En idénticas manos

Stella Grenat

Grupo de Investigación de la Lucha Armada en los ‘70 – CEICS

A fines de enero, se concretó el traspaso del predio de la Esma a manos de ciertas organizaciones, que, casi en su totalidad, son afines al gobierno. Las paradojas de la historia (y de la lucha de clases) dieron lugar a un fenómeno extraño (y triste): en nombre de los revolucionarios caídos, se llevó adelante una lucha que culminó en la expropiación del principal valuarte de la contrarrevolución. Sin embargo, las organizaciones que se hicieron con el histórico predio sólo accedieron a él en tanto parte de la misma clase que montó ese centro y lo dotó de contenido. Las primeras imágenes del desembarco civil en la Esma, refieren a las Madres de Plaza de Mayo en pleno anuncio de que pintarían el predio con “flores y soles” en sus paredes y montarían allí un centro cultural en honor de “la vida”.1 Hebe de Bonafini había fundamentado su propuesta con el argumento de que sus hijos no estarían muertos y, por lo tanto, no correspondería llorarlos. Otras organizaciones, como la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos, propusieron el Museo de la Memoria, un modelo más cercano al destino del campo nazi de Auschwitz. Cabe, entonces, preguntarse por el destino que tendrá el espacio que encierra el recuerdo de la tortura y el asesinato de nuestros compañeros.

Luche… que es mío

El combate por el esclarecimiento de los sucedido y el castigo a los responsables fue patrimonio de un amplio conjunto de organizaciones. Ese movimiento derivó en aquella concesión al campo progresista en plena carrera patagónica en pos de la reconstrucción del poder político, allá por marzo del 2004. Así, la ciudad creó el Instituto Espacio para la Memoria (IEM), con la función de resguardar y transmitir “la memoria y la historia de los hechos ocurridos” durante la dictadura.2 Sin embargo, una vez fuera del ojo de la tormenta la adjudicación del predio cayó en pocas manos: el IEM, un Ente Público,3 el Archivo Nacional de la Memoria, una dependencia de la UNESCO y sólo 5 de los 14 organismos que figuraban en el Directorio del Ente Público: Abuelas, Madres, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas junto a Madres Línea Fundadora e HIJOS.4 En otro orden de cosas, tampoco parece respetarse el proyecto inicial de preservar la “memoria”: Madres de Plaza de Mayo impulsa el uso privado de ese espacio público para reivindicar la vida (burguesa).5 Veamos entonces en qué consiste esta celebración y cuáles los beneficios que obtendría esta organización.

Madres S.A.

Hebe explicó que pidió un espacio para hacer un centro cultural dirigido por Teresa Parodi.6 Pero, según su proyecto el edificio fue solicitado para construir El Centro de Educación Popular Madres de Plaza de Mayo. El mismo tendrá las siguientes funciones: seis escuelas que incluirían los niveles Inicial, Primario, Medio y Superior no Universitario, la Educación común y especial, para niños, jóvenes y adultos en instancias de formación en Oficios, Artes, DDHH y Docencia, un comedor y un centro cultural.7 Los gastos requeridos para la adecuación de las instalaciones y para el funcionamiento de este Centro correrán por cuenta de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Es decir, que en ningún momento se propone integrar los establecimientos al sistema público de educación. El estado no lo financiará directamente. No parece exagerado inferir que se trata de un proyecto de educación privada, subsidiada por el Estado, como la Iglesia. Al indagar el contenido de la educación “liberadora” promovida por las Madres observamos que lo que se busca es educar obreros eficientes capaces de apropiarse de “los conocimientos, habilidades, actitudes, valores culturales y éticos contenidos en un perfil profesional […] y el dominio de técnicas apropiadas que permitan la inserción en un campo laboral específico.”8 Para garantizar mejor esta formación y para ponerla a punto “frente a las necesidades reales del mercado laboral”, se estimula la relación con sindicatos.9 Se trata entonces, de educar a los chicos para que sean buenos obreros. Las necesidades de conocimiento de los explotados son reemplazadas por las necesidades del “mercado”, es decir, del capital. Madres va a transformar a chicos y adolescentes en obreros eficientes (para el empresario, claro). No se trata de una educación para la “liberación”, sino para la esclavitud capitalista. Pero no de cualquier burgués: en este mismo proyecto, proponen que los alumnos se incorporen como mano de obra a las actividades que ellas despliegan como, por ejemplo, la construcción de viviendas. Un emprendimiento que desde hace tiempo su Fundación realiza en Villa Soldati, en Ciudad Oculta y que ha logrado extender a las provincias de Nuequén, Jujuy y el Chaco.10 Según el proyecto, la contratación de los docentes estaría a cargo de un jurado convocado para esa tarea y en ningún lado se establece el respeto del estatuto docente. Es definitiva, Madres proponen construir una institución educativa paralela al sistema público de educación. La implementación de esta propuesta cambiará la fisonomía de todo el lugar y de sus edificios y terminará borrando las evidencias de lo que fue la Esma: el mayor centro clandestino de tortura y exterminio de la dictadura militar.

Trabajo sucio

La Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos (AEDD) y los sobrevivientes nucleados en ella denunciaron “el rumbo que tomó el Ente y el verdadero ‘loteo’ del predio que se realizó entre algunos organismos de DDHH y organismos estatales” e informaron su alejamiento del Directorio y del Consejo Asesor de dicho Ente.11 Además, dado que la Esma es una fuente de prueba de los intentos de encubrimiento de la dictadura, proponían la reconstrucción del Casino de Oficiales y de otras dependencias para que se las muestre tal y cual estaban cuando era un centro clandestino. Por estas razones debería ser preservado como Sitio Histórico.12 La propuesta del Museo conlleva una ventaja con respecto al Centro Cultural de Madres, más allá de las mezquindades del caso: un centro, aún pensado como sitio de la “memoria” en abstracto, permite una sanción moral hacia las fuerzas represivas burguesas y hacia la tentativa de una salida militar ante un proceso revolucionario. Tal y como lo prueba el caso de las campañas internacionales de la Shoa y el museo de Auschwitz, mantener la memoria de las atrocidades sufridas deslegitima y barre la moral de quienes las cometieron y refuerza la de aquellos que las padecieron. A punto tal de servir como justificación de prácticas similares a las criticadas. Así por ejemplo, el sionismo se valió de esta herramienta ideológica para legitimar la acción del Estado de Israel. Un centro de conmemoración de la lucha revolucionaria, permite una identificación general de amplias capas de la población con los militantes revolucionarios. El centro de Madres es, en cambio, una forma de amnistía cultural y moral. Seguramente, el lector no habrá salido aún de su asombro. Sin embargo, aquello que hemos descrito hasta aquí no conforma el asunto más grave. La Esma es, antes que un símbolo, un sitio arqueológico aún no investigado. A pesar de los años que han pasado, ese espacio todavía puede esconder un cúmulo de evidencia necesaria. De hecho, la AEDD había presentado un proyecto cuya esencia era no desvirtuar lo que allí sucedió. De esta forma, se garantizaría que todo el predio se conserve como prueba judicial de los juicios que se llevan a cabo, actualmente y para los futuros.13 Destacan, también, que aún no se sabe el paradero de los desaparecidos, que están en marcha los juicios a los represores y no se ha logrado establecer aún la identidad de todos los niños expropiados. Antes de tomar cualquier decisión sobre la Esma, un grupo de técnicos especializados debería relevar el conjunto del espacio, incluyendo los jardines. Este trabajo debería tener una supervisión política de organizaciones que no respondan al gobierno. En cualquier lugar podría encontrarse pruebas de lo sucedido: objetos, restos humanos o documentos relevantes. Una vez implementados los proyectos de Madres, Abuelas y el gobierno, tal vez muchos juicios no podrán llevarse a cabo y tal vez muchos/as chicos/as no podrán conocer su verdadera naturaleza de botín de la lucha de clases. Seguramente, muchos militares respirarán tranquilos.

Notas

1 “Vamos a llevar vida a la Esma”, http://www.pagina12. com.ar 2008-01-27

2 En el 2002 la CABA con la Ley Nº 961 crea el Instituto Espacio para la Memoria (IEM), IEM: Un Espacio para la Memoria, Memoria Anual 2006, IEM, CABA, 2006, pp. 15-19.

3 El Ente Público denominado Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos fue creado por un Convenio firmado entre la Ciudad y la Nación en noviembre de 2007, Convenio 20/11/27, Ente Público, http://www.derhuman.jus.gov.ar.

4 Ídem.

5 Si bien el Convenio establece que a Abuelas se le da la tenencia de un edificio para el funcionamiento de la Casa de la Identidad, ellas presentaron un proyecto en conjunto con Familiares y Madres Línea Fundadora que incluye la constitución de tres espacios de la memoria y la disposición del resto de los edificios para institutos educativos. Serpaj, CELS y La Asamblea Permanente por los DDHH, proponían el uso combinado del espacio.

6 Ídem

7 Fundación Madres de Plaza de Mayo: Proyecto de conversión del Ex Liceo Naval Militar: Creación del “Centro de Educación Popular”.2007, http://www.derhuman.jus.gov. ar.

8 Ídem.

9 Ídem.

10 “Avanzan las obras de Madres en Los Piletones”, http:// www.madres.org, “Las Madres cumplen el sueño del centro de salud en Ciudad Oculta”, http://www.pagina12. com.ar, 5/12/2007, para las propuestas de extensión del emprendimiento al Chaco ver: http://www.chacodiapordia.com/2007/html/nota_des.php?n=14654, 7/2/2007 y en el caso de Neuquén http://www.madres.org/asociacion/novedades/novedades.asp.

11 Boletín Electrónico de noticias y actividades de la AEDD n° 404. El Consejo Asesor forma parte del Ente y está integrado por sobrevivientes de la Esma. Este Consejo debe nombrar un representante, que no sea miembro de ningún organismo de DDHH, para el Directorio del Ente integrado, a su vez, por las organizaciones de DDHH.

12 Ídem.

13 Propuesta de la AEDD para el Predio de la Esma y el Campo de Deportes, Adhieren Asociación Anahí, Comité de Acción Jurídica, CORREPI, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Liberpueblo. http://www.exdesaparecidos.org.ar.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *