Editorial – Cabildo Rojo

editorial Por Sebastián Cominiello 

 Nos encontramos aquí, mayo de 2010. En el umbral de aquel día tan caro a la burguesía  argentina (aunque quiera negarlo). Hace 200 años esa clase se hacía del poder dando nacimiento  a una nueva sociedad, una nueva nación: la Argentina. Ello, al costo de desplazar a sangre y fuego  a las clases que se encontraban en el poder e imponiendo nuevas reglas para la sociedad en su  conjunto. Efectivamente, como sabrá nuestro lector/a, no se trata de una efeméride cualquiera,  estamos hablando del momento de formación de la sociedad en cual desarrollamos nuestra vida. A partir de esto, surge una pregunta, que en estas páginas encontrará una respuesta más que fundamentada: ¿qué hacer respecto al 25 de mayo? La clase obrera, ¿tiene algo que decir o hacer frente a la conmemoración de una fecha donde la burguesía argentina mostró su más alto triunfo, la conquista del Estado? Aquí solo diremos que frente a tamaño evento nadie puede andar, como se diría en la ópera italiana, zitto zitto. Pero emitir una opinión, presupone un determinado conocimiento sobre lo que se quiere opinar, como parece ser lo lógico.

No obstante, estimado lector/a, no siempre es así. Incluso en nuestro campo, el revolucionario. Es por ello que le proponemos un número dedicado especialmente al estudio de la insurrección revolucionaria de mayo de 1810. A partir de los resultados de nuestro grupo de investigación, ponemos a su alcance todas las herramientas científicas para poder interpretar y comprender aquel acontecimiento. Es así que daremos comienzo a un debate entre Fabián Harari y la crítica que desarrolló Eugenio Gastiazoro en las páginas del semanario Hoy a su libro Hacendados en Armas; Mariano Schlez repasará las interpretaciones de la Revolución de mayo en boca de los historiadores académicos (podríamos decir la contrarrevolución actual equivalente de aquella que Fabián estudió en La Contra); el mismo Fabián propone un inventario sobre la Revolución, ineludible a la hora de comprender los hechos de 1810; Daniel Campione destaca la necesidad de volver al análisis de clase del proceso fundante de la Nación; Noé Jitrik habla sobre los orígenes de la literatura nacional y la situación actual y, finalmente, Eduardo Grüner y Gustavo Guevara reflexionan sobre la relevancia de las revoluciones haitiana y mexicana para entender la nuestra.
Fuera del dossier, los suplementos del OME, con una nueva sección de Apuntes de crítica de la economía política, del LAP, con el análisis de la experiencia boliviana, del TES, con el examen de las condiciones de existencia de los trabajadores argentinos, y del flamante GES (estrenado un número atrás) describiendo la situación sicológica de los docentes, se proponen evaluar la Argentina que hoy parece mostrarnos la otra cara de aquello que nació el 25 de mayo de hace dos siglos.
Uno supone que quien quiera sublevarse frente a esta sociedad, cual Moreno o Saavedra del siglo XXI, debe comprender el origen y la evolución de la misma. Con ese objetivo ofrecemos nuestro trabajo. Esperamos que a más de uno, entonces, le parezca necesario volver a establecer un nuevo Cabildo, con otro contenido, claro, un nuevo 25 de Mayo. Un Cabildo en el que el pueblo ya no quiera sólo saber sino mandar. Un Cabildo Rojo.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *