Cristinos agazapados. Una mirada sobre el personal político de Cristina Fernández de Kirchner

Por Santiago Ponce – ¿Quiénes son los probables funcionarios de un gobierno “cristinista”? ¿Cuál es su trayectoria política? ¿De dónde vienen? Responder a estas preguntas es una forma de anticiparse a las características que tendrá el gobierno, de cara a las indispensables tareas que deberá realizar. Comencemos, entonces, por aquellos funcionarios de segunda línea que trabajan en la gestión K y que serán los puntales de la administración de Cristina. Se trata de nombres que vienen escalando posiciones vertiginosamente y seguramente en lo sucesivo los veremos ocupando cargos de altas responsabilidades.

Un montonero en la corte de los pingüinos Carlos Bettini

Es el actual embajador de Argentina en España desde mayo del 2004 y viene siendo un importante gestor del kirchnerismo. Fue quien le organizó la gira a Cristina y quien negocia directamente con el gobierno de Rodríguez Zapatero. Si bien parece que va a quedarse en la embajada, es uno de los principales candidatos a ingresar al gabinete en caso de que se produzca alguna deserción. Bettini suele ser conocido como un ex militante montonero. Según lo reseñan las fuentes, su alias fue “Soldado Emilio”. Se sabe que entre 1973 y 1976 la familia Bettini tuvo cuatro bajas (entre ellos el fiscal Carlos Bettini padre).1 Luego del golpe, Carlos Bettini, se exilió en España y entre 1982 y 1993, ocupó el cargo de Asesor del Defensor del Pueblo, en ese país.2 En 1986, fue designado por intermedio de Felipe González para el cargo de Asesor del Área de Administración Pública y Educación. Allí estuvo hasta 1991.3 En Madrid estrechó el lazo profesional con Isabel Perón. Cuando Isabel estuvo en prisión, Bettini fue uno de los que pidieron por su liberación. Durante el juicio ejerció como abogado y apoderado confidente de Isabel. Sin embargo, según Jaime Naifleisch, Bettini ya podría haber sido confidente de Isabel Perón antes y durante la última Dictadura.4 Aun así, no ha sido citado a declarar por el juicio contra la Triple A.5 Aunque sólo en los ‘90 se mostró como apoderado, quienes lo conocen afirman que “en la década del ‘80 manejó los trámites de su jubilación y sus derechos como viuda de Perón. Incluso, se ocupó de las polémicas por su herencia. Los viajes a la Argentina los preparaba él.”6 El 28 de junio de 1991, La Nación reconstruyó el primer encuentro público que reunió a Menem, Isabel y Bettini. Incluso, existió una reunión posterior, entre Bettini y el entonces secretario legal y técnico, Jorge Maiorano, en la cual se habría hablado sobre las causas judiciales que involucraban a Isabel.7 En 1992, los contactos políticos de Bettini lo habían convertido en nexo entre el gobierno español y el argentino, con el valor agregado que implicaban sus relaciones con empresarios ibéricos. “Isabel le sirvió como puente con el gobierno de Menem”, confesó a La Nación una fuente que conoce de cerca al embajador.8 Jaime Naifleisch asegura que “la derrota de Luder en 1983 demoró la concreción de la segunda parte del programa. La llegada de Menem en 1989 pudo finalmente implementar lo faltante. El hoy embajador de Kirchner y que fuera apoderado de Isabel Perón, fue un peón en esta etapa menemista”. Bettini había dejado España en 1993, para ser representante de Iberia en el proceso privatizador de Aerolíneas Argentinas. Una vez en el país, encontró una buena recepción en el Ministerio de Justicia, ya sea con Jorge Maiorano, Rodolfo Barra o con Elías Jassán. Más adelante ocupó el cargo de la Jefatura de Gabinete del entonces Procurador General de la Nación, Nicolás Becerra. Se mantuvo en el cargo hasta febrero del 2004.9 En diciembre de 1999, Patricia Bullrich (en aquel entonces Secretaria de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios) denunció un intento de soborno por Bettini, para que las licitaciones en la remodelación y construcción de prisiones se decidieran a favor de Dycassa, una empresa española. Tras la detención de Carlos Menem, Bettini operó como uno de los principales lobbistas en favor de su liberación. Desde el momento en que Menem quedó detenido, Becerra colaboró en el armado de la defensa cuando el menemismo vivía sus días de mayor desorientación.10

El que almuerza en la mesa del patrón Nicolás Fernández

Es el actual presidente de la Comisión de Energía del Senado. Para el futuro gobierno de Cristina, pasaría a ocupar el cargo de Ministro del Interior o de Planificación. Últimamente, tanto uno como el otro cargo se han ido conformando para la sociedad como escenarios de lucha política. En este marco Fernández parecería ser llamado a operar en un terreno sensible. Entre 1986-1989 se desempeñó en Caleta Olivia como asesor del Honorable Consejo Deliberante. Desde 1987 hasta la fecha es Asesor del Sindicato Petroleros Privados de Santa Cruz y desde 1993 es Asesor del Sindicato SUPE Filial Santa Cruz. La dirigencia del Sindicato de Petroleros Privados fue acusada de no discutir aumentos, de no querer un mandato de las bases y pretender total libertad en las negociaciones que nuevamente conciliarían la miseria salarial para sus obreros y prebendas para “sus asesores”.11 Sin prejuicios de clase, Fernández, desde 1994 a 1995, fue asesor de Pexse Saps y desde 1995 a la fecha asesora a la empresa petrolera OLEOSUR S.A.12 He aquí el tipo de relaciones que posee Fernández con el gremio, que le han permitido encaminar los conflictos con los trabajadores petroleros en favor de las empresas petroleras para las que trabaja. Nicolás Fernández fue el principal impulsor de los incentivos aplicados a las empresas Petrobrás y Repsol para que participaran asociadas a la estatal Enarsa en la exploración de áreas offshore (áreas no exploradas en el mar).13 Además promueve la estratégica asociación entre Enarsa y PDVSA (petrolera venezolana).14 El sujeto en cuestión supo construir su carrera como asesor de uno y otro lado, una constante entre los operadores de la burguesía. Para ello, ha intentado mantener en las filas de los gremios a dirigentes claves, que le asegurasen el margen de explotación de las empresas petroleras. Sin embargo, parece que su obra ha sido un fracaso: en tres años las masas santacruceñas han derrocado a tres gobernadores y los petroleros fueron un agente protagónico en todos los casos.

El sueño de la casita propia José López

Parece ser el delfín de Julio De Vido. Es actualmente Secretario de Obras Publicas y seguiría en su cargo o pasaría a ocupar el lugar de De Vido, como ministro de Planificación. En diciembre del 2006 amagó con renunciar a la Secretearía, pero fue frenado por De Vido. El motivo fueron las denuncias por el manejo en la construcción de obras públicas, en las que cobraban el 15% en negro por cada construcción que otorgaban.15 El diputado del ARI, Adrián Pérez, pidió a la justicia que se investigara a López y al director del Enargás, Fulvio Madaro, por el caso Skanska. Al mismo tiempo se lo acusa de haber firmado más convenios de obras con los municipios de los que le permitía financiar el presupuesto actual.16 De esta manera, los fondos habrían sido usados para atacar la línea de Alberto Fernández, cooptando dirigentes como el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza.17 Según la misma fuente, el Plan Federal de Viviendas, presentado en el 2003, anunció 250.000 viviendas de las cuales sólo se terminaron unas 47.000… Para esta campaña. López anunció el Plan Federal de Viviendas II, que consiste en construir 250.000 viviendas en los próximos tres años.18 Este anuncio puede sacar a relucir lo acontecido por el Plan I. El presidente Kirchner parece haber recriminado enérgicamente a López por estos hechos, ya que el próximo caso judicial a estallar podría ser el del Plan Federal de Viviendas. De todos modos De Vido habría optado por preservar a su funcionario. Según una fuente, “López, de acá a octubre, si sigue, no firma nada más”.19 Mientras tanto, el caso Skanska tuvo su costo político y, probablemente, económico: se trabaron los trámites, los pagos y se impusieron elementos de control. Lo que parece haber cambiado el trato fluido que tendría López con los empresarios de la construcción.


Notas

1Véase http://www.seprin.net/portal2/notas/ fotos/libro-1/04.pdf

2En http://www.americanoticias.com/pdf/32. pdf

3Véase http://www.seprin.com/portal/notas/ bettini2.htm

4Véase http://www.cronistadigital.com. ar/articulo.asp?art_date=2007120&art_ index=150119156&x_ref=crondigcosmo

5Véase http://www.cronistadigital.com. ar/articulo.asp?art_date=2007120&art_ index=150119156&x_ref=crondigcosmo

6Véase http://www.lanacion.com.ar/archivo/ Nota.asp?nota_id=878910 Carlos Bettini no ha sido el único, en el pasado, que fue consecuente con Isabel, según lo testimonia Daniel Gatti, en El amo del feudo. Escribe que, en 1983, cuando Ítalo Luder viajó a Santa Cruz para hacer su carrera proselitista, en un acto irrumpió una columna de la lista blanca, que lideraba Néstor Kirchner, al grito de “Isabel conducción, lo demás es traición”. Luder tuvo que cambiar su discurso y hacer un reconocimiento a Isabel para calmar a la multitud.

7Véase http://www.lanacion.com.ar/archivo/ Nota.asp?nota_id=878910

8Idem 5

9Véase http://www.rebelion.org/argentina/ 040517gasparini.htm

10Véase http://www.seprin.com/menu/quien_ es_carlos_bettini.htm

11Véase http://www.po.org.ar/po/2007/ po981/po981014.htm

12Véase http://fernandez.senado.gov.ar/web/ senadores/biografia.php?id_sena=318&iOrd en=0&iSen=ASC

13Véase http://www.lanacion.com.ar/archivo/ Nota.asp?nota_id=703808

14Véase http://www.elperiodicoaustral.com/ diario/noticias.php?leer=27739

15Véase http://www.lanacion.com.ar/archivo/ Nota.asp?nota_id=904513

16Véase http://www.lapoliticaonline.com.ar/ index.php?pagetype=detail&newid=3469&s eccion=8

17Véase http://www.lanacion.com.ar/Archivo/ nota.asp?nota_id=911015

18Idem 22

19Véase http://www.lapoliticaonline.com.ar/ index.php?pagetype=detail&newid=3503&s eccion=19

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *