En la línea de fuego. Hablan los principales dirigentes del movimiento secundario

Por Marcos Silvero

Entrevista a Julián Asiner, Presidente del Centro de Estudiantes del Colegio Superior de Comercio “Carlos Pellegrini”

¿Cómo se desarrolló la vida del Centro de Estudiantes en los últimos cinco años?

En las elecciones de 2002 ganó La 792, que era una agrupación independiente. Ese año se vivió un proceso realmente terrible. Fue un año en el cual se sufrió una fuerte represión por parte del Gobierno Nacional a los colegios secundarios. Cuando se pidió que hagan el Subtepass, a un grupo de estudiantes los golpearon. En este colegio, se llevó a cabo una campaña por los derechos humanos y llegaron cartas amenazando de muerte a la gente que formaba parte del Centro. Entonces, esa lista terminó diluyéndose. Además, en ese momento, la lista no estaba preparada para afrontar ese tipo de consecuencias y, por miedo, se terminó con esa campaña. En 2003 ganó una lista que se llama El Frente, apoyada por gente del Partido Comunista, el PCR, el Partido Obrero, entre otros. Los movimientos que se registran de ese año tuvieron que ver con la reforma de los planes de estudio dentro del colegio. Es decir, los problemas más internos.

En 2004 ganó La 69. Ese año se produjo lo que se llamó el Estudiantazo con la participación de más de cincuenta colegios, a causa de los abandonos edilicios, los edifi cios se caían a pedazos, etc. En el Normal 9 se cayeron los techos, había peligro de cortocircuitos y se terminó clausurando el colegio. Mediante esto se pudo formar un encuentro de colegios secundarios a cargo de los Centros de Estudiantes de la mayoría de las esuelas de Capital Federal. En 2005 ganó el FEL (Frente de los Estudiantes en Lucha), formada por agrupaciones independientes, el Partido Obrero, el Frente, entre otros. En 2006 ganó nuevamente el FEL. En ese año se llevó a cabo una pelea más intensa dentro del colegio por el órgano de gobierno, la conformación de un Consejo Directivo, reforma de los planes de estudio, y la búsqueda de la democratización. En el 2007, volvió a ganar el FEL. Desde principio de año se da el movimiento por el tema de elecciones de autoridades, la democratización, la titularización de trabajadores docentes y no docentes, el bar y la fotocopiadora con servicios de los estudiantes y no de los empresarios.

¿Cuáles son los reclamos que se vienen llevando a cabo por parte del Centro de Estudiantes en estos momentos?

Nuestro principal reclamo es, en primer lugar que ningún rector sea electo por el Consejo Superior, teniendo en cuenta los intereses que representa el Consejo. En segundo lugar, la democratización del colegio, la conformación de un Consejo Resolutivo formado por estudiantes, docentes y no docentes. De esta forma, las escuelas tendrían gobiernos que representen los intereses de aquellos que, día a día, hacen posible que las instituciones sigan funcionando.

¿Cuáles fueron las propuestas de Juan Carlos Viegas?

Viegas fue vicedecano en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, director de varios talleres de postgrado y es uno de los mayores impulsores de la privatización de la educación.

¿A qué acuerdos llegaron el pasado miércoles 20 de junio?

Se fi rmó un acta compromiso, para nosotros bastante favorable, en cuanto a todo lo que hicimos, y vamos viendo que esta es una forma de salir adelante. Se fi rmó la conformación de un Consejo Resolutivo. Se va a formar un gobierno en el que participarán docentes y alumnos, que se van a encargar de los temas administrativos, de convivencia, de regular las relaciones entre alumnos y profesores, la elección democrática de nuestras autoridades y problemas cotidianos que se viven dentro del colegio. Que haya gobiernos en las escuelas, algunos lo veían como un caso de ciencia fi cción. Fue, más que nada, un triunfo ideológico.

Por otro lado, la titularización de trabajadores docentes y no docentes con más de cinco años de antigüedad. Es decir, que estos van a pasar a trabajar en planta permanente. Se consiguió también, que el Plan de estudios no pueda ser modifi cado hasta tanto no se forme el Consejo Resolutivo. Todo esto lo conseguimos después de 23 días de toma de escuela con clases, pero con clases sólo de los profesores de AGD-UBA. La Ctera, por su parte, no dio clases en todo ese tiempo. Este gremio, cuando íbamos por el segundo día de toma, dijeron que querían que entre Viegas para que ellos pudieran entrar a trabajar. Cuando pasamos a hacer tomas de colegio con clase, ellos hicieron paro por tiempo indeterminado. Justo ellos, que no habían hecho un solo día de paro cuando ocurrió el movimiento en Neuquén por el asesinato de Fuentealba. Sin embargo, en las paredes del colegio pegaron carteles diciendo que estaban de luto por la muerte de un compañero de gremio.

¿En qué consistió la marcha que llevaron a cabo el pasado viernes 22 de junio hacia la Jefatura de Gobierno?

En principio, el reclamo fue por el tema de la falta de gas, abandonos edilicios, falta de calefacción. El gas y la calefacción faltan justo a esta altura del año y no se puede dar clases en esas condiciones. Las autoridades no hacen nada para solucionar ese problema y por la democratización de los colegios.

¿Cuál era el problema con los planes de estudio?

Acá intentaron reducir todo lo que tenía que ver con materias humanísticas, pasando a los últimos años a las materias contables. Por otro lado intentaron sacar historia de 5º año, en donde se estudia la dictadura militar, la caída del muro de Berlín, entre otros procesos teóricos, que son fundamentales para entender y transformar la realidad. Ahora conseguimos que se realicen talleres de historia en 5º año y la creación de un 6º con orientaciones a cualquier carrera y equivalente al CBC.

¿Cómo responde el gobierno ante sus reclamos?

Filmus dijo que Viegas ya estaba designado, que era legal y que toda nuestra lucha era en vano. Macri salió a decir que la lucha del Pellegrini era un acto de libertinaje. El año pasado fuimos reprimidos en el Congreso, donde hicieron las elecciones para rector de la UBA. Lo único que puede decirse de las respuestas del gobierno es que responde, siempre, con represión.

¿Cómo responden los medios de comunicación?

Ellos dan información. Hubo medios como el diario La Nación, que vinieron a buscar la noticia pero estando en contra nuestra. Algunos, también tuvieron actitudes simpáticas al ver que éramos alumnos secundarios. Después está el caso de Mariano Grondona, que dijo que “la democracia está bien como una cuestión general para todos los argentinos, pero es impensable la democracia en colegios, en la familia y en el ejército”.


Entrevista a Mariano González King, Presidente del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires

¿Qué partidos políticos dirigen el Centro de Estudiantes, desde los últimos cinco años, y qué movimientos importantes se registraron en ese período?

En 2003 ganó las elecciones la agrupación independiente Maximiliano Kosteki. Esta agrupación estaba formada por diversas ideologías políticas, pero no tuvo una fuerte participación en los movimientos realizados. En 2004, ganó nuevamente una agrupación independiente, el ExE (Estudiantes por Estudiantes). Esta agrupación fue la que dio pie al surgimiento de movilizaciones más relevantes. En ese año, ocurrió lo que llamamos el Estudiantazo, con la participación de más de cincuenta colegios, en reclamos de mejoras edilicias. En 2005, otra vez ganó el ExE. Ese año se llevó a cabo el movimiento por el campo de deportes. Hace muchos años tenemos confl ictos con la Agrupación Puerto Madero, que quiere quedarse con los terrenos que, desde 1914, pertenecen al campo de deportes de nuestro colegio. Ellos hicieron un acuerdo con la UBA, titular de las propiedades. Esos terrenos por los que peleamos son las únicas tierras edifi cables que quedan en Puerto Madero y tienen un valor aproximado a los 70 millones de dólares. En 2006, ante esta situación, se produjo un fuerte movimiento y un claro rechazo por parte de las autoridades al acuerdo. Nos movilizamos al Consejo Superior pidiendo que no se acuerde. Como te decía, a mediados de año se produjo una toma de seis días que comenzó con una asamblea, pidiendo que se abra el diálogo. El reclamo mayor de los estudiantes era la apertura de un diálogo con las autoridades, por nuestro rechazo a lo que llamamos autoritarismo. A partir de esa asamblea, se empezaron a dar otros pasos, como la presentación de cartas, petitorios, el apoyo de la sociedad hacia nosotros, intentar eliminar todas las instancias para no llegar a la medida de fuerza, buscar abrir los espacios de otra forma que no sea la toma del colegio. Un mes después de esa asamblea se dio una situación muy particular con el ex vicerrector del turno tarde, que dejó claro cuál era el mensaje de las autoridades para nosotros: aquél que tenga problemas sería echado del colegio. Frente a esta situación y una sanción que le pusieron a un alumno, se decidió tomar el colegio por seis días, con lo cual se logró que el Consejo de convivencia pase a ser resolutivo de las transacciones. La Escoria ganó las elecciones y mantiene la conducción del Centro este año.

En 2007 mediante una toma de dos días en la que participaron trabajadores docentes y no docentes, logramos que se dicte un acta de compromiso para que se empiece a gestionar un Consejo resolutivo y se pueda abrir el diálogo.

¿Cuáles son los reclamos que se llevan a cabo por parte del Centro de Estudiantes?

Desde principio de año venimos planteando la democratización de los colegios universitarios. Es decir, el Nacional y el Pellegrini, que son los dos que dependen de la Universidad de Buenos Aires, y que a la vez éstos funcionen como una unidad académica. También pedimos la formación de un Consejo Directivo dentro de los colegios.

¿Consiguieron algún acuerdo mediante sus reclamos?

Justamente la semana pasada, frente a lo que fue la toma del Carlos Pellegrini de 23 días, se llegó a un acuerdo con la comunidad educativa del Pellegrini y la del Nacional, y el rectorado de la UBA, para instaurar un Consejo Resolutivo en los colegios y la titularización de los trabajadores docentes con cinco años de antigüedad, y los no docentes que hayan empezado a trabajar en los colegios desde el 15 de junio de 2006.

¿Cómo responde el gobierno ante sus reclamos?

El gobierno nacional nunca manifestó ninguna voluntad de acercarse a escucharnos. Mucho menos de ayudarnos. Además, dentro de lo que eran las elecciones, el gobierno apoyó a uno de los candidatos, Pablo Yacovsky, y siempre se mostró en contra de la democratización de los colegios.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *