“Kirchner no querrá que se le haga agua la canoa…”. Entrevista a Alfredo De Angeli

Por Silvina Pascucci – Grupo de Investigación de la Clase Obrera Argentina (CEICS)

Alfredo, esta no es tu primera experiencia de lucha, contanos cómo fue tu participación anterior, en la Federación Agraria.

Mi lucha empieza en la década del noventa, cuando el innombrable Menem engañó a la gente, la traicionó y empezó a concentrar riquezas, a expulsar los productores del campo… Cavallo dijo que tenían que desaparecer 100.000 productores. Y yo trabajaba en Caritas, con mi hermano, y vimos que a los productores les iban a rematar los campos, les iban a rematar todo. Entonces, fuimos a la lucha. Subió De la Rúa y llevó la misma política. En el gobierno de Duhalde, también protestamos. Incluso fui detenido en una protesta agropecuaria en el 2002. Estuve un día preso, a disposición del juez federal de Concepción del Uruguay. Después con Kirchner…. a él primero le creímos, y nos ha defraudado.

¿Cómo te sumaste a la Asamblea de Gualeguaychú?

Me sumé hace aproximadamente un año y medio. Primero empecé a ver que mis hijos iban a ser envenenados, que mis nietos iban a ser envenenados, que estaba en peligro la salud de la población. Filosóficamente, yo estoy en contra del capitalismo salvaje, así que paré las antenas, empecé a ver que se iba a contaminar. Después seguí, más adelante, investigando, y me doy cuenta de que los pequeños productores, enrolados en la Federación Agraria, como los apicultores, los ganaderos, los arroceros no iban a poder comercializar su producción y se iban a perjudicar. Iban a estar en zonas contaminadas e iban a ser discriminados en los mercados del Primer Mundo. Entonces, empezamos con los muchachos a arrimarnos a la Asamblea, con los tractores y las cosechadoras. Después, comenzamos a ver que esto también tenía relación con la concentración de la tierra y con el monocultivo.

¿Qué balance podés hacer hoy de tu experiencia en la Asamblea?

La Asamblea te ayuda a reflexionar, a pensar, a conocer compañeros de lucha, a saber hasta dónde llega cada uno. Son tres asambleas por semana, donde el que viene a Buenos Aires, como el que lava los platos en Arroyo Verde, es un elemento de la causa. No es que porque hable más lindo o que no hable tiene más derecho. Somos todos elementos de la causa. Desde el jubilado hasta el desocupado, pasando por el albañil.

¿Qué relación mantienen con el gobierno nacional?

Kirchner no se jugó, no lo hemos visto jugarse. Hoy, la prueba más concreta de eso es que no nos dejó llegar con la chimenea que habíamos traído hasta la Plaza de Mayo. Es la plaza pública, es la plaza donde podemos venir a apoyar, a derrocar o a pedir a un presidente. Es lamentable: hemos venido pacíficamente y no nos ha dejado llegar.

¿Cuánta gente agrupa la Asamblea? ¿Hay miembros de partidos políticos o de otras instituciones?

La asamblea agrupa a toda la ciudad, son todos los habitantes de Gualeguaychú. Y los partidos políticos apoyan. La Federación Agraria está porque pelea por la reforma agraria.

¿Y por qué creés que este gobierno no va a solucionar el problema de la tierra?

Porque acá toman el violín con la izquierda pero lo ejecutan con la derecha. Porque el capitalismo sigue latente, el capitalismo no se ha ido nunca. Si no, fijate qué pasó con la carne, qué pasó con el trigo. ¿Quiénes se beneficiaron? Los grandes exportadores. Los que pagaron todas las crisis han sido los pequeños productores. Pasó también con las deudas de pequeños productores del Banco Nación, que todavía no están resueltas. Se resolvió, sí, el problema de los grandes. Les regalaron la deuda con bonos. Pero el problema de los pequeños productores todavía no lo han resuelto.

Y cuando te llevaron detenido, ¿cómo te trataron?

Me llevaron al Argerich, esposado, pero me trataron bien, me curaron en el hospital, y después estuve muy bien atendido por las autoridades de Prefectura. Los golpes fueron muchos, pero a todos los compañeros ahí en la calle.

¿A quién responsabilizás por la represión de ese día?

Al Ministro del Interior. Él dijo que en el puerto de Buenos Aires no se juega. Pregunto: ¿él es dueño de Buquebús? No quisiera pensar que es accionista de Buquebús… ¿Por qué no va a reprimir a Gualeguaychú, que estamos todos? ¿Por qué no va a Colón o a Concordia?

¿Creés que existe alguna relación entre la represión en Puerto Madero y la represión que se había desatado, el día anterior en Neuquén y Salta?

Sí, yo creo que hay que hacerle un llamado de atención al presidente, que tiene que dejarnos expresar libremente. Yo creo que el presidente se está equivocando cuando manda a reprimir las manifestaciones. Sin duda, él querrá tener la razón, por soberbia. No querrá que se le haga humo la presidencia, que se le haga agua la canoa…

* Alfredo de Angeli es miembro de la Asamblea de Gualeguaychú y de la Federación Agraria de Entre Ríos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *