La “gratuidad” de la vida y su costo bajo el capitalismo

los-simpsonHace poco más de un mes el médico Villar se hizo famoso por asesinar a un delincuente, un joven de 24 años llamado Ricardo Krabler tras un intento de robo. Semanas despues una historia similiar se repetía de la mano del carnicero Oyarzún. Estos hechos  volvieron a poner sobre la mesa la cuestión de la inseguridad y la “justicia” por mano propia. Aunque aparentan ser fenomenos aislados forman parte de proceso general que sufre la sociedad argentina caracterizado por el aumento del delito y la inseguridad.

Los datos publicados por el Ministerio de Seguridad que mostramos a continuación avalan esta tendencia (Ver cuadros 1 y 2). Viendo estas cifras no es casual que, por ejemplo, las viviendas de los barrios obreros que hasta la década del ’70  casi no tenían rejas hasta hoy parezcan verdaderos búnkeres. Estamos ante un fenómeno que es extenso en el tiempo y atraviesa gobiernos de distinto signo político.

¿Que explica el avance de la delincuencia? Es la descomposición social entendida, no solo como pobreza, sino en un sentido más avanzado, como descomposición de las relaciones sociales más elementales que ordenan la sociedad. Es el propio desarrollo del capitalismo el que, en búsqueda de aumentar su tasa de ganancia, descalifica el trabajo y embrutece a la clase obrera en términos morales e intelectuales. El propio desarrollo de la ciencia y la técnica empuja a millones al desempleo crónico, al subempleo y el trabajo precario. Empuja tendencialmente a la clase obrera a la pobreza, desarticulando todo vínculo social.

El Estado no es ajeno a esta realidad y aprovecha ese caldo de descomposición social para armar, con sectores policiales, bandas delictivas, grupos de choque, negocios con el narcotráfico, mafias, barras bravas, etc. Se desvaloriza la vida misma, tanto para el que delinque, a quien no le importa su vida ni a del otro, como para aquellos que celebran la muerte del delincuente.

El problema no se resuelve, por lo tanto, con mejor “gestión”. Más policía o más educación no cambian la ecuación. Tampoco más trabajo ya que el propio desarrollo del capitalismo transforma en utópica esa consigna. Para el capital simplemente sobramos.

La medida más racional, sencilla y eficiente es que la clase obrera liquide la propiedad privada de los medios de producción, fuente de sus miserias, y los apropie colectivamente. Recién a partir de ese punto una mejor gestión tendrá un alcance real.

Cuadro Nº 1: Cantidad de delitos cometidos en Argentina, años 1991 a 2015

TIPO DE DELITO AÑOS
Promedio 91-09
2008 2014 2015
ROBOS AGRAVADOS POR LESIÓN y/o MUERTE 24640 9416
TENTATIVA DE ROBO 2063 1101
HOMICIDIO DOLOSO (INTERNACIONAL) 2500 2371 3227 2837

Cuadro nº 2:  Cantidad de delitos cometidos en Argentina cada 1000 habitantes en Argentina por año.

TIPO DE DELITO AÑOS
2008 2014 2015
ROBOS 1002 1134 1027
HOMICIDIOS 6 7,6 6,6
DELITOS CONTRA LA PROPIEDAD 1935 2163 1999
VIOLACIONES 8,5 9,2 8,7

1 Response

  1. cesar gianfrini dice:

    Bien la iniciativa de la Hoja. Acuerdo en general con los contenidos y el intento por simplificarlos lo más posible para la lectura de los trabajadores. Cualquier esfuerzo en esa dirección, siempre será poco. ¡ ADELANTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *