La verdad de las flores. El renacer de las voces silenciadas

Rosana López Rodríguez

Trece Rosas

Durante el Congreso Abolicionista Internacional del mes pasado se presentó “Flores de la gran ciudad”, editado por Ediciones RyR. El siguiente es el prólogo que Rosana López Rodríguez de Trece Rosas escribió a la novela gráfica de Hanuka Loherengel.


“Mi arte cuenta la historia de gente que se atreve a soñar, a jugar, a cuidarse mutuamente contra todas las contrariedades de la vida moderna.”

Hanuka Lohrengel

Cuando las mujeres nos alzamos contra la opresión y nos ponemos en movimiento, encontramos que, a pesar de todas las adversidades, estamos en una lucha colectiva. El feminismo es esa fuerza que tiene el poder de reunirnos. No estamos solas. Esa es la primera lección.

Uno de los campos específicos de lucha feminista en Argentina es el del abolicionismo, que, hoy por hoy, se encuentra en una encrucijada política. Es altamente probable que este año se dé la discusión en el Congreso por la regulación de la “industria del sexo”. Enfrentamos, sin duda, una avanzada local de la burguesía internacional que sostiene estos negocios (Soros, Red Umbrella, Mama Cash, la ONU, entre otras organizaciones y nombres). Ya hemos dicho en otros lugares que esa regulación pretende blanquear al proxeneta en tanto patrón, de modo tal que eso daría por tierra tanto con la ley de trata cuanto con los artículos del Código Penal que penalizan al proxenetismo. Es en ese contexto que Trece Rosas ha comprometido todo su esfuerzo militante en la realización del I Congreso Abolicionista Internacional. Desde noviembre del año pasado estamos en eso. En ese camino, nos invitaron al II Foro Feminista en Bruselas para que contáramos qué estábamos haciendo. Allá estuvimos. Tuve la fortuna de encontrarme con muchas compañeras que estaban preparándose para el 8M, elaborando estrategias, haciendo coincidir puntos programáticos.

El último día del Foro, luego de las exposiciones, una joven activista, sabiendo de la existencia de nuestro Congreso, me acercó una novela gráfica de su autoría. Conversamos. Ese libro, leído entre espera y espera durante el regreso, llegó a Buenos Aires siendo portador de una decisión: publicarlo para difundir abolicionismo en nuestro país. Y así fue. Hanuka Lohrengel, tal el nombre de la artista criada en Alemania pero que vive hoy en Letonia con su familia, se puso la tarea al hombro y trabajamos en conjunto muy rápidamente.

Por las calles de Riga

Esta primera novela gráfica de Hanuka fue publicada en el año 2016 y forma parte de Liliesofthe Street, en Lituania: “un proyecto internacional para libros de arte cuya intención es abordar los estereotipos y las opiniones sin fundamentos que circulan en torno a las personas en situación de prostitución. Queremos contar las historias de algunas de estas personas y mostrar lo que significa vivir sus vidas a través de sus propias palabras.”

Así fue como Hanuka dibujó y escribió Big City Violets, una historia situada en las calles de Riga, Letonia, en sus esquinas sucias. Allí donde, si se presta un poco de atención, no es difícil ver una realidad que muchas veces preferimos pasar por alto. Inmersas en el paisaje de la ciudad y más allá de las agradables fachadas de las casas, se revelan las historias de las personas que están en situación de prostitución.Este libro, dice la autora, es “el diario visual de las épocas en que, como trabajadora social, ayudaba a esas mujeres”.Sus verdaderos rostros, a pesar del recorrido por el tráfico, la trata, el abuso de drogas y alcohol, y la violencia, nos muestran a personas con sueños, esperanzas y miedos. Todas las historias, lo sabemos por palabras de Hanuka, se basan en gente y lugares reales.

La autora puso letra a las voces de aquellas que son siempre silenciadas. Es hora de escucharlas. Flores de la gran ciudad muestra los sentimientos de sus protagonistas, sus dolores, la empatía de las que tienden una mano, pero también nos da explicaciones, nos ubica en el contexto en el cual esas mujeres casi no tienen opción alguna. Por eso hay también, además de las historias, datos. Así es. Así es la realidad de cada una de las ciudades y pueblos de todo el mundo donde la pobreza, las presiones y violencias de la jerarquía entre los géneros empuja a muchísimas mujeres a la prostitución. Riga puede ser Buenos Aires o cualquier pueblo pequeño y aislado de los centros urbanos. Riga es cualquier espacio del mundo: capitalismo y patriarcado.

A partir de su experiencia, Hanuka creó esta novela con la intención de llegar a un público muy amplio y que habitualmente no accede a lecturas densas o extensas sobre temas de los que, en líneas generales, no se habla. Y no solamente no se habla, sino que ni siquiera se educa adecuadamente con relación a ellos. Todavía estamos esperando que en Argentina se implemente y se aplique la Ley de Educación Sexual Integral. Sancionada en el 2006, nuestros chicos no reciben todavía prácticamente nada de formación en este campo. El Estado no capacita adecuadamente a los docentes de todas las áreas y disciplinas, ya que la integralidad de esta educación sexual significa transversalidad. No hay materia o nivel que no pueda o no deba ser vector de transmisión. Claro que, además de ser un estado de clase en el cual los intereses educativos no revisten prioridad alguna, el estado argentino la tiene particularmente difícil. La injerencia de las confesiones religiosas en la educación y, en particular, la de la Iglesia Católica, cuyo mercado educativo es amplísimo es el segundo gran obstáculo.

Arte de combate

¿Para quién es este libro? Para todo el mundo porque, sin dudas, la explotación sexual y la trata son males que ponen en jaque a la sociedad en su conjunto y, por lo tanto, exigen un posicionamiento con conocimiento de causa.No obstante ello, podemos ir pensando en lectores más específicos, sobre todo,en aquellos que son menos conscientes del problema constituido por la prostitución. Este libro es para los adolescentes varones, ganados por la ideología del machismo, quienes serán, tarde o temprano, vehículos de la violencia contra las mujeres. Pero también para nuestras compañeritas, las que no son menos portadoras del mal que combatimos y que terminarán siendo las víctimas del sistema patriarcal. Si ellos y ellas logran desaprender los prejuicios que naturalizan la prostitución, estaremos ganando batallas por anticipado.

Este libro es, además, para padres y docentes. El patriarcado se expresa a través de ideologías poderosas que, como dice un catalán, van entrando “con la leche templada y en cada canción”. Desnaturalizar los roles, preparar las cabezas para una educación libertaria, sin marcas de la violencia que impone la jerarquización genérica, es obtener una victoria casi definitiva. Es por eso que publicamos Flores de la gran ciudad: porque es un libro de arte y a la vez un libro para combatir prejuicios. Porque es un libro para educar va con él nuestro compromiso militante.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *