar que desde el 3 de julio, los resultados no fueron los esperados en general. Que Fabiana Ríos revirtiera en la segunda vuelta 8 puntos en su contra no era lo esperado; que en primera vuelta Macri ganaba por 10 puntos era lo esperado, pero no por 20; que en Santa Fe Del Sel quedaba a 3 puntos del socialismo no era lo esperado; que en la segunda vuelta Macri ganaba por 20 o 25 puntos era lo esperado y lo hizo por 30 y en Córdoba se esperaba que De la Sota ganaba por 5 o 6 y lo hizo por 15. A nivel nacional se esperaba entre 40 y 45 y fue 50%. Hay una constante en cuanto a que los resultados suelen superar lo esperado.

¿El 14 de agosto ganó el kirchnerismo más duro o los que “acompañan” (Scioli, Urtubey, etc.)?

Dentro del oficialismo, el triunfo en la preelección con el 50%, favorece más a los sectores ligados a Boudou, ganarán espacio y poder, aunque es discutible si sumaron votos o no. En el corto plazo, gobernadores y sindicatos pierden poder, pero siguen siendo esenciales para gobernar.

¿La oposición puso sus mejores candidatos?

El dato más sorprendente no es que la candidata oficialista haya obtenido 50%. Ello sucedió también con Alfonsín y con Menem y Perón e Yrigoyen superaron 60%. En la región, superaron el 50% Evo Morales y Rousseff, Piñera, Santos y Mujica en segunda vuelta. Lo que nunca sucedió en Argentina y en la región, es que el segundo quedara con sólo 12. Este es el dato más sorprendente y muestra que la oposición no supo articularse. En 2007, entre Lavagna y Carrió sumaron 41% en cambio ahora entre Alfonsín y Duhalde sólo 25%. En este marco, Binner es el candidato opositor mejor posicionado, porque obtuvo más de lo esperado y puede ser el segundo el 23 de octubre.

Los candidatos frustrados de la oposición no compitieron por diversas causas, pero la común es que las posiblidades de ganara eran muy bajas. Por eso Macri postergó aspiraciones para 2015 y algo similar sucedió con Sanz. Pero hay que tener presente que los tres liderazgos políticos contemporáneos de Argentina se gestaron a partir de ganar elecciones que estaban perdidas: Alfonsín contra el peronismo, Menem contra Cafiero y Kirchner en 2003. Quien es líder político, suele tomar este tipo de riesgos.

¿Cómo analiza la votación a la izquierda?

La izquierda neta no tuvo una votación importante, porque el centro-izquierda terminó siendo una alternativa relevante, tanto a través del kirchnerismo, como mediante el Frente Amplio Progresista. Pero en el caso de Altamira, haber superado el 1,5% de los votos es percibido como un triunfo relativo.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *