El Jefe – Martín Hermida

El Jefe. Biografía política del cardenal Bergoglio

 

Martín Hermida
Algo para leer-CEICS

 

El cardenal Jorge Mario Bergoglio tuvo una trayectoria política intrincada. Acusado de coquetear con el justicialismo en 1972, de la mano de Antonio Quarracino, su predecesor en la arquidiócesis porteña, se lo ligó a la última dictadura, cuando —con 37 años— era el superior de los jesuitas rioplatenses.1 Una versión lo culpa por no haber defendido a dos sacerdotes de su comunidad que trabajaban en villas miseria, detenidos por miembros de la ESMA (aunque meses después fueron liberados).2 En 1998, se convirtió en el arzobispo de Buenos Aires, cargo que ocupa actualmente. En 2001, el papa Juan Pablo II lo elevó a cardenal y lo consagró como prelado superior de la Iglesia Católica argentina. Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), se dice que obtuvo 40 votos de los 77 necesarios para ser elegido papa en 2005. Habría sido el segundo candidato más votado.

 

El frente interno

 

En el interior de la Iglesia que regentea, Bergoglio fue atacado desde dos frentes opuestos. Por un lado, los religiosos y laicos ultra derechistas, acérrimos opositores no ya la legalización del aborto sino de la distribución de anticonceptivos, lo ven como un tibio “liberal” reformista. Además, no les gusta la idea de que Bergoglio sea jesuita, una orden a la que extrañamente se le ha negado el derecho a encabezar la Iglesia durante cuatro siglos, pese a su lealtad histórica al papa- do. En la otra vereda, los párrocos Eduardo de la Serna y Rubén Capitanio, enrolados en una corriente progresista, le reclamaron una actuación más enérgica.

La batalla interna de Bergoglio empieza con el ex número 2 del Vaticano, el cardenal Sodano. Sodano fue el principal mediador del acuerdo de Roma con el menemismo, operado a través de Esteban Caselli, embajador ante el Vaticano de Menem y secretario de Culto de Eduardo Duhalde, del cual hablaremos más adelante.  El segundo de Sodano, el arzobispo argentino Leonardo Sandri, también estaba enfrentado con Bergoglio. Ambos, Sodano y Sandra, junto al presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, el cardenal Renato Martino, tenían en carpe- ta otro referente para la Iglesia argentina: el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer (y en menor importancia, al arzobispo de Mercedes-Luján, Rubén Di Monte). Aguer es un ferviente crítico de la conducción del Episcopado por Bergoglio. Sin embargo, con la designación de Tarcisio Bertone en lugar de Sodano, Bergoglio puede estar más tranquilo. Bertone lo respeta, pese a sus diferencias con el manejo de las relaciones con Kirchner.3

A la vez que la figura internacional de Bergoglio tomaba mayor preponderancia luego de la elección papal, muchos sectores de la Curia romana le criticaron su tibia defensa de Baseotto, el del entredicho con el ex ministro de Salud, Ginés Gonzalez García. El conflicto empeoró cuando el Vaticano anunció la designación de los obispos de La Rioja, Fabriciano Sigampa, y de San Miguel, José Luis Mollaghan, en los arzobispadosde Resistencia y Rosa- rio. Estas personas no constituían la preferencia del Episcopado.4

 

La pelea con Kirchner

Aunque de manera solapada, la pelea con Kirchner se remonta a su campaña presidencial. Para peor, Bergoglio apoyó la candidatura de Joaquín Piña contra Rovira en Misiones. Otra provocación, esta vez fracasada, fue la coalición Telerman-Carrió. Sin embargo, se vengó con el triunfo de Mauricio Macri, acompañado por uno de sus mejores cuadros: la vice Gabriela Michetti. A Bergoglio se lo ve cómodo en la arena política, pero tropieza cuando se trata de la defensa corporativa de la Iglesia. Por ejemplo, durante la condena de Von Wernich, su firma expresó que el Episcopado se mostraba “conmovido” por el fallo. Así, redujo la responsabilidad del capellán de la Policía Bonaerense a un tema personal. Tampoco estableció condena canónica alguna a Von Wernich, que aún puede dar misa.5 La misma actitud tuvo con Baseotto, que puede seguir presidiendo misas en las parroquias de Belgrano y Villa Devoto.6

Otra punta del enfrentamiento es Caselli, que, como dijimos anteriormente, tuvo un rol activo durante el menemismo y, tras la asunción de Kirchner, estableció numerosos contactos con funcionarios gubernamentales. Esta estrategia tiene una pieza vital: el empresario K Mario Montoto. Caselli le habría ofrecido algunos de sus contactos para que la balanza se inclinara a favor de Kirchner en la pelea con Bergoglio y conseguir su desplazamiento. A cambio, habría pedido convertirse en el principal operador del kirchnerismo en cuestiones relacionadas al clero.7

Ahora bien, ¿quién es Montoto? Uno de los principales operadores del Ministro Julio De Vido, específicamente en el Plan Nacional de Radarización. Además, es un proveedor privilegiado en cuestiones de defensa y seguridad, a través de las empresas que representa, la mayoría de origen israelí.

Finalmente, se planteó la posibilidad de que el reemplazante de Bergoglio al frente del arzobispado porteño fuera el obispo argentino Leonardo Sandri. Se comenta que la relación entre Sandri y Caselli sería muy amistosa.8

 

El gran organizador

 

Pese a estas turbulencias, Bergoglio no está solo. El cardenal cuenta con el apoyo de los vicepresidentes primero y segun- do del Episcopado, el arzobispo de Tucumán, Luis Villalba, y el obispo de Lomas de Zamora, Agustín Radrizzani. También está de su lado el principal referente del progresismo moderado, el obispo de San Isidro, Jorge Casaretto.9 Pero la fortaleza mayor del cardenal proviene de su habilidad para reorganizar a la oposición política al kirchnerismo, donde cuenta con una cantidad nada despreciable de cuadros fieles, que atraviesan todo el espectro opositor, desde Lilita a Gabriela, para quiénes él es, sin dudas, El Jefe.

 

Notas

1Véase www.clarin.com/diario/2005/05/10/elpais/p00501.html

2ídem

3Véase www.informereservado.net/noticia.php?noticia=2532

4Véase www.servicios.clarin.com/notas/jsp/v7/notas/imprimir.jsp?pagid=1152846

5Véase weblogs.clarin.com/antilogicas/archives/2007/10/von_wernich_sacerdote_catolico.html

6Véase rojobarrocoypasional.blogspot.com/2007/10/dios-nos-libre.html

7Véase www.informereservado.net/noticia.php?noticia=2532

8ídem

9Véase www.servicios.clarin.com/notas/jsp/v7/notas/imprimir.jsp?pagid=1152846

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *