Entre Ríos- El 2 de noviembre votá para AGMER la lista de la Conti-Santoro, Convergencia de Luchadores

En las próximas elecciones, los docentes de la provincia podemos dar una batalla decisiva. El gobierno provincial con su predisposición al ajuste del conjunto de los trabajadores de la educación, cuenta con un aliado imprescindible: la burocracia sindical enquistada en AGMER.

Estas elecciones son una oportunidad para debatir, movilizar y construir otra política gremial para los trabajadores. Necesitamos otra conducción.

Las propuestas:

Sabemos que en época de campaña, la demagogia es la regla. Se prometen cosas imposibles con tal de arrancar el voto a los compañeros. Por nuestra parte, no vamos a prometer más que lo que hemos dicho siempre en nuestros boletines, en nuestras intervenciones públicas y asambleas o en los repetidos petitorios que hemos entregado a las autoridades.

Somos una fuerza que estuvo en la calle luchando y defendiendo a los docentes, validando eso que dijimos había que
hacer. Nuestras propuestas corren por cinco niveles que se conectan entre sí -porque esa es la forma de construir políticas reales- y están vinculadas a problemáticas urgentes, sin ser excluyentes de otras.

1º-Defensa de las condiciones de jubilación

Hace más de un año que venimos insistiendo en que, el gobierno nacional y provincial estaba en vías de entendimiento para atacar la Caja Jubilatoria. ¿Cuál es el eje de la discusión? El gobierno de la provincia no tiene dinero, se lo solicita a la Nación y ésta última se queja de que no puede seguir sosteniendo el déficit. ¿Cuál es la idea? Avanzar hacia una “armonización” -eufemismo de ajuste- de la Caja Jubilatoria. ¿Cómo lo harán? Existen varias opciones pero la conclusión de todas es la misma: extender la edad para jubilarse y con ello cubrir los aportes faltantes, aumentar la retención salarial, quitar el 82% móvil, etc. Al final del camino, será la salud del trabajador la que pagará las diferencias en los números.

Por eso decimos: ¡Ni un paso atrás en materia jubilatoria! No vamos a negociar ni una coma de un derecho ganado por años de militancia. No vamos a negociar la salud y la vejez digna para nuestros compañeros. Vamos a defender dónde y cómo sea, el derecho a vivir los últimos años de nuestra vida en condiciones dignas y no en la pobreza. Y si quieren dinero para arreglar las cuentas, que se lo cobren a quienes más tienen y no a los trabajadores. Nosotros te hablamos en El Correo Docente número 6 de este problema, no se trata de una postura de ocasión.

2º-Vivienda para los docentes.

Quién tiene la desdicha de alquilar sabe que una porción grande de su salario se va en ese gasto. Sí, gasto. Uno pasa años de su vida pagando por algo caro, sumamente necesario y que nunca será propio. Nuestra provincia es la única en todo el país que tiene una paritaria exclusivamente de vivienda. ¿Por qué la Conducción Celeste no milita esta paritaria siempre? No lo hace sencillamente porque no le interesa. Durante una de las dos gestiones que Marcelo Pagani tuvo como Secretario General de Colón se perdieron casas otorgadas para AGMER frente a SADOP -un gremio minúsculo comparativamente. También durante su gestión, una jubilada e histórica militante donó tierra para construir un barrio para docentes. Desconociendo el valor de la tierra en este contexto y la necesidad para los compañeros, jamás se movieron y esa donación corre riesgo de ser perdida.

Nosotros hemos realizado una encuesta a más de 200 compañeros para conocer sus necesidades. Escuchamos también que hay que reclamar por cambios en los criterios de asignación ampliándolos. Proponemos: la creación de una Comisión de Tierra que organice la compra de tierra, la negociación con el IAPV o con quién fuera necesario y sobre todo, poner en la agenda del sindicato este problema tan acuciante. Censo urgente de todos los compañeros sin criterios de discriminación. Es necesario y es posible resolver el problema de la vivienda. ¡Vamos por ello!

3-Defensa de la tarea docente.

Nuestro frente tiene un compromiso pedagógico. Somos docentes, estamos orgullosos de serlo y creemos que la tarea docente se dignifica con una propuesta de educación. Los docentes somos intelectuales. Trabajamos con la mente. Pero no podemos ser la contención a una sociedad en crisis. Ocupamos un lugar indispensable, pero no podemos
ser padre, madre, psicólogo, sociólogo, enfermero y tantas otras funciones accesorias. En ese sentido, vemos como
día a día, desde el Consejo General de Educación, pasando por Departamental hasta llegar a los directivos existen presiones para aprobar a los estudiantes a toda costa. Por otra parte, esto convive con las condiciones materiales que hacen imposible una buena tarea docente. Ellos, cómodos desde sus despachos nos hablan de inclusión, de personalización de la tarea educativa, de innovar.

Estamos de acuerdo. Pero ¿cómo enseña un docente en un aula de 30, 35 y hasta 40 alumnos? ¿y sin materiales? ¿Mal pagos? ¿Sobrecargados de tareas? La burocracia sindical actual está tan encerrada en sus compromisos con los
gobiernos de turno que no pueden hacer un balance a las tendencias a la degradación de la enseñanza. Por ello, y porque no somos “aprobadores seriales” y nuestro compromiso es por una educación de calidad vamos a: defender el rol docente como educador, gestionar cursos y capacitaciones que sean significativas para los afiliados -y todos los docentes.

Proponemos constituir una comisión de seguimiento de los problemas pedagógicos e institucionales de las escuelas, para pensar intervenciones frente a esos problemas. Queremos capacitarnos pero ¿no deberíamos tener un año sabático remunerado para hacerlo sin las presiones del día a día escolar?

4-Contra la precarización del trabajo docente.

¿Qué docente hubiera pensado en que nuestra tarea se podía precarizar? Hoy vemos como la estabilidad del docente
de inicial y primaria se logra, en el mejor de los casos a cinco años de haber ingresado, y el de secundaria es mucho peor y puede alcanzar hasta los diez años de andar deambulando hasta conseguir 36 horas fijas. Por otra parte, la actualización de listados que debería ser anual, al igual que la credencial de puntaje –según la Resol.1000- son letra muerta. No tener en el horizonte estos problemas le hacen el caldo gordo a la patronal que mientras parece otorgar algo, las condiciones estructurales del trabajo docente son precarias.

Y hay compañeros que están peores. En la “década ganada” se creó un universo de trabajadores contratados, compañeros de trabajo que no tienen la certeza de que, al finalizar un año, vuelvan a ser contratados. La enseñanza interrumpida y las condiciones laborales pendiendo de un pelo, o del capricho de la autoridad del establecimiento.

Todo esto conspira contra la calidad educativa, con la preparación del docente y de su futuro como persona de trabajo. También, es sobre esta base que se pueden imponer nuevas pautas de explotación para el colectivo, flexibilizando la contratación para talleres y seminarios por fuera del estatuto.

Por este problema proponemos, en primer término una defensa del Estatuto Docente como instancia absoluta de
contratación. También la exigencia a la modernización y digitalización de los sistemas de actualización de listados y
puntaje. También nos proponemos organizar a los compañeros que están siendo explotados con contratos basuras, y
que hoy, el sindicato no está preocupado por organizar. Nuevamente, porque desnuda las prácticas contractuales de la patronal.

5-Mejora histórica del salario docente.

¿Cuál es el salario justo? ¿Cuánto tiene que cobrar un trabajador especializado en la educación de las futuras generaciones? La pregunta parece difícil de responder, no vaya a ser que digamos poco o mucho. Hoy la burocracia sindical se contenta con que los trabajadores estén cerca de la canasta básica de alimentos -que no contempla el problema de la vivienda por ejemplo-. Esta canasta es una canasta de miseria.

¿Y si le dijera que en la década del `30 un docente cobraba el equivalente a 32 mil pesos de salario inicial? En efecto,
en plena crisis del treinta y con una dictadura, los docentes cobraban más del doble de lo que lo hacemos hoy. ¿Cómo
se explica? Simple, creció la matrícula, hacían falta docentes, el salario alto es un llamador. Hoy día, cuando las escuelas se vuelven contenedores de problemáticas sociales y se reproduce una educación degradada, un salario de miseria está bien. La burocracia Celeste, nos quiere acostumbrar al embrutecimiento y así vamos. ¡Quieren que celebremos el 23,5!

La particularidad de nuestro trabajo – ser obreros intelectuales- significa que tenemos otros gastos. Así como el que
trabaja de fuerza necesita una alimentación balanceada, un docente necesita consumos culturales, necesita un automóvil para desplazarse por las diferentes escuelas (casi siempre en tiempo record) necesita tiempo libre para disminuir el estrés del trabajo y otras más. Y eso, en el capitalismo sale plata. Y para nosotros significa que el salario debe dejar de correr a la inflación (porque siempre perdemos) y buscar una recomposición histórica. Por ello elevamos la bandera del salario mínimo inicial de dos canastas básicas ($30.000). Tal vez no lo logremos hoy, tal vez no mañana, pero tenemos que caminar hacia allí, porque aquí, el salario atraviesa a los cuatro problemas anteriores. Porque el salario es el que nos da calidad de vida. Porque es el salario nuestro medio para vivir.

Una Lista para recuperar el sindicato.
Una alternativa para los trabajadores de la educación.

En las próximas elecciones del sindicato docente más grande de nuestra provincia, AGMER, los docentes tenemos la
posibilidad de elegir por un nuevo modelo sindical. En el departamento Colón, un grupo de militantes sindicales y delegados de escuelas, hemos decido dar un paso adelante. Decidimos constituir una lista para disputar nuestra seccional a quienes la dirigen desde hace décadas y hoy, llevan a nivel provincial a Marcelo Pagani. Ha sido la convivencia de ellos con los gobiernos kirchneristas el motivo por el cual, se desviven por movilizarse a Buenos Aires contra el ajuste de Macri, pero no dicen nada del ajuste de Bordet. Ellos han invitado a movilizarse por la desaparición de Santiago Maldonado, pero no han dicho una palabra de la represión en Santa Cruz por Alicia Kirchner, ni de Julio López, ni de Luciano Arruga y tantos otros. Ellos son cómplices por acción u omisión de los gobiernos. Ellos no van a defender ni conquistar nuevos derechos, sencillamente porque participan de nuestro empeoramiento.
Es para recuperar el sindicato para los trabajadores que hemos constituido esta Lista. Lo hicimos porque como trabajadores sabemos que nuestra mejora será obra de nuestras acciones. Por ellos presentamos esta “Convergencia de Luchadores”.

LISTA 17. Departamento de Colón, Congresales y Filial Villa Elisa. Votá Convergencia de Luchadores de la Corriente Nacional Docente ContiSantoro + Rojo y Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *