Degradación Permanente – Sandra Cubilla

Imagen6-CubillaEducaciónUna caracterización de la modalidad de Educación permanente de jóvenes y adultos de la provincia de Formosa.

Algunos datos cualitativos sobre la modalidad educativa de adultos de Formosa evidencian que el perverso discurso de la “inclusión” intenta pasar por progresista políticas que no combaten la miseria social, sino que la reproducen y cristalizan

Sandra Cubilla

Gabinete de Educación Socialista


A inicios del 2015, el Ministerio de Educación y Cultura de la provincia de Formosa publicó un documento que contenía el Estado de Avance de las metas del gobierno trazadas en el periodo 2005-2008 y los objetivos alcanzados para el periodo 2008-2015. El documento buscaba demostrar cómo el proyecto político (nacional y popular) había permitido el “fortalecimiento de un sistema educativo igualitario, inclusivo y de calidad a través de políticas de Estado con sentido estratégico y dinámico para el desarrollo socioeconómico y cultural”. El informe mostraba cómo todos los indicadores mejoraron en forma extraordinaria.

La educación permanente (ex educación de adultos) no fue la excepción y graficaba en forma palpable el predominio de las políticas inclusivas. Los datos oficiales revelaron que, entre 2005 y 2008, la matrícula se incrementó 43,6%. Para el año 2007 se habían puesto en funcionamiento 234 cursos de formación en oficios y, un año más tarde, había un total de 321 cursos. Se habría logrado así la articulación entre las escuelas de Educación Permanente y las de Educación Técnica. Entre 2005 y 2008 también habría aumentado de forma fabulosa la cantidad de escuelas: las unidades educativas de educación permanente aumentaron 48% para el nivel primario y 193% en el secundario. En la actualidad, los datos en bruto sobre educación disponibles en la página oficial del Ministerio de Educación provincial no hacen más que confirmar la continuidad de las políticas de “inclusión”: meter y retener a todos los niños, jóvenes y adultos en el circuito educativo. Pero para comprender la verdadera magnitud de la crisis educativa hay que preguntarse por el contenido real detrás de los números. La educación permanente formoseña es un buen ejemplo de lo que venimos diciendo en El Aromo: las políticas inclusivas reducen a la escuela a una máquina de titulación.

El traje a medida de los alumnos…

Según Eduardo Ramírez, jefe del Departamento de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, actualmente la provincia de Formosa cuenta con 45 instituciones que brindan la posibilidad de concluir la escuela primaria y 25 Centros de Educación Secundaria de Educación Permanente (CESEP).1 Aproximadamente 23.000 son los estudiantes que buscan terminar la Primaria y la Secundaria, más los que se capacitan en las escuelas de artes y oficios en la provincia con mas de 300 ofertas educativas. Precisamente, el informe de avance ministerial destacaba que, durante el periodo 2006-2008, se logró la incorporación de 17.860 beneficiarios del Plan jefes y jefas de hogares tanto en la terminalidad educativa como en la formación profesional. Algo similar ocurrió en otras provincias como Misiones, donde el proyecto ESA (Educación Secundaria Abierta) perteneciente al SIPTED (Sistema Provincial de Teleducación a Distancia) arrojó cifras históricas de matriculación en el 2009 con la incorporación de alumnos beneficiarios del Plan Joven: con más de 15.000 alumnos “usuarios”.2 La matrícula también creció en la provincia de Corrientes con la incorporación de beneficiarias del plan “Argentina Trabaja” y “Ellas hacen” al circuito del Plan FiNes 1 y 2. En este sentido, las cifras reflejan que su mejora respecto de años anteriores se asentaba en la administración de la asistencia social para quienes se presupone que estas formas de educación serían las únicas viables. Según palabras del propio funcionario formoseño la propuesta pedagógica provincial “siempre busca satisfacer las demandas educativas de la población”. Es así que, en la provincia de Formosa, los jóvenes pueden incorporarse al cursado en cualquier etapa del año y realizarlo de manera presencial o semipresencial. Además, el alumno trabaja con un sistema modular en el cual elije las materias con las que quiere comenzar. Para los casos en que las personas adeudan solo algunas materias para titularizarse, se trabaja con el Plan FiNes 1 a través de un sistema tutorial.

La educación permanente formoseña se vanagloria de articular con el mundo productivo al dotar a sus alumnos de un oficio. En la lista de oficios disponibles para los estudiantes se encuentran proyectos productivos, restauración de muebles, soldadura, servicios domésticos generales, mecánico de motores diesel, terminación de obras, confección de prendas y uniformes escolares, jardinería, elaboración de dulces y comidas típicas, carpintería general, albañilería, etc. Todos ellos son el resultado de la articulación de las instituciones escolares en proyectos productivos de muy baja rentabilidad tanto con cooperativas locales como con PyMES (por ejemplo, la creación de huertas orgánicas en los espacios verdes de las instituciones). Así, el perverso discurso de la “inclusión” intenta pasar por progresista políticas que no combaten la miseria social, sino que la reproducen y cristalizan. La realidad objetiva y difícil de contrarrestar es que, a través de estos oficios, resulta muy difícil que un joven obrero logre una salida laboral real y estable en el largo plazo. Más bien se trata de oficios para población sobrante.

Pero revisar algunos indicadores permite ver cómo estos programas educativos maquillan estadísticamente la degradación social. Según el IERAL, el 48,1% de los jóvenes formoseños de 18 a 24 años tiene problemas de inserción social (dificultades para la inserción educativa y/o laboral), es decir, uno de cada dos; muy por debajo de Santiago del Estero donde esa cifra asciende al 60% y por debajo de la media nacional cercana al 52%. Según los datos de la Encuesta Permanente de Hogares, el 22,7% de los jóvenes formoseños de 18 a 24 años ni estudian ni trabajan (los famosos NI-NI). Gracias a la extensión de los CESEP Formosa se encuentra lejos de otras provincias del NEA-NOA: en Gran Resistencia, Chaco la cifra de NI-NI asciende a 37,2%, en Catamarca 31,5%, en Concordia (Entre Ríos) 34%, Corrientes 27,3.3 Algo similar ocurre con los indicadores de inserción social: las provincias con ofertas de terminalidad desarrolladas mejoran sospechosamente sus indicadores. Así, los jóvenes de Formosa, Tucumán, Chaco y Jujuy tendrían menos problemas para seguir estudios y conseguir empleos que sus pares de Buenos Aires o Entre Ríos.

…y de los docentes

En este marco, la sola pregunta sobre las condiciones de trabajo docente en estos espacios resulta preocupante. En primer lugar, muchos de los CESEP y escuelas de arte y oficio están ubicados en asentamientos aborígenes o en sus alrededores. Los departamentos del oeste de Formosa (Bermejo, Ramón Lista y Matacos) concentran los guarismos más elevados al respecto: casi un 70% de esa población rural es población dispersa (es decir, zonas rurales de muy baja densidad poblacional, desperdigadas en zona de monte). Pero el problema infraestructural no se reduce solo a zona rural sino también a las sedes escolares urbanas y a sus dependencias. Las subsedes en las cuales funciona el Plan FiNes, por ejemplo, se encuentran mayormente en Centros comunitarios, Casa de la solidaridad, Centro de desarrollo Infantil (CDI), asociaciones civiles, fundaciones, cooperativas, muchas de las cuales son casas particulares. Es el caso también de las dependencias del CESEP 14, CESEP 55, CESEP 6, CESEP 123, entre otros. En la localidad de San Martín 2, los docentes de todas las modalidades denuncian manipulaciones en los puntajes y ordenes de mérito.4 Por esos motivos, algunos sindicatos solicitaron en su pliego de reivindicaciones para las paritarias el fin el “pedagogismo inconducente” de las políticas inclusivas y la eliminación de la precariedad laboral de los docentes vinculados a planes nacionales.5 Pero la lucha contra la precariedad laboral no debe dejar de lado la batalla contra la precariedad educativa. La degradación de todas estas formas educativas constituye una estafa para miles y miles de jóvenes formoseños. Fines, CESEP y otras yerbas suponen que el traje a medida de esa educación es convencerlos de un horizonte que en el mejor de los casos los convertirá en mucamas y changarines, resultado de un currículum devaluado y pésimas condiciones de estudio.

Los números dicen

Debemos preguntarnos por qué son exitosas estas formas educativas. Algunos números oficiales permiten pensar la evolución de esta matrícula nueva de la ex educación de adultos. Los números ofrecidos en un informe de UNICEF6 muestran que, en el nivel primario formoseño, la sobreedad comienza a manifestarse desde el inicio y se incrementa escalonadamente año a año. En el inicio del secundario, se incrementa significativamente la cantidad de alumnos que asisten con sobre-edad, en el ciclo básico, uno de cada tres alumnos no promovidos abandona y en el ciclo orientado, esta proporción aumenta a uno de cada dos. De esta manera, detrás de las cifras difundidas por el gobierno de Formosa para mostrar el supuesto avance en materia educativa, se esconde la contención de una gran masa de jóvenes y adultos de clase obrera que desertaron anteriormente de su trayecto escolar regular. En un contexto en el cual la escuela pública se degrada a ritmo creciente, la modalidad de jóvenes y adultos muestra el lado mas retorcido de esta debacle. Para los trabajadores, una escuela que brinda escasas herramientas para la subsistencia y, para los docentes, exactamente lo mismo. Quienes gobiernan hoy como lo hicieron sus antecesores continúan defendiendo las mismas políticas. Hoy más que nunca la única solución real es desandar el camino de la degradación educativa, partiendo de entender cuales son los problemas reales que impiden a la clase obrera acceder a una educación de calidad. Esa solución puede provenir únicamente de su organización política.

 

NOTAS

1Se consulta en: http://goo.gl/jWCmDK

2Los datos pueden consultarse en el sitio del programa en: http://goo.gl/QswT5T

3Datos elaborados por el OES-CEICS.

4Formosa Express, 18/3/2016. Disponible en: http://goo.gl/cXKTSy

5Ver pliego con 19 puntos en: http://goo.gl/uFSBRQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *